Uruguay pide «prudencia» para que no crezca la tensión en Oriente Medio

Montevideo, 8 ene. (EFE).- El Gobierno de Uruguay pidió este miércoles «prudencia» y «responsabilidad» a los actores involucrados en la situación que vive Oriente Medio después de que Irán atacara esta madrugada dos bases militares con tropas estadounidenses en Irak.
«Uruguay hace un urgente llamado a todos los actores involucrados para que actúen con responsabilidad y prudencia, evitando cualquier acción que pueda significar un aumento de la tensión en Medio Oriente o un riesgo para la paz y la seguridad mundial», afirmó la Cancillería en un comunicado.
El Ministerio de Relaciones Exteriores también alertó de que los recientes acontecimientos acaecidos en la región debilitan «aún más el frágil equilibrio» de la misma y, además, «representan un grave riesgo para la paz y la seguridad internacionales».Brasil: "Se acabó el Mercosur proteccionista e ineficaz"
Por ello, el Ejecutivo uruguayo aseguró que «sigue con preocupación» la escalada de tensión en la zona.
En el comunicado, Uruguay apostó por «el diálogo y el respeto al derecho internacional» para resolver las diferencias entre las naciones y, añadió, que «la violencia nunca puede ser un recurso para dirimir los conflictos entre las mismas».
Irán atacó con misiles esta madrugada dos bases militares en Irak utilizadas por Estados Unidos y otras fuerzas internacionales en respuesta al asesinato con un dron estadounidense en Bagdad del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Al Quds, unidad de élite de la Guardia Revolucionaria iraní.
Este ataque supone un «primer paso» de una «dura venganza», advirtió este miércoles Irán, que también llamó a Estados Unidos a retirar sus soldados de la región «para evitar más daños y para no poner en peligro la vida de los militares».
Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció nuevas y «poderosas» sanciones económicas contra Irán hasta que este «cambie su comportamiento».
Otros mandatarios internacionales como el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, o su homólogo ruso, Vladímir Putin, se mostraron «profundamente preocupados» por la escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán, mientras que Pakistán ya se ofreció a mediar en esta crisis.