Varios proyectos en Ruralidad y Primera Infancia ejecuta la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales

Durante el balance realizado por la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales  el pasado jueves 12 de diciembre, EL PUEBLO pudo dialogar con la Ing. Agr. y Psicóloga Social Ethel David de Lima representante de una de las instituciones que conforma la submesa de ruralidad, y que fuera justamente una de las que mejor funcionó y cumplió mayormente sus objetivos durante este año que culmina.
A través de la relación con las mesas de desarrollo rural del MGAP (Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca), se pueden conocer las necesidades e inquietudes en cuanto a vivienda, salud, trabajo y demás carencias de la población de la zona rural.
Entre los mayores reclamos se destacó la necesidad de un ciclo básico rural, porque “más allá de la ruta Nº 4 los jóvenes quieren seguir estudiando y no tienen la posibilidad” dijo.
Una de las posibles soluciones partió de la Mesa de Desarrollo Rural que se llevó a cabo en Carumbé, donde los productores de la zona se expidieron por la existencia de un ciclo básico rural en la zona de Pepe Núñez y Quintana, porque en Rincón de Valentín y Lavalleja hay secundaria, pero más al este no hay ninguna propuesta, y ese es uno de sus firmes objetivos afirmó la representante del MGAP.
Durante este año lograron aplicar el Plan Rumbos en las localidades de Guaviyú de Arapey y Pueblo Fernández, dedicado a la población mayor de  18 o 20 años que no pudo finalizar sus estudios de ciclo básico.
En el área de vivienda, hay una gran dificultad para acceder a materiales de construcción, sobre todo en las zonas más alejadas, lo que encarece enormemente los costos, sobre todo para aquella población dependiente o que son zafrales.
Por tal motivo, se está buscando coordinar con varias instituciones la posibilidad de llevar materiales de construccion a las zonas alejadas de la ciudad para que se puedan realizar refacciones en sus viviendas.
También informó que se está trabajando en la electrificación rural, con más de 200 productores rurales de la zona de Mataojo y sus alrededores con un proyecto en este sentido.
UN TRABAJO CON
350 FAMILIAS
Por su parte, Alicia Barcos, en representación de Uruguay Crece Contigo que depende de OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto) , afirmó que esta mesa busca lograr acuerdos interinstitucionales para aplicar las propuestas macro que derivan del gobierno nacional, así como de propuestas propias de la zona que permitan una mejor implementación.
En este sentido informó que trabajan en coordinación con varias instituciones como Aldeas Infantiles SOS, INAU (Instituto del Niño y Adolescente del Urguay) entre otras, dedicándose sobre todo a las familias con mayor vulnerabilidad social.
Sobre este aspecto afirmó que están trabajando con 350 familias de la zona urbana y rural, desde barrios del sur de la ciudad como Horacio Quiroga, Don Atilio, Minervine, en la zona de extremo este desde el Obelisco hasta Andresito, en Ceibal Sur, en la zona norte de la ciudad en barrios como La Humedad y zonas aledañas  y un grupo específico que trabaja en al zona rural.
Allí trabajan técnicos del área social y la salud, trabajando directamente con las familias, a través de derivaciones del ámbito de la salud y centros CAIF, así como detecciones puntuales de los profesionales en cada barrio.
En estas zonas las mayores dificultades tienen que ver con la salud y la educación.
SOLICITUD DE TRES
NUEVOS CAIF
Como forma de fortalecer la familia y la primera infancia, el Director Departamental del INAU Rodrigo Broll, comentó que una de las mayores demandas es la apertura de tres CAIF, en Barrio La Humedad, Ceibal Sur y Barrio La Tablada, señalando que es todo un proceso que hay que cumplir antes de determinar un CAIF.
El Director de INAU, informó que ante la evaluación que viene realizando la mesa y los pedidos concretos,  se presentó en los últimos días una solicitud de creación de un nuevo Centro CAIF en la zona norte de la ciudad, donde hay una real necesidad. Posteriormente, INAU hará un llamado para que una ONG lo administre, y se determinará cuál cumple con las condiciones requeridas para atender a los niños.
En este sentido dijo que un CAIF no es una guardería, sino que debe recoger todo un trabajo con el niño y su familia con técnicos especializados.

Durante el balance realizado por la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales  el pasado jueves 12 de diciembre, EL PUEBLO pudo dialogar con la Ing. Agr. y Psicóloga Social Ethel David de Lima representante de una de las instituciones que conforma la submesa de ruralidad, y que fuera justamente una de las que mejor funcionó y cumplió mayormente sus objetivos durante este año que culmina.

A través de la relación con las mesas de desarrollo rural del MGAP (Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca), se pueden conocer las necesidades e inquietudes en cuanto a vivienda, salud, trabajo y demás carencias de la población de la zona rural.

Entre los mayores reclamos se destacó la necesidad de un ciclo básico rural, porque “más allá de la ruta Nº 4 los jóvenes quieren seguir estudiando y no tienen la posibilidad” dijo.

Una de las posibles soluciones partió de la Mesa de Desarrollo Rural que se llevó a cabo en Carumbé, donde los productores de la zona se expidieron por la existencia de un ciclo básico rural en la zona de Pepe Núñez y Quintana, porque en Rincón de Valentín y Lavalleja hay secundaria, pero más al este no hay ninguna propuesta, y ese es uno de sus firmes objetivos afirmó la representante del MGAP.

Durante este año lograron aplicar el Plan Rumbos en las localidades de Guaviyú de Arapey y Pueblo Fernández, dedicado a la población mayor de  18 o 20 años que no pudo finalizar sus estudios de ciclo básico.

En el área de vivienda, hay una gran dificultad para acceder a materiales de construcción, sobre todo en las zonas más alejadas, lo que encarece enormemente los costos, sobre todo para aquella población dependiente o que son zafrales.

Por tal motivo, se está buscando coordinar con varias instituciones la posibilidad de llevar materiales de construccion a las zonas alejadas de la ciudad para que se puedan realizar refacciones en sus viviendas.

También informó que se está trabajando en la electrificación rural, con más de 200 productores rurales de la zona de Mataojo y sus alrededores con un proyecto en este sentido.

UN TRABAJO CON 350 FAMILIAS

Por su parte, Alicia Barcos, en representación de Uruguay Crece Contigo que depende de OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto) , afirmó que esta mesa busca lograr acuerdos interinstitucionales para aplicar las propuestas macro que derivan del gobierno nacional, así como de propuestas propias de la zona que permitan una mejor implementación.

En este sentido informó que trabajan en coordinación con varias instituciones como Aldeas Infantiles SOS, INAU (Instituto del Niño y Adolescente del Urguay) entre otras, dedicándose sobre todo a las familias con mayor vulnerabilidad social.

Sobre este aspecto afirmó que están trabajando con 350 familias de la zona urbana y rural, desde barrios del sur de la ciudad como Horacio Quiroga, Don Atilio, Minervine, en la zona de extremo este desde el Obelisco hasta Andresito, en Ceibal Sur, en la zona norte de la ciudad en barrios como La Humedad y zonas aledañas  y un grupo específico que trabaja en al zona rural.

Allí trabajan técnicos del área social y la salud, trabajando directamente con las familias, a través de derivaciones del ámbito de la salud y centros CAIF, así como detecciones puntuales de los profesionales en cada barrio.

En estas zonas las mayores dificultades tienen que ver con la salud y la educación.

SOLICITUD DE TRES NUEVOS CAIF

Como forma de fortalecer la familia y la primera infancia, el Director Departamental del INAU Rodrigo Broll, comentó que una de las mayores demandas es la apertura de tres CAIF, en Barrio La Humedad, Ceibal Sur y Barrio La Tablada, señalando que es todo un proceso que hay que cumplir antes de determinar un CAIF.

El Director de INAU, informó que ante la evaluación que viene realizando la mesa y los pedidos concretos,  se presentó en los últimos días una solicitud de creación de un nuevo Centro CAIF en la zona norte de la ciudad, donde hay una real necesidad. Posteriormente, INAU hará un llamado para que una ONG lo administre, y se determinará cuál cumple con las condiciones requeridas para atender a los niños.

En este sentido dijo que un CAIF no es una guardería, sino que debe recoger todo un trabajo con el niño y su familia con técnicos especializados.