Vecinos de La Reductora y Luján reclaman atención de la Intendencia

Vecinos de barrios La Reductora y Luján, ubicados en las intersecciones de Avenida Reyles, entre calle Rivera y la rotonda de Las Cuatro Bocas, han planteado ante la Intendencia las difíciles condiciones que afrontan debido al mal estado de las calles del lugar.
Sostienen que “varias fueron las veces que pedimos audiencia y solo en una oportunidad el Sr. Intendente nos concedió un minuto, solo un minuto, lo que por supuesto no aceptamos, ¿que se puede plantear en un minuto? ¿Qué se puede prometer en un minuto? El problema que tenemos en ambos barrios son las calles que están intransitables, ya no se puede recibir el ingreso de vehículos de reparto, taxis y mucho menos aún algo tan esencial como las ambulancias, teniendo en cuenta que en estos barrios alejados de los centros de atención y con familias que carecen de un medio de transporte el ingreso de las mismas se hace prioritario.
En un año diez fueron las notas solicitando audiencia al Intendente, hace cuatro meses la empresa Alvarez volcó balastro grueso, cascotes de un kilo cada uno aproximadamente, para afirmar el terreno, pero eso fue peor, causando incluso roturas de neumáticos en los vehículos y hasta la salida de la senda con vuelco de algunos de ellos, nueve accidentes se van registrando por el deterioro de las calles. Reyles presenta tramos que ya no se usan  por parte de los conductores, cada 50 metros cambian de senda para no destrozar las cubiertas, haciendo zig zag con el riesgo que eso significa.
No hay servicio de ómnibus, la escuela Nº 88 es la más próxima y está a 3 km, muchos de los niños son enviados a Termas del Daymán para resolver su traslado con la peligrosidad que significa para ellos el tema del tránsito en la rotonda.
A las 7,30 de la mañana y una vez al día se hace el riego de calles, la barométrica cuando se solicita el servicio demora un mes.
60 familias viven en Bo. La Reductora y cien en el Bo. Luján, no queremos pensar que como allí no tiene votos el señor Intendente no se preocupa por nosotros, no nos molesta que se hagan obras en lugares como la Costanera donde todo el mundo puede verlas. Si nos molesta que como ciudadanos no se tengan en cuenta nuestros problemas.
Bienvenidas las piscinas barriales porque dan mejor calidad de vida e inclusión a sectores de la población que de otra forma no podrían disfrutar de ese beneficio, pero también habemos personas, familias, que aspiramos ya no a una piscina sino a poder acceder a vías de comunicación en condiciones para no sumar más carencias a las ya existentes.
En su momento y en período electoral el señor hoy presidente de la Junta Departamental Dr. Flores, sabía visitarnos, hace veinte días volvió, pero no nos trajo las soluciones prometidas.
Estamos próximos a un nuevo período electoral, será que tendremos que arrodillarnos para poder ser atendidos, o como siempre se harán las promesas que luego se olvidan:
Siguen 24 firmas.

Vecinos de barrios La Reductora y Luján, ubicados en las intersecciones de Avenida Reyles, entre calle Rivera y la rotonda de Las Cuatro Bocas, han planteado ante la Intendencia las difíciles condiciones que afrontan debido al mal estado de las calles del lugar.

Sostienen que “varias fueron las veces que pedimos audiencia y solo en una oportunidad el Sr. Intendente nos concedió un minuto, solo un minuto, lo que por supuesto no aceptamos, ¿que se puede plantear en un minuto? ¿Qué se puede prometer en un minuto? El problema que tenemos en ambos barrios son las calles que están intransitables, ya no se puede recibir el ingreso de vehículos de reparto, taxis y mucho menos aún algo tan esencial como las ambulancias, teniendo en cuenta que en estos barrios alejados de los centros de atención y con familias que carecen de un medio de transporte el ingreso de las mismas se hace prioritario.

En un año diez fueron las notas solicitando audiencia al Intendente, hace cuatro meses la empresa Alvarez volcó balastro grueso, cascotes de un kilo cada uno aproximadamente, para afirmar el terreno, pero eso fue peor, causando incluso roturas de neumáticos en los vehículos y hasta la salida de la senda con vuelco de algunos de ellos, nueve accidentes se van registrando por el deterioro de las calles. Reyles presenta tramos que ya no se usan  por parte de los conductores, cada 50 metros cambian de senda para no destrozar las cubiertas, haciendo zig zag con el riesgo que eso significa.

No hay servicio de ómnibus, la escuela Nº 88 es la más próxima y está a 3 km, muchos de los niños son enviados a Termas del Daymán para resolver su traslado con la peligrosidad que significa para ellos el tema del tránsito en la rotonda.

A las 7,30 de la mañana y una vez al día se hace el riego de calles, la barométrica cuando se solicita el servicio demora un mes.

60 familias viven en Bo. La Reductora y cien en el Bo. Luján, no queremos pensar que como allí no tiene votos el señor Intendente no se preocupa por nosotros, no nos molesta que se hagan obras en lugares como la Costanera donde todo el mundo puede verlas. Si nos molesta que como ciudadanos no se tengan en cuenta nuestros problemas.

Bienvenidas las piscinas barriales porque dan mejor calidad de vida e inclusión a sectores de la población que de otra forma no podrían disfrutar de ese beneficio, pero también habemos personas, familias, que aspiramos ya no a una piscina sino a poder acceder a vías de comunicación en condiciones para no sumar más carencias a las ya existentes.

En su momento y en período electoral el señor hoy presidente de la Junta Departamental Dr. Flores, sabía visitarnos, hace veinte días volvió, pero no nos trajo las soluciones prometidas.

Estamos próximos a un nuevo período electoral, será que tendremos que arrodillarnos para poder ser atendidos, o como siempre se harán las promesas que luego se olvidan:

Siguen 24 firmas.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...