Unos 300 procedimientos mensuales realiza la Aduana en Salto para confiscar contrabando, la mayoría en el puente

Unos 300 procedimientos mensuales realiza la Aduana en Salto para confiscar contrabando, la mayoría en el puente
Cerca de 300 procedimientos por día entre incautaciones de mercaderías, revisiones de vehículos y de bultos sospechosos e inspecciones en distintos comercios, viene llevando a cabo la administración local de Aduanas junto a los efectivos del organismo, comprendidos en la Sede Regional de Vigilancia del Noroeste, que tiene sede física en Salto pero jurisdicción en cuatro receptorías, como ser la local, la de Paysandú, la de Artigas y la de Bella Unión.
Justamente en las últimas horas, los funcionarios comprendidos en esa área de trabajo y los funcionarios de la administración local, llevaron a cabo diversos procedimientos en distintos puntos del departamento, donde procedieron a sendas incautaciones de mercaderías presuntamente ingresadas de forma ilegal al país.
Asimismo, fuentes de la Aduana informaron a EL PUEBLO que los funcionarios que trabajan específicamente en esa área de ejecución de la tarea aduanera con confiscaciones de mercaderías, también suplantan a los funcionarios que realizan controles en el puente de Salto Grande, con la finalidad de evitar el efecto desgaste de parte de los funcionarios que desde hace algunos años, son los mismos que están apostados en el lugar, ya que además la situación se “presta” para la “confianza desmedida” que pueda haber entre los que hacen su tarea y a quienes deben inspeccionar.
No obstante, indicaron que los procedimientos que se realizan en el puente de Salto Grande son entre 8 y 10 por día, ya que pese a que la medida del “cero kilo” está vigente y en conocimiento de la población desde abril del 2013, la población sigue yendo hacia Concordia e intentando ingresar con algunos objetos de la canasta familiar, como productos alimenticios o artículos de higiene personal, que pueden conseguirse a mejor precio en los comercios de la vecina orilla, por la diferencia del tipo de cambio que sigue siendo favorable a nuestro país.
En ese aspecto, los informantes relataron que los procedimientos se siguen llevando a cabo en el puente de Salto Grande por este tema, aunque con el paso del tiempo y el costo de vida, la población intenta poder evitarla.
Más allá de su punto de vista, se trata de una resolución que “debemos cumplir a rajatable, mientras la misma esté vigente porque es nuestro deber como funcionarios”, indicaron a este diario las fuentes aduaneras.
EN EL INTERIOR
Asimismo, consignaron que los funcionarios abocados a la Sede Regional de Vigilancia Noroeste, con sede física en Salto, vienen llevando a cabo trabajos de inteligencia en el interior de los departamentos de Salto y Artigas, con la intención de lograr reunir información que les permita actuar posteriormente en procura de la obtención de resultados positivos.
Además, se trata de los mismos funcionarios que vienen llevando a cabo las tareas de vigilancia en las rutas nacionales que cruzan por el departamento, con la finalidad de evitar el ingreso de mercadería por las vías que llegan desde el norte del país.
“Fueron los mismos funcionarios que están capacitados por la Policía para el uso de armas por lo vital de su tarea. Ellos no están supeditados a las administraciones donde tienen jurisdicción, sino que tienen orden de actuar y de cumplir con las medidas que entiendan necesarias para cumplir con los procedimientos en base a las órdenes que les fueron impartidas desde la dirección nacional (de Aduanas)”, admitieron las fuentes.
En promedio, junto con la administración local de aduanas, estos funcionarios vienen cumpliendo unos 300 procedimientos por mes para la detección de contrabando, registrándose en ese aspecto, un incremento con respecto al último año. “La idea es lograr captar no solo a quienes practican la modalidad de contrabando, que es un delito, sino también controlar a quienes abastecen a los comercios que venden mercadería de este tipo”, dijeron los informantes.
CAMBIOS
En otro orden y según pudo saber EL PUEBLO por fuentes extraoficiales, el próximo lunes 1º de diciembre, ya con un nuevo presidente electo de la República, aunque ambos candidatos han definido que plantearán “cambios en la política aduanera a partir del 1º de marzo del 2015”, pero ese día, el lunes próximo, se instrumentarán cambios en el 80 por ciento de las jefaturas departamentales y locales de Aduanas.
Entre las mismas, se desconoce si también se realizarán cambios en la receptoría de Salto, ya que según pudo saber este diario, el jerarca local no fue informado de la situación. Pero las fuentes señalaron que los cambios se producirían en las jefaturas de las zonas aledañas, como Paysandú, Artigas y Bella Unión. “Al menos es lo que está previsto”, consignaron los informantes a EL PUEBLO.

Cerca de 300 procedimientos por día entre incautaciones de mercaderías, revisiones de vehículos y de bultos sospechosos e inspecciones en distintos comercios, viene llevando a cabo la administración local de Aduanas junto a los efectivos del organismo, comprendidos en la Sede Regional de Vigilancia del Noroeste, que tiene sede física en Salto pero jurisdicción en cuatro receptorías, como ser la local, la de Paysandú, la de Artigas y la de Bella Unión.

Justamente en las últimas horas, los funcionarios comprendidos en esa área de trabajo y los funcionarios de la administración local, llevaron a cabo diversos procedimientos en distintos puntos del departamento, donde procedieron a sendas incautaciones de mercaderías presuntamente ingresadas de forma ilegal al país.

Asimismo, fuentes de la Aduana informaron a EL PUEBLO que los funcionarios que trabajan específicamente en esa área de ejecución de la tarea aduanera con confiscaciones de mercaderías, también suplantan a los funcionarios que realizan controles en el puente de Salto Grande, con la finalidad de evitar el efecto desgaste de parte de los funcionarios que desde hace algunos años, son los mismos que están apostados en el lugar, ya que además la situación se “presta” para la “confianza desmedida” que pueda haber entre los que hacen su tarea y a quienes deben inspeccionar.

No obstante, indicaron que los procedimientos que se realizan en el puente de Salto Grande son entre 8 y 10 por día, ya que pese a que la medida del “cero kilo” está vigente y en conocimiento de la población desde abril del 2013, la población sigue yendo hacia Concordia e intentando ingresar con algunos objetos de la canasta familiar, como productos alimenticios o artículos de higiene personal, que pueden conseguirse a mejor precio en los comercios de la vecina orilla, por la diferencia del tipo de cambio que sigue siendo favorable a nuestro país.

En ese aspecto, los informantes relataron que los procedimientos se siguen llevando a cabo en el puente de Salto Grande por este tema, aunque con el paso del tiempo y el costo de vida, la población intenta poder evitarla.

Más allá de su punto de vista, se trata de una resolución que “debemos cumplir a rajatable, mientras la misma esté vigente porque es nuestro deber como funcionarios”, indicaron a este diario las fuentes aduaneras.

EN EL INTERIOR

Asimismo, consignaron que los funcionarios abocados a la Sede Regional de Vigilancia Noroeste, con sede física en Salto, vienen llevando a cabo trabajos de inteligencia en el interior de los departamentos de Salto y Artigas, con la intención de lograr reunir información que les permita actuar posteriormente en procura de la obtención de resultados positivos.

Además, se trata de los mismos funcionarios que vienen llevando a cabo las tareas de vigilancia en las rutas nacionales que cruzan por el departamento, con la finalidad de evitar el ingreso de mercadería por las vías que llegan desde el norte del país.

“Fueron los mismos funcionarios que están capacitados por la Policía para el uso de armas por lo vital de su tarea. Ellos no están supeditados a las administraciones donde tienen jurisdicción, sino que tienen orden de actuar y de cumplir con las medidas que entiendan necesarias para cumplir con los procedimientos en base a las órdenes que les fueron impartidas desde la dirección nacional (de Aduanas)”, admitieron las fuentes.

En promedio, junto con la administración local de aduanas, estos funcionarios vienen cumpliendo unos 300 procedimientos por mes para la detección de contrabando, registrándose en ese aspecto, un incremento con respecto al último año. “La idea es lograr captar no solo a quienes practican la modalidad de contrabando, que es un delito, sino también controlar a quienes abastecen a los comercios que venden mercadería de este tipo”, dijeron los informantes.

CAMBIOS

En otro orden y según pudo saber EL PUEBLO por fuentes extraoficiales, el próximo lunes 1º de diciembre, ya con un nuevo presidente electo de la República, aunque ambos candidatos han definido que plantearán “cambios en la política aduanera a partir del 1º de marzo del 2015”, pero ese día, el lunes próximo, se instrumentarán cambios en el 80 por ciento de las jefaturas departamentales y locales de Aduanas.

Entre las mismas, se desconoce si también se realizarán cambios en la receptoría de Salto, ya que según pudo saber este diario, el jerarca local no fue informado de la situación. Pero las fuentes señalaron que los cambios se producirían en las jefaturas de las zonas aledañas, como Paysandú, Artigas y Bella Unión. “Al menos es lo que está previsto”, consignaron los informantes a EL PUEBLO.