Uruguay resalta importancia del ferrocarril central así “se instale UPM o no”

Montevideo, 18 feb (EFE).- El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, resaltó este lunes la importancia del ferrocarril central, que unirá Montevideo con Paso de los Toros, en el departamento de Tacuarembó (norte), independientemente de que la papelera finlandesa UPM instale su segunda planta de pasta de celulosa en el país.
La concreción de este proyecto, sin embargo, es uno de los requisitos que UPM puso al Gobierno uruguayo para la instalación de su nueva planta en el país, que se prevé se construirá en Centenario, en el departamento de Durazno, al centro del país y próximo a Paso de los Toros.
“El Ferrocarril Central se construirá porque Uruguay lo necesita (…). Es importante para trasladar la producción de la zona centro y norte del país y preservar las rutas”, aseguró el mandatario a la prensa en el marco del Consejo de Ministros que se celebró en Durazno.
En ese sentido, Vázquez remarcó que la concreción del proyecto ferrovial “es importante para la producción” de esas zonas del país “para sacar ganado, para sacar granos y para preservar las carreteras” y que si se instala UPM y lo quiere utilizar “comprará los servicios”.
Según Vázquez, la obra -de 1.000 millones de dólares- que llevará a cabo el Grupo Vía Central, integrado por las uruguayas Saceem y Berkel, por la española Sacyr, y por la Francesa NGE, y ganador de la licitación realizada por el Ministerio de Transporte, tiene su inicio previsto para el mes de abril, cuando se concluya el cierre financiero de la operación.
“Ya está aprobada la licitación, ratificada por unanimidad en el Tribunal de Cuentas (…) La empresa constructora ya está haciendo los acopios necesarios para comenzar la obra cuando esté el mencionado cierre financiero”, detalló.
De acuerdo con el mandatario, como el proyecto se lleva a cabo por el mecanismo de participación público-privada “necesita determinadas garantías”.
Para este ferrocarril, la garantía la ofrece el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) junto a otras instituciones financieras, entre ellas un banco japonés.
“Yo ya hablé dos veces hace una semana con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y me estaba diciendo que el cierre financiero de esta operación lo termina ahora en marzo el BID y que en abril ya estará pronto y ya se podrá empezar a construir”, subrayó Vázquez.
Respecto la llegada de la nueva planta de UPM, Vázquez explicó que las tratativas que se están llevando a cabo y los trabajos en conjunto “van muy bien encaminados”.
“Estamos en la última etapa para la concreción de la definición de si se va a invertir o no”, afirmó.
Para Vázquez, Uruguay tiene “una muy buena experiencia” en ese tipo de actividad y dijo que desde su punto de vista, “se va a invertir”.
Sobre los riesgos operativos y ambientales de la implantación de papeleras en el país, el presidente uruguayo sostuvo que “hubo muchas alarmas previamente, pero pasaron 12 años (desde la instalación de la primera planta) y no ha sucedido nada”.
“Se decía que nacerían niños con dos cabezas, habría aumento del número de cáncer o leucemia, pero pasaron 12 años y no sucedió nada de eso (…). Se superaron los temores y no hubo ningún impacto negativo (…). No es UPM la que más contamina el río Uruguay”, sentenció.
“Con la tecnología que existe a nivel internacional, estamos seguros de que se atenderán correctamente los impactos ambientales”, concluyó. EFE