Uruguay expresa «total repudio al aberrante crimen de odio» en Nueva Zelanda

Montevideo, 15 mar (EFE).- Uruguay expresó este viernes su «total repudio al aberrante crimen de odio» en Nueva Zelanda donde ataques a dos mezquitas causaron la muerte de al menos 49 personas e hirieron a otras 48.
A través de un comunicado de la Cancillería, el Gobierno uruguayo describió el atentado ocurrido en la ciudad neozelandesa de Christchurch como «racista y xenófobo».
«Es grave y preocupante el resurgimiento de manifestaciones violentas de racismo, discriminación racial, xenofobia, religión o creencias y otras formas conexas de intolerancia provocadas por ideologías científicamente falsas, moralmente condenables, socialmente injustas y peligrosas, como la supremacía blanca», sostiene el escrito.
Además, el comunicado asegura que Uruguay «continuará desplegando todos sus esfuerzos» para combatir el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y «toda forma conexa de intolerancia» para continuar contribuyendo «en la construcción de sociedades abiertas, tolerantes, respetuosas y justas».
«El Gobierno del Uruguay hace llegar sus más sinceras condolencias a los familiares y allegados de las víctimas, así como al gobierno y al pueblo de Nueva Zelanda», concluye el texto.
Los ataques, en los que al menos 49 personas murieron asesinadas y otras 48 resultaron heridas, ocurrieron cuando centenares de musulmanes participaban en la oración de los viernes en las dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur de Nueva Zelanda.
En los ataques, que se produjeron a plena luz del día y en momentos en que cientos de musulmanes realizaban la oración de los viernes, murieron 41 personas en la mezquita de Al Noor, muy cerca del Jardín Botánico de la ciudad, y otras 7 en la mezquita de Linwood, a unos 6,5 kilómetros al este de la primera.
Otra persona murió después en un hospital de la ciudad donde se atiende a unas 48 personas heridas de bala, entre ellos niños.
El ataque de Al Noor fue transmitido en vídeo durante 17 minutos por el atacante, cuya identidad no ha sido confirmada por las autoridades, y en las imágenes se ve cómo el individuo recorre las habitaciones de la mezquita y dispara a bocajarro con armas semiautomáticas contra personas indefensas.
En las redes sociales también circula un manifiesto de los asaltantes que incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes.
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern dijo que el acto solo podía ser descrito como un ataque terrorista al que calificó como de «extrema ideología y extrema violencia».
Las autoridades neozelandesas consideraron que los tiroteos responden a un ataque terrorista y elevaron la alerta en el país a su máximo nivel.
EFE