“Viviendo y muriendo con el dolor: eso no debería suceder”, es el lema de la jornada anual

Se ha declarado el 8 de octubre como el día de los Cuidados Paliativos y este año el lema es “Viviendo y muriendo con el dolor: eso no debería suceder”. El objetivo de los cuidados paliativos es ayudar a los pacientes con una enfermedad grave a sentirse mejor. Estos previenen o tratan los síntomas y efectos secundarios de la enfermedad y los tratamientos. Con los cuidados paliativos, también se tratan problemas emocionales, sociales, prácticos y espirituales que la enfermedad plantea. Cuando los pacientes se sienten mejor en estas áreas, tienen una mejor calidad de vida. Los cuidados paliativos incluyen no sólo los tratamientos médicos y farmacológicos que se dan a los pacientes terminales, sino que también todas las atenciones del equipo interdisciplinario: psicológicas, de enfermería, sociales, de terapia ocupacional y pastorales. Estos cuidados pueden brindarse al mismo tiempo que los tratamientos destinados para curar o tratar la enfermedad. Usted puede recibir cuidados paliativos cuando se diagnostica la enfermedad, durante todo el tratamiento, durante el seguimiento y al final de la vida. Los cuidados paliativos se les pueden ofrecer a personas con enfermedades tales como: cáncer, enfermedad cardíaca, enfermedades pulmonares, insuficiencia renal, demencia, vih/sida y ela (esclerosis lateral amiotrófica). Mientran reciben cuidados paliativos, las personas pueden permanecer bajo el cuidado de su médico regular, y todavía recibir tratamiento por sus enfermedades.
¿QUIÉN BRINDA LOS
CUIDADOS PALIATIVOS?
Cualquier profesional de la salud puede brindar cuidados paliativos, pero algunos se especializan en ellos. Los cuidados paliativos los puede brindar: un equipo de médicos, personal de enfermería, nutricionistas certificados, trabajadores sociales, psicólogos, masajistas terapeutas y capellanes.
Los cuidados paliativos los pueden ofrecer los hospitales, las agencias de atención médica domiciliaria, las clínicas de oncología y las clínicas de convalecencia. El médico o el hospital pueden darle los nombres de especialistas en cuidados paliativos cercanos.
LA DIFERENCIA ENTRE CUIDADOS PALIATIVOS Y TRATAMIENTO PALIATIVO
Tanto los cuidados paliativos como el tratamiento paliativo brindan bienestar. Pero los cuidados paliativos pueden empezar en el momento del diagnóstico y al mismo tiempo que el tratamiento. El tratamiento paliativo comienza después de que se suspende el tratamiento de la enfermedad y cuando es claro que el paciente no va a sobrevivir a ella. El tratamiento paliativo se ofrece normalmente sólo cuando se espera que la persona viva seis meses o menos.Lo que incluyen los cuidados paliativos. Una enfermedad grave afecta más que simplemente el cuerpo. Afecta todos los ámbitos de la vida, y de la vida de los miembros de la familia. Los cuidados paliativos pueden abordar estos efectos de la enfermedad de la persona.
Problemas físicos. Algunos síntomas o efectos secundarios incluyen: dolor, dificultad para dormir, dificultad para respirar, inapetencia, sentirse enfermo del estómago. Los tratamientos pueden incluir: medicamentos, orientación nutricional, fisioterapia, terapia ocupacional, terapias integradoras, problemas emocionales, sociales y de afrontamiento.
APOSTANDO A
GRUPOS DE APOYO
Los pacientes y la familia enfrentan estrés durante una enfermedad que puede provocar miedo, ansiedad, desesperanza o depresión. Los miembros de la familia pueden responsabilizarse de brindar los cuidados, incluso si también tienen trabajos u otros deberes. Los tratamientos pueden abarcar: asesoramiento, grupos de apoyo, reuniones familiares, remisiones a profesionales en salud mental. Problemas prácticos. Algunos de los problemas planteados por una enfermedad son de carácter práctico, tales como problemas de dinero o laborales, inquietudes sobre el seguro y asuntos legales. El equipo de cuidados paliativos puede: explicar los formularios médicos complejos o ayudar a las familias a entender las opciones de tratamiento.
Proporcionar o remitir a las familias a asesoría financiera. Ayudarlo a conectarse con recursos de transporte y de alojamiento. Asuntos espirituales. Cuando las personas son retadas por una enfermedad, pueden buscarle un sentido o cuestionar su fe.
El equipo de cuidados paliativos puede ayudar a los pacientes y a sus familias a explorar sus creencias y valores para que puedan acercarse a la aceptación y la paz. Es necesario comentarle al médico lo que más le molesta y lo que más le preocupa. Confiarle al médico lo que es importante para nosotros y preguntar qué servicios de cuidados paliativos se tienen a merced.