Wilson Faval Melo, artiguense, presenta en Salto su primer libro, “Catarsis”

Tuvo una intensa actividad gremial en casi toda Latinoamérica

Si bien ahora, a los 77 años, ha decidido publicar su primer libro, Faval Melo escribe desde adolescente, “debo tener unos 3.000 textos escritos de muy distintas formas, soy muy impulsivo para escribir”, sostiene al iniciar una extensa conversación mantenida con EL PUEBLO. Ese primer libro se llama “Catarsis” y será presentado por Jorge Pignataro este viernes 26 de abril, a las 19:30 horas, en Casa Quiroga. Wilson Faval Melo ha tenido una intensa actividad como gremialista y ha sufrido las persecuciones propias de la época durante la última dictadura militar uruguaya.
“Catarsis” incluye poemas y relatos en los que se deja entrever la vida del autor, sus antepasados, sus permanentes viajes por Latinoamérica. “Es un autobiografía familiar, allí está mi origen, mis bisabuelos, mis abFaval Melouelos, mis padres, la transición de Bella Unión a Montevideo. Catarsis es eso, es extraer o sacar de adentro una cantidad de cosas que están ahí, expresar quién soy”, dice el autor. Realidad y ficción se unen en cada uno de sus textos, y para explicarlo se acuerda de un gran novelista brasileño que incluso conoció personalmente: “Una vez estuve en Brasil en un almuerzo en el que estaba Jorge Amado y él decía que escribía juntando una cantidad de hechos reales con una figura ficticia que une todo”.
Sobre los orígenes de la inclinación hacia las letras, cuenta: “Empecé a escribir a los 14 años, después de una trayectoria grande de lecturas, de un recorrido de muchas lecturas. En cuanto a lecturas depende del entorno, mi entorno en ese momento era un edificio en Constituyente y Eduardo Acevedo (Montevideo), donde vivía gente muy importante como el Jefe de Policía de Montevideo, los Más de Ayala que escribieron libros de Química, también gente vinculada al Banco Comercial por ejemplo, y en el mismo piso que yo, vivía la Sra. María de Castro de Zubía, madre de los militares de alto cargo en la marina y generales del ejército. Ella me enseñó a hacer palabras cruzadas mojando el lápiz en la lengua, me enseñó a escribir, a buscar en el diccionario. Después fui conociendo áreas políticas, los discursos de Michellini, que era una ametralladora de palabras, conocí los paros en un liceo, en fin, todas esas cosas me empujaron a empezar a escribir y leer mucho”.
El recorrido por los diferentes lugares de América Latina y algunas ideas políticas que subyacen son parte fundamental del contenido de los textos de “Catarsis”. Sobre estos puntos, Faval comenta lo siguiente:
“He viajado. Me casé a los 19 años y a los 20, once meses después, quedé viudo. En esos casos algunos encuentran la salida en la bebida, otros en el juego, yo la encontré en los viajes; compré una moto y me dediqué a viajar por distintas partes de América Latina: Argentina, Chile, Perú, Brasil entero…Uno no puede sacarse el ideal, es un sello que se forma por el área donde uno nació y el camino que recorrió. Yo a los 14 años ya integraba la Asociación de Industria y Comercio, después ya siendo bancario integré AEBU, es decir que tuve mucha militancia, una intensa actividad gremial”. Pero, a pesar de estas ideas plasmadas, el autor no pretende que su escritura se transforme en un panfleto: “Quiero evitar ser panfletario, yo tengo mis ideas pero yo no cambio a nadie y nadie me va a cambiar a mí”.
Próximos libros
Asimismo, dijo Faval que ya está trabajando en próximos libros: “tengo dos novelas escritas en base a hechos reales”. La decisión de comenzar a publicar lo que escribe surge porque “mi idea siempre es compartir, puede que para alguien no sirva para nada, pero alguien puede sacar algo provechoso”, sostiene.