Vecinos de Arenitas Blancas plantean el aislamiento a que se hallan sometidos debido al anegamiento de los accesos al lugar

Vecinos de Arenitas Blancas plantean el aislamiento a que se hallan sometidos debido al anegamiento de los accesos al lugar

Vecinos de Arenitas Blancas remitieron un correo a EL PUEBLO, en el que plantean las dificultades que tienen actualmente para acceder al lugar, debido a que los tres accesos se hallan anegados.
El descontento general es porque no tenemos otra salida que no sea el “Sube y Baja” o el (camino al) “Aeropuerto” cada vez que hay inundaciones, si bien ayer pasaron una máquina por la calle del aeropuerto (desconozco si fue la Intendencia o la firma Bisio que la envió son soluciones para el momento que no duran más de dos lluvias, sumado al estado en situación de “emergencia” de nuestras calles.
El malestar responde a que rompemos autos y motos por el desastre generalizado de las calles internas de Arenitas, los vecinos creemos que nos cobran impuestos como zona urbana y no nos dan servicios acorde a los impuestos, más bien parecemos una zona sub-urbana de las cuales nunca se ocupan.
La gran mayoría de los vecinos tenemos que afrontar gastos extras en reparaciones en los vehículos que son debido al mal estado de las calles.
El otro gran riesgo es que quedamos aislados, no pudiendo concurrir a nuestros lugares de trabajo, el martes no podíamos salir porque se anegó el “sube y baja” y la calle del aeropuerto estaba cortada por las “enchorradas”, los que tienen motos o autos bajos no pueden cruzar.
Por otra parte, la inseguridad aumenta en estos casos, ayer Alejandro, un vecino corrió a unos ladrones en la camioneta hasta el barrio Quiroga, porque le habían robado por tercera vez la garrafa de gas, como están las calles no podés perseguir a nadie y ellos (los ladrones) lo saben, estamos alejados, tenemos dos accesos al barrio, y por cualquiera de ellos tenés que andar a paso de hombre.
Entendemos la situación general, pero nuestro barrio tiene tres accesos, uno se anula por la crecida del río Uruguay, (Costanera Sur), el otro acceso el “Sube y Baja” se anega por la misma crecida no permitiendo el paso, y el acceso por el aeropuerto cuando llueve genera “enchorradas” que tampoco permiten el paso, ergo no podemos salir.
La gestión anterior nunca nos dio una solución, esto es herencia, pero necesitamos una solución, o que arreglen bien el acceso por el aeropuerto o que en el sube y baja se construyan puentes sobre los arroyos que al desbordarse no permiten el paso, sostienen en su misiva.