Unas 3.000 personas escapan al intenso calor disfrutando las piscinas barriales que este año no cobran por expedir carnet

Unas 3.000 personas hacen uso de las piscinas barriales que vienen siendo un centro de escape ante los intensos días de calor, no solo para los más pequeños sino también para los adultos.
Según informó a EL PUEBLO, el Director del área de Deportes de la Intendencia de Salto, Jorge Soto, son alrededor de 3.000 los socios de las piscinas barriales que disfrutan de las mismas y este número se vio incrementado estos últimos meses debido a que la expedición del carnet de socio no tiene ningún costo.
Esto significó que se viera incrementado el número de interesados en obtener el carnet y la dirección de deporte debió limitar el horario de atención para este fin de 10 a 12 y de 16 a 18 horas, “porque era impresionante y pasaba todo el día lleno el local de gente que quería hacerse socia a las piscinas”, comentó Soto.
Para obtener el carnet de socio y hacer uso de las piscinas, se debe concurrir a la Casa de los Deportes y los interesados deben presentar fotocopia color de la Cédula de Identidad y carnet de salud del adolescente o un certificado médico que lo habilite a realizar deportes acuáticos.
“Lo que hay que destacar es la desición del intendente de no cobrar esa pequeña tasa para hacerse socio de la piscina porque a una familia con 4 o 5 niños se le hacía pesado poder pagar los carnet de los niños”, agregó.
SE PIDE CONTROLAR LAS PERTENENCIAS
“Todo viene muy bien, no hemos tenido problemas mayores, lo único que se puede decir es que debido a la gran afluencia de público se pide a la población que esté atenta y controle sus pertenencias porque es muy difícil para los guardavidas controlar las piscinas y el perímetro”, comentó el jerarca.
Las piscinas están abiertas por lo general en un horario corrido, de 9 a 21 horas, con algunas salvedades. Son un total de siete piscinas que funcionan con este horario, la de barrio Salto Nuevo, Ceibal, Arralde, Saladero, Bo. Artigas, Cerro, Palomar y pueblo Valentín.
Por la mañana las piscinas reciben a los niños que concurren al programa Verano Educativo y diferentes ONG, por la tarde, a partir de las 16 horas comienzan las clases de natación para los más pequeños, y después con los adultos.
54 GUARDAVIDAS ENTRE PISCINAS Y PLAYAS
Para atender esta alta demanda, el Departamento de Deportes trabaja con un total de 54 guardavidas, de los cuales 8 desarrollan tareas en el Departamento de Turismo y el resto se desempeñan en las siete piscinas barriales, playa de Salto Chico, playa Las Cavas y Lago de Salto Grande.
El mantenimiento de las piscinas comienza a las 6 de la mañana hasta unos minutos antes de abrir, y luego continúa en la noche, una vez que se cierra.
Las piscinas más concurridas son las de barrio Saladero, Salto Nuevo y Palomar. En esta última, algunos vecinos se quejaron a este medio por lo descuidado del entorno y el pasto alto. Al ser consultado el Director de Deporte sobre este punto, señaló que el predio lindero a la piscina corresponde a la Comisión Vecinal, quien debe mantener el cuidado del predio y los parrilleros, porque no pertenecen a la Intendencia.
PLAYA DEL LAGO INHABILITADA POR COLIFORMES FECALES
En el día de ayer se inhabilitó la playa del Lago de Salto Grande debido a la presencia de coliformes fecales, mientras el resto de las playas se mantenían habilitadas.
Según informó Soto, se continuaría monitoreando la calidad del agua de las playas para informar cualquier variación. “No sabemos si es por la crecida muy rápida, pero es algo que se va a estar analizando. Después, otra cosa que se pide a la población es que respete la cartelería, sobre todo cuando hay carteles donde se aclara que no está permitido bañarse y muchas personas hacen caso omiso”, concluyó Soto.