Una pareja fue rescatada del arroyo Talita, luego de haber sido arrastrada por la corriente tras intentar cruzar en moto

Una pareja de motonetistas circulaba por la ruta Jones hacia la ruta 31, cuando al llegar al cauce del arroyo Talita -que se encontraba bastante crecido por las intensas lluvias caídas en los últimos días-, se arrojaron al agua con intención de cruzar al otro lado, pero fueron arrastrados por la corriente.
Afortunadamente, el personal de la Seccional Sexta de la localidad de San Antonio se encontraba realizando una recorrida por la zona, y al llegar a las costas del arroyo divisaron al hombre y a la mujer en el agua, pidiendo ayuda a gritos.
Los policías lograron rescatar a las dos personas, trasladándolas inmediatamente a la policlínica de Laureles, donde se les prestó la asistencia médica de rigor.
Posteriormente, se ubicó la motocicleta Winner Strong 125, matrícula HKU 669, que se encontraba a pocos metros del lugar donde fue rescatada la pareja.
El incidente tuvo un final feliz, pero bien pudo haber terminado en tragedia.
DENUNCIA DE LESIONES PERSONALES
Un hombre aseveró a los funcionarios policiales de la Seccional Segunda que se encontraba en su domicilio, cuando un hombre mayor desconocido llegó “a molestarlo”, pidiéndole dinero.
Como el dueño de casa no accedió a contemplar la solicitud del visitante, éste “le aplicó un golpe de puño” en el rostro, para luego retirarse del lugar. El hecho es investigado por la sede policial citada.
DENUNCIA CONTRA HERMANA Y SOBRINA
Un hombre concurrió a la Unidad Especializada en Violencia Doméstica, para denunciar que su hermana y su sobrina comenzaron a insultarlo “con el más bajo vocabulario” y lo agredieron físicamente a él y a su hija menor de edad, debido a que ambos viven en el mismo domicilio que las denunciadas.
El denunciante decidió abandonar la vivienda que comparte con su hermana y sobrina, por lo que solicitó la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación de ambas hacia su persona, su hija y su nuevo domicilio. El hecho fue puesto en conocimiento del juez de Familia de tercer turno.
HOMBRE DENUNCIÓ A MERETRIZ POR HURTO
Un hombre expresó a las autoridades policiales que pagó a una dama por su servicio como “trabajadora sexual”, por lo que concurrió con la misma a un albergue transitorio. Una vez en el lugar, el sujeto dejó su billetera sobre una mesa, para luego proceder a usufructuar el servicio que había contratado.
Minutos más tarde, la meretriz se retiró del lugar, quedando el hombre en el interior de la habitación. Cuando el susodicho fue a buscar su billetera, la misma había desaparecido, por lo que decidió hacer la denuncia correspondiente en la Seccional Segunda. En el interior de la billetera había 2.600 pesos uruguayos y documentos personales de la víctima.