Vocero de la Coordinadora de Salto contra la ley del aborto asegura que ginecólogos “están presionados”

Desde hace aproximadamente dos años viene trabajando en Salto la Mesa Coordinadora por la Vida, un grupo abierto de personas que comenzaron a reunirse por su posición contraria al proyecto de ley despenalizador del aborto cerca del año 2011 y actualmente continúan con sus reuniones periódicas con el objetivo de recolectar firmas que permitan derogar esta ley ya sancionada y continuar trabajando en todos los temas vinculados a la vida.
A raíz de la permanencia de las reuniones y los trabajos de esta mesa coordinadora, visitó la redacción de EL PUEBLO uno de sus integrantes, Enrique Galione, quien comentó sobre los objetivos del grupo luego de sancionada la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y las falencias de la misma.
Entre los quiebres de la mencionada ley, Galione señala que “no se cumple con  la normativa dispuesta”, en el sentido que la Junta de Especialistas que debe asesorar a la mujer que consulta por estos hechos, no lo hace como corresponde porque aduce que “no le hablan de los efectos negativos que tiene sobre su propio cuerpo” el querer realizarse un aborto, así como tampoco dijo que “se habla de las dificultades que pueden presentarse a nivel psicológico”, lo que al decir de Galione, se conoce como un trauma “post-aborto y suele pasarle a muchas mujeres cuando toman conciencia de que han matado una vida”, agregando que “hoy se habla del (uso del) Misoprostol como si fuera la panacea, que tome Misoprostol y se le solucionan los problemas”.
Otra de las “omisiones” que Galione observó del cumplimiento de esta ley, según plantea el vocero de esta coordinadora, se presenta “ante el irrelevante papel que juega el padre en esta situación ya que en ningún momento se le toma en cuenta su opinión, la gestación es un acto que requiere de dos personas, que genera derechos y obligaciones para ambas partes y al hombre no se lo toma en cuenta” comentó.
LOS MÉDICOS “ESTÁN PRESIONADOS”
En Salto, todos los médicos ginecólogos hicieron objeción de conciencia de forma individual y Galione piensa que “es necesario” escuchar sus opiniones “ya que en su mayoría han esgrimido fundamentos científicos y no religiosos y están siendo presionados, los especialistas son la gente calificada para hablar del tema, hay que escucharlos y apoyarlos, se le da mucha participación a los políticos y no a los que saben del tema, los ginecólogos no pueden expresar libremente lo que piensan en declaraciones públicas porque están presionados” aseguró Galione.
LOS PASOS A SEGUIR POR LA COORDINADORA
Dentro de las actuaciones que la Mesa Coordinadora por la Vida viene llevando a cabo, aseguran que entienden como “un pilar primordial tener que apoyar a los médicos ginecólogos que han realizado su objeción de conciencia, porque consideran que el primer paso fundamental es que se pueda escuchar a los profesionales del tema y para eso hay que apoyarlos, ellos están presionados”, insistió.
Sostuvo que “por ejemplo en Montevideo se está dando la orden de no mostrar la ecografía a las madres que van a abortar” lo que para Galione se trata de una política de querer “evitar que la mujer se sensibilice como madre”.
El segundo objetivo de esta Coordinadora que ya funciona en Salto desde hace mucho tiempo, es la de recolectar firmas que “demuestren que la mayoría de la población no está de acuerdo” con despenalizar el aborto y generar “una presión a nivel político en este sentido, porque no estamos juntando firmas para plebiscitar la ley, ya que nos parece que la vida no se plebiscita, el derecho a la vida es el derecho humano más importante que existe, sin él, no existen los demás derechos y por eso estamos trabajando” concluyó Galione.
Asimismo, la Mesa Coordinadora cuenta con un equipo de profesionales que los asesora en relación a este tema y por esa razón, se reúnen todos los lunes a partir de las 20:00 horas en la sede del Centro Comercial e Industrial de Salto, Artigas Nº652, o por medio de los contactos telefónicos que permitan recolectar firmas llamando al teléfono 099859001.
SUSPENDIDO
Hace pocas semanas el subsecretario del Ministerio de Salud Pública, el médico Leonel Briozzo, había organizado una reunión en Salto con los distintos médicos ginecólogos de nuestro departamento. La misma se llevaría a cabo en la sala de reuniones del Hospital local, según dijo en aquella oportunidad a EL PUEBLO el director del nosocomio, el Dr. Juan Pablo Cesio.
Asimismo, unos días antes de que se concretara el encuentro, el jerarca fue acusado en Montevideo de “presionar” a los ginecólogos que se rehusaban cumplir con la ley del aborto y que en ese sentido, se habían adherido a la cláusula de objeción de conciencia que está pautada por el Colegio Médico del Uruguay. Tras esto, Briozzo decidió suspender su visita a Salto para reunirse con los médicos locales quienes hacen uso de esta cláusula y se amparan en la misma para no practicar un aborto, reunión en la que también estaba previsto que participaran los médicos ginecólogos del departamento de Artigas, lugar en el que la opinión del fuero médico está dividida sobre este asunto.
Si bien en aquel momento se preveía que la reunión se llevaría a cabo el próximo mes de febrero, por ahora no hay nada previsto.

Desde hace aproximadamente dos años viene trabajando en Salto la Mesa Coordinadora por la Vida, un grupo abierto de personas que comenzaron a reunirse por su posición contraria al proyecto de ley despenalizador del aborto cerca del año 2011 y actualmente continúan con sus reuniones periódicas con el objetivo de recolectar firmas que permitan derogar esta ley ya sancionada y continuar trabajando en todos los temas vinculados a la vida.

A raíz de la permanencia de las reuniones y los trabajos de esta mesa coordinadora, visitó la redacción de EL PUEBLO uno de susGALIONEintegrantes, Enrique Galione, quien comentó sobre los objetivos del grupo luego de sancionada la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y las falencias de la misma.

Entre los quiebres de la mencionada ley, Galione señala que “no se cumple con  la normativa dispuesta”, en el sentido que la Junta de Especialistas que debe asesorar a la mujer que consulta por estos hechos, no lo hace como corresponde porque aduce que “no le hablan de los efectos negativos que tiene sobre su propio cuerpo” el querer realizarse un aborto, así como tampoco dijo que “se habla de las dificultades que pueden presentarse a nivel psicológico”, lo que al decir de Galione, se conoce como un trauma “post-aborto y suele pasarle a muchas mujeres cuando toman conciencia de que han matado una vida”, agregando que “hoy se habla del (uso del) Misoprostol como si fuera la panacea, que tome Misoprostol y se le solucionan los problemas”.

Otra de las “omisiones” que Galione observó del cumplimiento de esta ley, según plantea el vocero de esta coordinadora, se presenta “ante el irrelevante papel que juega el padre en esta situación ya que en ningún momento se le toma en cuenta su opinión, la gestación es un acto que requiere de dos personas, que genera derechos y obligaciones para ambas partes y al hombre no se lo toma en cuenta” comentó.

LOS MÉDICOS “ESTÁN PRESIONADOS”

En Salto, todos los médicos ginecólogos hicieron objeción de conciencia de forma individual y Galione piensa que “es necesario” escuchar sus opiniones “ya que en su mayoría han esgrimido fundamentos científicos y no religiosos y están siendo presionados, los especialistas son la gente calificada para hablar del tema, hay que escucharlos y apoyarlos, se le da mucha participación a los políticos y no a los que saben del tema, los ginecólogos no pueden expresar libremente lo que piensan en declaraciones públicas porque están presionados” aseguró Galione.

LOS PASOS A SEGUIR POR LA COORDINADORA

Dentro de las actuaciones que la Mesa Coordinadora por la Vida viene llevando a cabo, aseguran que entienden como “un pilar primordial tener que apoyar a los médicos ginecólogos que han realizado su objeción de conciencia, porque consideran que el primer paso fundamental es que se pueda escuchar a los profesionales del tema y para eso hay que apoyarlos, ellos están presionados”, insistió.

Sostuvo que “por ejemplo en Montevideo se está dando la orden de no mostrar la ecografía a las madres que van a abortar” lo que para Galione se trata de una política de querer “evitar que la mujer se sensibilice como madre”.

El segundo objetivo de esta Coordinadora que ya funciona en Salto desde hace mucho tiempo, es la de recolectar firmas que “demuestren que la mayoría de la población no está de acuerdo” con despenalizar el aborto y generar “una presión a nivel político en este sentido, porque no estamos juntando firmas para plebiscitar la ley, ya que nos parece que la vida no se plebiscita, el derecho a la vida es el derecho humano más importante que existe, sin él, no existen los demás derechos y por eso estamos trabajando” concluyó Galione.

Asimismo, la Mesa Coordinadora cuenta con un equipo de profesionales que los asesora en relación a este tema y por esa razón, se reúnen todos los lunes a partir de las 20:00 horas en la sede del Centro Comercial e Industrial de Salto, Artigas Nº652, o por medio de los contactos telefónicos que permitan recolectar firmas llamando al teléfono 099859001.

SUSPENDIDO

Hace pocas semanas el subsecretario del Ministerio de Salud Pública, el médico Leonel Briozzo, había organizado una reunión en Salto con los distintos médicos ginecólogos de nuestro departamento. La misma se llevaría a cabo en la sala de reuniones del Hospital local, según dijo en aquella oportunidad a EL PUEBLO el director del nosocomio, el Dr. Juan Pablo Cesio.

Asimismo, unos días antes de que se concretara el encuentro, el jerarca fue acusado en Montevideo de “presionar” a los ginecólogos que se rehusaban cumplir con la ley del aborto y que en ese sentido, se habían adherido a la cláusula de objeción de conciencia que está pautada por el Colegio Médico del Uruguay. Tras esto, Briozzo decidió suspender su visita a Salto para reunirse con los médicos locales quienes hacen uso de esta cláusula y se amparan en la misma para no practicar un aborto, reunión en la que también estaba previsto que participaran los médicos ginecólogos del departamento de Artigas, lugar en el que la opinión del fuero médico está dividida sobre este asunto.

Si bien en aquel momento se preveía que la reunión se llevaría a cabo el próximo mes de febrero, por ahora no hay nada previsto.