“Uruguay debe tener cuidado porque empieza a cerrarse el libre comercio abierto en estas últimas décadas”, expresó

En diálogo con EL PUEBLO desde Estados Unidos, Nicolás Albertoni se refirió a las primeras medidas del presidente Donald Trump.

Para el analista internacional y experto en política exterior, el salteño Nicolás Albertoni, el “proteccionismo comercial” planteado por el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “es un espiral negativo que no tiene fin”.

Y en ese sentido, Albertoni considera que “es por eso que Uruguay debe tener cuidado porque se empiezan a cerrar las puertas que el libre comercio había abierto en estas últimas décadas”, lo que podría implicar un fuerte mensaje a los exportadores de productos citrícolas que Uruguay había logrado colocar en la primera economía del mundo, tras décadas de haberlo intentado.
Si bien nada de esto está definido aún, los primeros anuncios del novel presidente de la superpotencia mundial desencadenan un escenario de incertidumbre sobre los avances que principalmente nuestro país y el mercado citrícola local habían alcanzado durante la presidencia de Barack Obama.
Pero nada de esto está resuelto y si bien el mandatario norteamericano mantiene inversiones inmobiliarias en Uruguay, como el caso de la Torre Trump que se construye en Punta del Este y que es hasta ahora su única inversión inmobiliaria en Sudamérica, eso puede ser tomado como una señal de confianza hacia el país, empero la política de cerrar fronteras y su decisión sobre las cuestiones migratorias generan dudas sobre todo lo demás.
Por esa razón, EL PUEBLO consultó a Nicolás Albertoni, analista internacional, licenciado en Negocios Internacionales con un postgrado en la Universidad de Georgetown de Washington D.C., y actualmente realiza su doctorado en University of Southern California en Los Ángeles, Estados Unidos.

INIMAGINABLE
Al referirse sobre el presidente de los Estados Unidos, Nicolás Albertoni dijo que “Trump está realmente dando pasos que pocos imaginaban (que) los daría de forma tan rápida y abrupta en sus primeros días (de gobierno) y de forma ejecutiva”.
El analista cree que “sin dudas el comercio y la migración parecen (ser) los dos temas internacionales que agarró como bandera. Y si uno presta atención, son los dos conectados a su discurso de campaña nacionalista: ambos puntos él los conecta con la pérdida de trabajo en Estados Unidos y la inseguridad en muchas zonas del país”.
Pero dijo que “en su relación directa de las cosas debe darse cuenta que hay elementos anexos en sus decisiones (como) por ejemplo si el quiere subir los aranceles para (los) productos extranjeros, el principal perjudicado será el consumidor estadounidense (y) a su vez pocos países se quedarán de brazos cruzados si Estados Unidos sube sus aranceles. Y también pueden hacer lo mismo para los productos de EEUU es por eso que el proteccionismo comercial es un espiral negativo que no tiene fin”.
Y en ese caso manifestó que por eso es que Uruguay “debe tener cuidado porque se empiezan a cerrar las puertas que el libre comercio había abierto en estas últimas décadas”.

“EL PROTECCIONISMO COMERCIAL ES UN ESPIRAL NEGATIVO QUE NO TIENE FIN”, EXPRESA ALBERTONI
Pero además, el analista internacional cree que “mucho se equivocan quienes ven en Trump ‘el empresario que promete y hace’ cosa que ‘los políticos no’. Esto puede generar una difusión conceptual que no es buena. Una cosa es el empresario y otra es el estilo”.
Señaló que Trump “está dejando de lado los valores históricos de este país, como por ejemplo no permitir a un periodista preguntar, hablar mal de cualquier país por que sí…etc.
Esto lo digo porque si cruzamos el concepto empresario y Trump estamos distorsionando el mensaje”.
Y aclaró “¿qué quiero decir con esto? Que si bien en muchas partes del mundo la política necesita renovaciones, no hay que ser facilistas y hacer comparaciones directas, como se quiere hacer con Macri por ejemplo”.
Afirmando que “el foco de todas estas manifestaciones populares que se dieron en las calles de los Estados Unidos no son contra los republicanos, sino contra Donald Trump y su discurso discriminador en todo sentido. Su persona es la que genera un inmenso rechazo de las masas populares de este país”.

Y NOVICK
Con respecto al líder y fundador del Partido de la Gente, el empresario Edgardo Novick, un outsider de la política devenido en candidato por fuera de los partidos políticos con representación parlamentaria, Nicolás Albertoni también dio su opinión.
“Ojo que no quiero decir que el caso de Novick es positivo ni mucho menos. Incluso creo que comete el error de presentarse como una persona apartidaria o no-ideológica. Lo que digo es que la necesidad de gestión en la política no debe confundirse con lo que está haciendo Donald Trump, porque no es ese el ejemplo más correcto”, aclaró.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...