Varias localidades del interior se encuentran aisladas con pasos cortados como consecuencia de las intensas lluvias

Varias localidades del interior se encuentran aisladas con pasos cortados como consecuencia de las intensas lluvias

Se podría decir que todo el Sureste y Noreste del departamento de Salto se encuentra aislado” como consecuencia de los pasos cortados tras las intensas lluvias que se produjeron en estos días, dijo a EL PUEBLO, el Director de Descentralización de la Intendencia de Salto, Sergio García Da Rosa, quien a pesar de encontrarse de licencia dialogó amablemente con este medio para informar sobre la situación en que se encuentra el interior del departamento.
“Está aislado Campo de Todos por el Paso de la Cadena, está aislado Laureles porque Laureles está muy desbordado, en Vera también hay algunos pasos cortados, también está cortada la zona de Mataojo porque el Paso Muñoz no da paso y la Cañada Muguerza y Paso Valega tampoco dan paso. Los de Pueblo Fernández pueden salir por Masoller para no quedar aislados, pero para el lado de Sarandí de Arapey, también está cortado porque Mataperros está cortando, Sopas está cortando. En esa parte del interior del departamento es donde se registran la mayor cantidad de pasos cortados. Puntas de Valentín también está aislado porque el puente se vio sobrepasado por el agua y ahí también cortó. De esta forma esa parte del basalto lo sobrepasó el agua y la zona está complicada y si no para de llover, permanecerán así”, informó García Da Rosa en la tarde de ayer.
Si bien algunos de estos pasos tienen un rápido escurrimiento y se evacúan rápidamente lo que hace que el asilamiento permanece por pocas horas, en otros casos la creciente es mayor y el corte se da por más tiempo. Después, hay lugares donde para poder salir se debe dar otra vuelta mayor por lugares más alejados para no permanecer aislados.
En los casos de pequeñas localidades de entre 20 o 30 casas que a veces permanecen aislados sus pobladores están acostumbrados a sobrellevar este tipo de situaciones y generalmente cuentan con provisiones para pasar esta situación.
De todas maneras, García Da Rosa, manifestó que el CECOED (Centro Coordinador de Emergencia Departamental) toma los recaudos que debe tomar en estos casos como sucedió en anteriores inundaciones, como en el año 2016 donde se debió asistir con provisiones a algunas familias que habían permanecido aisladas. De esta forma, señaló que por el momento no se ha tenido que llegar a esta situación tan extrema.
SE EXHORTA A NO CRUZAR LOS PASOS CORTADOS
García Da Rosa, hizo hincapié pidiendo a la población que no se lance a cruzar un paso que está anegado por el agua “porque nunca se sabe en qué situación puede estar” eso podría generar riesgos para las personas. En ese sentido, exhortó a no intentar cruzar los pasos cortados tanto a pié, a caballo, como en vehículos.
Si bien hasta el momento no se han registrado accidentes de este tipo en el interior del departamento, llamó a estar alertas y a evitar riesgos e imprevistos.
“En los pasos cortados se puede arrancar una loza por la corriente, se puede formar un pozo que con el agua no se ve y eso es un riesgo. Cuando el arroyo está en su nivel se cruza bien pero cuando se cortan se vuelven peligrosos y por eso no se recomienda a la gente que se largue por esos lugares. Aunque por suerte no hemos registrado ningún episodio que lamentar”, comentó García Da Rosa.
PLANTACIONES ANEGADAS DE AGUA
En cuanto a las plantaciones, el encargado del área de descentralización reconoció que pueden generarse dificultades en algunas áreas, como es el caso del arroz y otros cultivos de campo.
El arroz por ejemplo, en esta época del año necesita agua debajo y mucho sol arriba, por lo cual esta situación de tantos días nublados y de mucha lluvia podría perjudicar de alguna manera este tipo de plantaciones.
Los cultivos de verano se ven perjudicados cuando hay mucha agua sobre todo en suelos muy profundos de tierras negras y sin drenaje como sucede en toda la zona de Constitución y sus alrededores. De esta forma, cultivos como el choclo serían por ejemplo de los más afectados.
Los cultivos bajo invernáculos no se verían tan perjudicados porque en estos momentos se están limpiando los suelos para empezar a plantar a partir de febrero, más allá de la solarización que se pretende que se de en verano buscando que la tierra tome mucho sol.