Ya son 62 familias las que ocupan predios en Salto Nuevo y ayer recibieron nuevo pedido de desalojo de la Intendencia

Ya son 62 familias las que ocupan predios en Salto Nuevo y ayer recibieron nuevo pedido de desalojo de la Intendencia
Un cruce de denuncias, acuerdos y preocupaciones, sumen aún más en la incertidumbre por su situación, ahora a unas 62 familias salteñas, conformadas por alrededor de 350 personas, que desde el pasado sábado decidieron ocupar predios que terminaron siendo fiscales y que ayer motivaron la presentación de la denuncia ante el juzgado penal por el delito de usurpación, por parte de la Intendencia de Salto.
Si bien la situación comenzó a gestarse el pasado fin de semana, tuvo entre medio al Club Salto Nuevo, que al principio manifestó ser el titular de los predios por un comodato que le dio la comuna sobre esas tierras, sin embargo, ayer el hecho habría quedado dilucidado al intervenir la Intendencia que con sus técnicos entendió que la invasión fue a terrenos fiscales y en ese sentido, al final de la jornada de ayer presentó la denuncia penal, solicitando el desalojo de los ocupantes.
La información fue confirmada a EL PUEBLO por fuentes policiales que en las últimas horas volvieron a recibir la orden judicial de desalojo, esta vez “porque la división jurídica de la Intendencia presentó ayer la denuncia ante la sede judicial”, comentaron los informantes.
Por tal motivo, las autoridades de la Seccional Tercera de Policía, debieron concurrir hasta los predios ocupados para notificar a la gente de esa situación. “Conversamos bien con ellos y les dijimos, que así como estábamos charlando y entendíamos las necesidades que nos estaban planteando, si al día siguiente (por hoy) recibíamos la orden del juez de desalojarlos, lo íbamos a tener que hacer”, dijeron fuentes de la policía.
Asimismo, los informantes señalaron que había malestar entre los ocupantes, porque dijeron que horas antes habían estado en el lugar dos asistentes sociales de la comuna, del departamento de Desarrollo Social, quienes hicieron un relevamiento de la gente que se encontraba en el lugar y que “les habrían dicho que no iban a ser desalojados, pero al final del día, la división jurídica de la Intendencia presentó la denuncia ante el juez”.
Esta situación fue confirmada a EL PUEBLO por los integrante de la “Comisión de Vecinos” que se conformó en la zona. En diálogo con este diario varios vecinos de los que se encuentran en ese lugar, afirmaron que “mientras a las cinco de la tarde concurrieron al lugar, dos asistentes sociales” de la Intendencia para verificar la situación de las familias que están asentadas en ese lugar, “al mismo tiempo los abogados” de la comuna “estaban presentando la denuncia”.
“O fue una descoordinación o lo hicieron adrede, esperemos solucionar el problema hablando, porque lo que estamos viviendo es una situación de drama social, no tenemos donde vivir y por eso nos instalamos en este predio que está totalmente vacío”, dijo a EL PUEBLO Walter Ferrari, nombrado como presidente de la comisión.
AUMENTÓ
EL NÚMERO
La situación comenzó a gestarse el pasado fin de semana, cuando un grupo de personas comenzó a asentarse en un terreno ubicado sobre la avenida Patulé, a pocos metros del cruce con la avenida Solari, en las postrimerías del barrio Salto Nuevo. Allí varias personas empezaron a edificar con costaneros, chapas y otros elementos precarios, lo que denominaron sus casas. Y la situación comenzó  a tomar color.
Pero el domingo fue el estallido, decenas de personas empezaron a “armar sus ranchos” en el lugar, y así se fueron sumando de a poco. Los primeros en poner el grito en el cielo y denunciar el caso fue la comisión directiva del Club Salto Nuevo, quienes se apersonaron en la seccional policial y dejaron en claro su postura de solicitar el retiro inmediato de los ocupantes en esos predios, los que presuntamente estaban bajo su cargo, ya que según denunciaron “la comuna se los había dado en comodato por 90 años”.
Empero, luego de esto y de que el juez penal ordenara la notificación de desalojo del lugar, el Club habría reconocido que esos predios no eran los suyos y según manifestaron los ocupantes a este diario “arreglaron amistosamente su situación con Salto Nuevo Fútbol Club” y la denuncia quedó en nada.
Pero ayer, cuando eran cerca de las seis y cuarto de la tarde, la Policía recibió una comunicación del juez penal de 4º turno, Alejandro Asteggiante, quien ordenó que los funcionarios notificaran a los ocupantes que tenían que desalojar el predio.
La denuncia había sido presentada por la División Jurídica de la Intendencia de Salto, ya que los abogados de la comuna entendieron que los predios ocupados pertenecen al erario público. Esto llamó la atención, ya que un rato antes habían estado en el lugar dos asistentes sociales haciendo el relevamiento.
n

Un cruce de denuncias, acuerdos y preocupaciones, sumen aún más en la incertidumbre por su situación, ahora a unas 62 familias salteñas, conformadas por alrededor de 350 personas, que desde el pasado sábado decidieron ocupar predios que terminaron siendo fiscales y que ayer motivaron la presentación de la denuncia ante el juzgado penal por el delito de usurpación, por parte de la Intendencia de Salto.

Si bien la situación comenzó a gestarse el pasado fin de semana, tuvo entre medio al Club Salto Nuevo, que al principio manifestó ser el titular de los predios por un comodato que le dio la comuna sobre esas tierras, sin embargo, ayer el hecho habría quedado dilucidado al intervenir la Intendencia que con sus técnicos entendió que la invasión fue a terrenos fiscales y en ese sentido, al final de la jornada de ayer presentó la denuncia penal, solicitando el desalojo de los ocupantes.

La información fue confirmada a EL PUEBLO por fuentes policiales que en las últimas horas volvieron a recibir la orden judicial de desalojo, esta vez “porque la división jurídica de la Intendencia presentó ayer la denuncia ante la sede judicial”, comentaron los informantes.

Por tal motivo, las autoridades de la Seccional Tercera de Policía, debieron concurrir hasta los predios ocupados para notificar a la gente de esa situación. “Conversamos bien con ellos y les dijimos, que así como estábamos charlando y entendíamos las necesidades que nos estaban planteando, si al día siguiente (por hoy) recibíamos la orden del juez de desalojarlos, lo íbamos a tener que hacer”, dijeron fuentes de la policía.

Asimismo, los informantes señalaron que había malestar entre los ocupantes, porque dijeron que horas antes habían estado en el lugar dos asistentes sociales de la comuna, del departamento de Desarrollo Social, quienes hicieron un relevamiento de la gente que se encontraba en el lugar y que “les habrían dicho que no iban a ser desalojados, pero al final del día, la división jurídica de la Intendencia presentó la denuncia ante el juez”.

Esta situación fue confirmada a EL PUEBLO por los integrante de la “Comisión de Vecinos” que se conformó en la zona. En diálogo con este diario varios vecinos de los que se encuentran en ese lugar, afirmaron que “mientras a las cinco de la tarde concurrieron al lugar, dos asistentes sociales” de la Intendencia para verificar la situación de las familias que están asentadas en ese lugar, “al mismo tiempo los abogados” de la comuna “estaban presentando la denuncia”.

“O fue una descoordinación o lo hicieron adrede, esperemos solucionar el problema hablando, porque lo que estamos viviendo es una situación de drama social, no tenemos donde vivir y por eso nos instalamos en este predio que está totalmente vacío”, dijo a EL PUEBLO Walter Ferrari, nombrado como presidente de la comisión.

AUMENTÓ EL NÚMERO

La situación comenzó a gestarse el pasado fin de semana, cuando un grupo de personas comenzó a asentarse en un terreno ubicado sobre la avenida Patulé, a pocos metros del cruce con la avenida Solari, en las postrimerías del barrio Salto Nuevo. Allí varias personas empezaron a edificar con costaneros, chapas y otros elementos precarios, lo que denominaron sus casas. Y la situación comenzó  a tomar color.

Pero el domingo fue el estallido, decenas de personas empezaron a “armar sus ranchos” en el lugar, y así se fueron sumando de a poco. Los primeros en poner el grito en el cielo y denunciar el caso fue la comisión directiva del Club Salto Nuevo, quienes se apersonaron en la seccional policial y dejaron en claro su postura de solicitar el retiro inmediato de los ocupantes en esos predios, los que presuntamente estaban bajo su cargo, ya que según denunciaron “la comuna se los había dado en comodato por 90 años”.

Empero, luego de esto y de que el juez penal ordenara la notificación de desalojo del lugar, el Club habría reconocido que esos predios no eran los suyos y según manifestaron los ocupantes a este diario “arreglaron amistosamente su situación con Salto Nuevo Fútbol Club” y la denuncia quedó en nada.

Pero ayer, cuando eran cerca de las seis y cuarto de la tarde, la Policía recibió una comunicación del juez penal de 4º turno, Alejandro Asteggiante, quien ordenó que los funcionarios notificaran a los ocupantes que tenían que desalojar el predio.

La denuncia había sido presentada por la División Jurídica de la Intendencia de Salto, ya que los abogados de la comuna entendieron que los predios ocupados pertenecen al erario público. Esto llamó la atención, ya que un rato antes habían estado en el lugar dos asistentes sociales haciendo el relevamiento.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...