Unesco pide a Italia que restrinja los grandes cruceros en Venecia y su laguna

En zonas ecológicas y culturales importantes

La UNESCO solicitó este lunes al Gobierno italiano que restrinja el acceso de los grandes cruceros en zonas ecológicas y culturales importantes, en concreto en Venecia y su laguna, tras el hundimiento del ‘Costa Concordia’ el 13 de enero en Italia.

La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), Irina Bokova, indicó en una carta al Ministerio italiano de Medio Ambiente que ese “trágico accidente refuerza la antigua preocupación sobre el riesgo que esas líneas suponen a enclaves inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad”.

En la misiva, en la que presenta sus condolencias por el accidente del crucero en el que al menos 15 personas han muerto y una veintena siguen desaparecidas, la Unesco urge a las autoridades italianas a que desarrollen “rápidamente” un plan para desarrollar alternativas al tráfico marítimo en la zona de Venecia. “El tráfico de cruceros es particularmente dañino debido a la frágil estructura de la ciudad. Los barcos provocan mareas que erosionan los cimientos de los edificios, contaminan y afectan la visión de la ciudad al ‘empequeñecer’ los monumentos en el centro” de la urbe, concluye la nota.

El ‘Costa Concordia’ naufragó frente a la isla de Giglio, que forma parte de un parque natural marino considerado uno de los ecosistemas más importantes del Mediterráneo, y, aunque está parcialmente hundido, los servicios de seguridad italianos descartan que se deslice hacia una sima de más de 90 metros de profundidad, lo que haría prever un desastre ecológico seguro.