“Efecto Celeste”, lo que dejó el mundial de Rusia 2018 entre todos los salteños

Estar entre los ocho mejores del mundo entre más de 200 países que están afiliados a la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) debe ser valorado en su justa medida y así lo entendió el pueblo uruguayo con la presencia de la Selección Uruguaya de Fútbol en este mundial de Rusia 2018. No solo se ovacionó a sus jugadores al final del partido ante Francia por el puñado de uruguayos allí presentes, también lo hizo su pueblo aquí en “el paisito” y se reflejó en el reconocimiento que hicieron todos los medios periodísticos nacionales e internacionales, por el desempeño del equipo de Oscar Washington Tabárez.INFORME - introducción - foto
Se fue un sueño, es cierto, el de volver a ser campeones del mundo, de izar esa copa tan anhelada por todos, ícono de gloria y victoria por un país que apenas asoma en el mapa.
Sin embargo, como bien lo dijo Tabárez en la conferencia de prensa posterior al partido, con la derrota ante Francia, «lo único que se terminó fue un sueño» pero enseguida «vendrán otros sueños y hay que perseguirlos y tratar de concretarlos”.
Esa esperanza depositada en un equipo, transformó durante tres semanas a los uruguayos. La ilusión de vernos siendo los mejores del mundo, siendo apenas un paisito, nos hizo orgullosos de nuestra gente, de nuestra garra charrúa, de nuestra idiosincracia uruguaya y de los valores que llevó la selección.
Como salteños, contar con esos crack con las piernas de oro, como Edinson Cavani y Luis Suárez en la delantera del equipo del Maestro y con Gastón Silva como parte de un seleccionado de lujo, nos hizo valorar aún más nuestras raíces y el sueño se multiplicó por tres y nos hinchó de orgullo.
Durante un par de días más, el mundial continuará siendo la conversación que se escuchará en cada esquina, de lo que se hablará al llegar al trabajo, con la familia o en una reunión de amigos, será el tema obligado sin obligación alguna porque Uruguay mereció más y ese era nuestro anhelo.
Los temas cotidianos volverán a ir tomando color en las tapas de los diarios y la alegría que despertaba cada victoria celeste se irá diluyendo para hacernos recordar que seguimos viviendo en Uruguay, un paisito que apenas se ve en el mapa, apretado entre dos grandes como Argentina y Brasil, viviendo en un momento económico y social complicado, donde la violencia y la delincuencia parecen estar tan lejos de esos valores que abrazó nuestra selección, como la entrega, solidaridad y responsabilidad y cada uruguayo estará nuevamente luchando para llegar a fin de mes.
Tal vez, volvamos a ver nuestra bandera al revés y en lugar de unirnos bajo una alegría sea símbolo de reclamo, desazón y desesperanza.
Pero el fútbol seguirá allí, palpitante, esperando una nueva instancia para llevarnos a lo más alto y volver a ser nuestra vidriera de gloria, victoria y alegría. Un momento que esperamos todos.
En el presente informe, EL PUEBLO recoge el “efecto celeste” entre los salteños, lo que dejó el mundial de Rusia 2018 en las calles, en las familias y el trabajo, en aquellos salteños que pudieron apoyar al equipo de Tabárez en Rusia, los extranjeros que no dejan de querer a su país y ese sueño que permanecerá dormido hasta que despierte nuevamente con un nuevo gol de la celeste.

Efecto Celeste – 0pinan los profesionales de la Psicología

Psicólogos Miriam Mello y Vicente Pimentel

En estos días donde la sociedad está viviendo situaciones muy complejas desde varios ángulos, el Mundial ha venido a dar un soplo de aire fresco… se encuentran sentimientos de identidad, ilusión, admiración, esperanza y la sociedad vive momentos de felicidad cada vez que la Selección Uruguaya gana un partido.
Desde el punto de la psicología – ¿Cómo se explica este fenómeno?
¿Por qué el ser humano necesita tener referentes que en muchos casos se convierten en ídolos? Ello resulta beneficioso o conspira contra la realidad cotidiana” – reflexiona la Licenciada en Psicología Miriam Mello.la emoción que se vive en los barrios esperando la performance celeste es indescriptible (Barrio Saladero)
Considerando las circunstancias actuales; desde una perspectiva de resiliencia, se puede ver que la Selección Uruguaya nutre el sentido de identidad nacional, por lo cual emociones, deseos y pensamientos colectivos se alinean en apoyo incondicional a los deportistas que representan a nuestro país en el Mundial de Fútbol. Siendo un deporte colectivo, tiene características positivas en cuanto al esfuerzo y juego coordinado que precisa la contribución de todos y cada uno es importante en el aporte que pueda brindar para obtener los mejores resultados. Aquí se brinda el destaque de las individualidades pero siempre con el fin común de beneficiar al grupo; condición también fundamental en el ser social de la condición humana.
Se refuerza también el sentido de la historicidad de la vida, dado que la camiseta celeste es sinónimo de gloria, por su trayectoria, su pasado, presente y futuro se aúnan en una esperanza que brinda alegría a todos. Sin distinciones, los más aficionados y quienes no tienen tanto interés por el fútbol, igualmente lo viven con la regocijo contagioso de una esperanza renovada en cada partido.
En particular, este proceso que se realiza en el seleccionado de la mano del Maestro Washington Tabarez, también tiene otros componentes que hacen a la superación personal y a la lucha contra todas las adversidades, por lo cual, nos ejemplifica un escenario de esfuerzo y superación más allá de errores humanos u otras fatalidades que puedan darse en el juego.
El ser humano es un ser lúdico, es decir que disfruta, aprende y comparte jugando, o apreciando el juego de otros; también en ese aspecto surge el disfrute en sí mismo. Y el sentido del humor emerge con las anécdotas e ingenio popular.
Es también cierto que en todas las edades, se toman como figuras, personajes, que ofician como modelos identificatorios, que se pueden constituir en estereotipos socio culturales de lo que es aceptado y valorado por la mayoría. El contar con deportistas que han surgido de diferentes lugares, de nuestro departamento y de otros del interior tanto como de la capital del país. Algunos, tal vez, con mayores esfuerzos que otros; pero que en definitiva han logrado realizar sus sueños, viviendo y manteniendo en sus vidas privadas valores positivos e imprescindibles para la vida, es una condición que vale subrayar y se considera favorable como ejemplos para la vida cotidiana.
Es tiempo de Mundial, y la incidencia que tiene este torneo, en la cotidianeidad de los uruguayos parece que va de la mano de la participación de la Selección y de sus resultados. Existe una preparación colectiva para cada partido, incide en el mundo del trabajo, en las instituciones educativas y en lo cotidiano de cada familia.
Si esto es beneficioso o perjudicial para la sociedad, dependerá de la visión de cada uno.
No conozco estudios que tengan sustento científico al respecto. La opinión personal de quien escribe esta reflexión es que adquiere sentido relevante porque entran en juego sueños y anhelos que hacen a la unidad como nación, al disfrute del buen juego y disparan la emoción y la alegría de vivir, aunque también se sufra.

PSICOTERAPEUTA VICENTE PIMENTEL: “ESTAMOS FRENTE A UNA MANIPULACIÓN EN MASAS QUE SE VALE DEL SENTIR NACIONAL”
“A este fenómeno lo veo como una especie de manipulación de masas cubierta o encubierta porque realmente ésto viene de larga data. Pensemos en la Roma antigua en el Coliseo, los grandes espectáculos que se desarrollaban incluso algunos atroces de los cuales el divertimento de la población era el observar este tipo de espectáculos. Ya desde la antigüedad tuvieron mucho efecto político.
Como manipulación de masas se utiliza para tapar otras cuestiones que están en tela pública.
La frase Pan y Toros se escuchaba en la época de la Dictadura Española que significaba darle al pueblo lo indispensable para poder vivir y continuar trabajando.
Hay varias teorías que pueden explicar el comportamiento de la masa, que avalan la realidad de la manipulación, la tesis de que todos estos tipos de espectáculos circenses o el fútbol, son herramientas utilizadas para distraer la atencón de las personas.
Es curioso ver países que están divididos y sin embargo cuando una persona está viendo un partido siente la camiseta de una forma más exacerbada. El comportamiento de la gente en masa es diferente al individual.
Aparte existe una movida mediática al respecto. Hay una película de Nelson Mandela que dice que el rugby va a unir el país. Se utilizó el equipo de Sudáfrica para unificar el país.
Momentáneamente salimos de nuestros problemas sociales cotidianos y de alguna forma es como un pequeño receso psicológico, proyectamos nuestras emociones en los once jugadores que representan una competencia a nivel mundial. Una mayoría deposita en una pequeña minoría todos sus anhelos y sueños.
Sucede con los padres que no han podido cumplir sus expectativas en e futuro y posibilidades de sus hijos.
Nuestras expectativas fallidas y objetivos lo proyectamos en unos representantes de nuestro país para que ellos triunfen por nosotros. Por otro lado está el hecho deportivo; se mueven millones de dólares.
Tanto la manipulación política y mercantil se aprovecha para hacer negocio y matar varios pájaros de un tiro, valiéndose del sentir nacional porque la bandera y el deporte son sanos que producen muchos valores humanos. Lo positivo es que este fenómeno unifica a la sociedad” – concluye el Psicólogo Vicente Pimentel.

Salteños en Rusia viven momentos únicos, difíciles de explicar

Agradecidos a la familia que aguanta la locura de los mundiales

Convencidos de que Uruguay iba a llegar lejos, los salteños Álvaro Compá, Rodrigo Rivas, Pablo Chapuis y Rodolfo Galluzzo, viajaron a Rusia para el partido de Uruguay vs Rusia, ya que desde el comienzo del mundial, era mucho tiempo. Así es como en esta oportunidad, asistieron a tres partidos de la selección, primero contra Rusia (en Samara), luego contra Portugal (en Sochi) , y este viernes contra Francia (en Nizhny Novgorod).Compáyamigos

Este es el cuarto mundial que Álvaro, Rodrigo y Pablo asisten juntos, y este año se sumó Rodolfo. Desde Rusia, Álvaro dialogó con EL PUEBLO e indicó que junto a Rodrigo y Pablo, fueron al mundial de Alemania 2006, a Sudáfrica 2010, «donde tuvimos la suerte de ver a Uruguay 4º», a Brasil 2014, este año a Rusia, y “si Dios quiere Qatar en el 2022 y Estados Unidos 2026, somos un grupo que nos encanta el Mundial, nos encanta el fútbol y pasamos muy bien».
SENSACIONES ÚNICAS
El hecho de asistir a un partido de la selección, es muy difícil de explicar, «porque son sensaciones únicas», manifestó, «este es el cuarto mundial que vamos; el tercero que vemos a Uruguay y las sensaciones siguen siendo difíciles de explicar». En su caso expresó que cuando canta el Hinmno Nacional, lagrimea, se acuerda de todos los uruguayos, de todos los salteños, de sus familiares, «y se me pone la piel de gallina de estar a tantos miles de kilómetros y sentir lo que sentimos los uruguayos por el fútbol y por esta selección que la verdad que nos representa muy bien, y todos nos sentimos identificados».
Álvaro indicó que en estas instancias «las sensaciones de duplican porque uno se siente identificado con un Suárez, un Cavani, un Godín, con un maestro Tabárez; es algo único y en lo personal es una sensación que me pasa sólo en los mundiales». Expresó que es una mezcla de felicidad, de nostalgia, muy difícil de explicar.

ORGULLOSO DE SER SALTEÑO
Álvaro contó que los cuatro amigos estaban con una camiseta y una bandera que decía «Salto Presente, Cavani, Suárez y Gastón Silva», agregó que «nos sentimos identificados, y cuando hablamos con gente de otros países, no pueden creer que de una ciudad tan chica, con tan pocos habitantes, hayan salido dos monstruos del fútbol que son dos de los cinco mejores delanteros del mundo». Explicó que la gente cree que son uruguayos, «pero cuando uno les cuenta que son nacidos en la misma ciudad, no lo pueden creer y uno se siente baboso, nostálgico y orgulloso de ser salteño».

MUCHOS SALTEÑOS
Compá destacó que en este mundial había muchos salteños, y si bien no se podían juntar a la hora del partido, porque las entradas son individuales, se compran con anticipación y tienen un lugar fijado de antemano, los hinchas salteños se reunían en los entretiempos, así como en la previa de los partidos y a modo de ejemplo comentó que este jueves, el día antes del partido, se juntaron varios salteños y otros uruguayos que caminaban por la ciudad, «gente que no conocés y la ves acá y parece que somos amigos de toda la vida; la celeste te identifica, vemos a alguien con la camiseta celeste y es como que fuera tu hermano de la vida».

AGRADECIDOS
Álvaro, al igual que sus amigos, hizo un especial agradecimiento a la familia, «que es la que queda ahí y nos aguanta la locura de los mundiales, somos un grupo de hermanos más que amigos que vivimos un momento espectacular”, narró.

La experiencia de estar en el mundial es hermosa, dijo la esposa del jugador salteño Gastón Silva

María Noel Irabuena, es la esposa de jugador salteño Gastón Silva, y junto a Julia, la pequeña hmaríanoelija de ambos y Patricia Perdomo, la mamá del jugador, viajó a Rusia cuando arrancó el mundial. En diálogo con EL PUEBLO comentó que llegaron a Ekaterimburgo el día 13 de junio y siguieron todos los partidos. Contó que al principio la comunicación era un tanto complicada ya que en Ekaterimburgo prácticamente nadie habla inglés, entonces se comunicaban por seña o con la ayuda de un traductor. Luego, en las otras ciudades, encontraron más personas que hablaban inglés, entonces la comunicación se hizo más fácil. María Noel indicó que a los partidos, iban las familias de los jugadores juntas, saliendo en ómnibus desde el hotel. «La experiencia es hermosa, en mi caso, nunca antes había estado en un mundial, y lo que se vive es imponente». Contó que «el ambiente que hay, con todo el mundo alentando y todos acá por Uruguay, es hermoso». Dijo que se vio sorprendida por la cantidad de uruguayos que viajaron para alentar a la selección. Explicó que uno de los momentos más emocionantes es cuando cantan el Himno Nacional; «se te pone la piel de gallina» y también cuando suenan las canciones de Uruguay.
LA EMOCIÓN DE ACOMPAÑAR A GASTÓN
María Noel expresó que para ella además «es emocionante», el hecho de que su esposo esté ahí, representando al país, «me pone muy orgullosa y emocionada poder acompañarlo en esta experiencia, fue una bendición; es algo que no tiene precio». Por otra parte resaltó que esta instancia será «un recuerdo muy lindo para nosotros como familia con nuestra hija tan chiquita alentando a la selección». Destacó que si bien los jugadores se alojan aparte, pudieron compartir muchos momentos porque lo visitaron en varias oportunidades.

Desde Cataluña y Murcia en España, hasta Santa Catarina en Brasil

Salteños radicados desde hace muchos años en el exterior, dan su parecer sobre la actuación de la Selección Uruguaya en el Mundial de Rusia

Gilberto Ferres: Barcelona, España.
Puedo asegurar que el mundial de fútbol se vive con gran ilusión y mucha incertidumbre; más con la dificultad que conlleva el pasar de ronda, pero siempre con la gran ilusión de muchos amigos y familiares urINFORME SALTEÑOS EN EL EXTRANJERO Lorena De Souza con su familia en Brusque Santa Catarina Brasiluguayos, y de nosotros mismos, más allá del resultado, en confiar en un grupo que, aparte de los grandes jugadores que tiene Uruguay, que son conocidos y que juegan en Europa, por otros tantos que aquí en Europa son desconocidos, pero por los que muchísima gente se ha sentido sorprendida. La gran ilusión que nos ha llevado, es la envidia que nos pudo tener en este caso España, al pensar cómo, un país tan pequeño como el nuestro, pudo estar en una situación futbolística donde ellos, no pudieron llegar y de la forma que llegaron.
María José Jubette: Murcia, España.
La verdad es que teníamos muchas esperanzas de ganarle a Francia, a la que no veíamos tan fuerte, sumado a la manera en la que nos planteamos ante Portugal, creíamos que podíamos lograrlo. Creemos que nos jugó en contra que nos faltó Cavani, que siempre apoya donde hace falta, que no se limita a jugar en su zona, sino que, siempre pone garra donde hace falta; o sea, nos faltó altura. Y en este partido contra Francia, lo hemos notado mucho. Ahora, hay que reconocer que nos sentimos un poco desanimados; pero, bueno, somos un paisito con un poco más de tres millones de habitantes, y tampoco podemos pedir más, no; es como que ya el estar dentro de los ocho mejores del mundo, debería, por el momento, alcanzarnos y conformarnos. No debemos reprocharle nunca, nada a nuestros jugadores, porque sabemos que lo dan todo, y hacen todo lo que pueden; entonces, solamente hay que darles gracias por el sitio en el que nos dejaron.
Ese es un poco el sentimiento uruguayo que se siente acá; que para nada estamos tristes ni nada que ver, sino que al contrario, estamos súper contentos, porque estamos en un buen sitial que no está mal. Pues, como dijo mi padre “Fito”, la vida y el fútbol, dan revanchas.
Beatriz Goslino Santín: Sant Boi, Barcelona, España.
Pienso que Uruguay ha jugado muy bien; siempre ha sido un país de buenos futbolistas y de buen fútbol. Lamentablemente ha estado por una temporada larga, olvidado; pero que, desde el 2010, ha rINFORME SALTEÑOS EN EL EXTRANJERO María José Jubette con su hijo Renato en Murcia Españaeaparecido y nos ha hecho disfrutar muchísimo con sus partidos. Me hubiese gustado que ganara el mundial, porque creo que hubiese sido muy bueno para el país, para su buen nombre, el cual es muy pequeño, pues siempre se habla de Argentina y de Brasil, trayéndole muchas ventajas, y me animo a decir que hasta fuentes laborales, pues una cosa lleva a la otra, aunque no se crea. Ahora, creo que se vio a Uruguay, y se comenzó a tenerlo un poco más en cuenta. Aquí en España a Uruguay se lo ha visto muy bien, y todos comentan que, qué pena que Cavani se lesionó y no pudo jugar.
Por otro lado, las críticas que realizaron los periodistas deportivos fueron fabulosas, más que nada rescatándose que en los partidos siempre luchó, nunca se dejó estar.
Y por supuesto que la presencia de Suárez que lo tenemos en el Barça, influye. Nunca oí nombrar tanto a Uruguay como en estos días; con respeto y admiración.
María Lorena De Souza: Brusque, Santa Catarina, Brasil.
Creíamos que Uruguay tenía grandes chances de ganar, porque tiene jugadores brillantes, que juegan por amor a la camiseta, tienen el juego en la raza, pechan con todo; creemos que son unos de los mejores jugadores del mundo, y por eso admiramos.
Claro, al mismo tiempo, ya que mi esposo y mis hijas son brasileñas, todos hinchamos por Brasil, pero estamos divididos ya que la sangre tira, obviamente, y tenemos, llevamos a ambos países en el pecho, en el corazón… Más allá de los resultados, que no fueron los esperados; debemos apostar a nuestras selecciones y saber ganar o perder.
Cualquiera de los dos cuadros tuvieron grandes chances de ganar, y cualquiera que haya podido ganar, nos íbamos a sentir felices.
Ahora, la diferencia que encontramos, es que los uruguayos, son luchadores, guerreros; por lo menos, así se los ve desde aquí.

Cómo viven el partido con La Celeste los que trabajan y los que no – “La esperanza y emoción están intactas”

Reviviendo la llama de la grandeza futbolística

Un clima de esperanza y alborozo se ha adueñado de nuestra ciudad en estos días tomando fuerza cada hora que pasa y el equipo uruguayo con las figuras salteñas de Cavani y Suárez está recibiendo la admiración mundial, ya que ha sido tomado como ejemplo por la dedicada labor que ha venido desarrollando el Maestro Tabárez desde más de una década. Queremos transmitirles una postal de cómo nuestros ciudadanos se prepararon para ver los partidos, los que trabajan, los que no… los que están de vacaciones y han aprovechado para visitar sus seres queridos y reunirse a alentar a la celeste. Algunos coterráneos como Federico Palacios – reconocido músico nacido en nuestro pueblo – que reside en Francia nos ha transmitido la admiración que experimentan la tierra de La Marselleise por la idiosincracia de nuestro país traducida en esos once guerreros que han demostrado tener garra y corazón en cada performance.federico palacios junto a sus hijos desde francia alentando a la celeste
“PIENSO QUE EL MUNDIAL YA ESTÁ GANADO AUNQUE NO SE LLEGUE A LA FINAL”
Federico Palacios en estos momentos está de vacaciones junto a su familia así que en forma descontracturada puede apreciar los partidos que juega la celeste. “Pienso que el mundial ya está ganado, Uruguay ha podido demostrar que son grandes, ¡Muy grandes ! Puede que no lleguen a la final… esperemos que sí pero todo puede ocurrir… estoy listo para aceptarlo. Pero lo que ya logró a nivel internacional, no lo ha logrado nadie, nunca, en ningún lugar… Devolverle al Mundial de Futbol esa humanidad perdida o escondida detrás de los nombres y las marcas, devolverle el patriotismo de un pueblo que hincha por sus jugadores y por sus técnicos, devolverle la pasión de lo instintivo, dejando de lado lo meramente técnico, devolverle al Mundial la posibilidad de soñar por la victoria de unos pocos 3 millones y algo. El equipo de Uruguay, en este mundial 2018, ha logrado y lo seguirá haciendo hasta el último segundo de cada partido, lo que ningún otro equipo a hecho en estos últimos 50 años de historia, revivir en equipo, la llama de la grandeza futbolística”.
MOÑAS CELESTES, BLANCAS Y AMARILLAS EN LOS ÁRBOLES… UNA CIUDAD DECORADA CON LOS COLORES DE LA PATRIA
Cada barrio muestra su espíritu entusiasta y a medida de que pasan las horas van embanderando sus domicilios y haciendo lucir detalles blancos, amarillos y celestes.
Tenemos el caso de Cristina y su esposo que tienen todos sus familiares lejos, en otros departamentos y en el exterior del país pero su hermana Nelly ha llegado desde Artigas aprovechando las vacaciones julianas para compartir y poder apreciar una de las instancias más importantes del Mundial donde la celeste está involucrada. Con mucho entusiasmo decoraron el frente con moñas y lazos celestes blancos y amarillos y ponen todo el optimismo para aguardar los resultados. Se dan un respiro en el trabajo para reunirse frente a la pantalla a hinchar por la Celeste.
¿Tienen alguna cábala?
-”No… estamos viviendo estos momentos con mucha emoción y esperanza y pensamos que gana Uruguay.
Nuestros familiares están lejos, en Buenos Aires y en Artigas… pero estamos muy contentos que llegó mi hermana Nelly y se va a quedar con nosotros. Creemos que nuestro equipo es el mejor y la dupla Cavani Suárez… sin palabras. Tenemos mucha fe que nuestro equipo va a salir adelante” – afirmó.
CÓMO LO VIVEN LOS DOCENTES JUNTO A SUS ALUMNOS
Las personas que trabajan en los horarios de los partidos se la han ingeniado para tomarse un tiempito frente a la pantalla, como es el caso de los docentes que comparten con sus alumnos. Facundo Molina nos comentó: “Estamos haciendo las gestiones para tener banderas, gorritos y pinturas de cara para nuestros alumnos. Ellos se encargarán de las camisetas. La verdad que se disfruta verlos como comparten un clima de unidad y muchos hacen interesantes análisis de los jugadores y los partidos, como si fueran técnicos y especialistas en la materia. Es emocionante lo que genera en todos nosotros, los valores q transmite el maestro y que super estrellas millonarios ellos lo respeten y lo valoren es algo impresionante.
Vivimos cada partido con nervios y mucha ansiedad, pero juntos en familia, en el trabajo es algo inédito” – remarcó.
UNA ROTISERÍA SE REÚNE A MIRAR EL PARTIDO ACOMPAÑADOS POR UN “MENÚ OPTIMISTA”
“SOMOS CINCO PERO BUENOS”
Una rotisería de nuestra ciudad se ha organizado como para que su personal pueda reunirse a ver el partido en el lugar de trabajo y ese día compartirán mate y picada con un buen asado a la uruguaya. “Uruguay llegando al la final me regalan el 50% de la televisión y si sale campeón el otro 50%” – reveló Ariel su dueño que se reunirá con sus empleados Richard ,Valentina, Facundo y Denis.
UNA FAMILIA DE SALTEÑOS QUE CELEBRA EN MALDONADO “LOS FERNANDINOS ESTÁN INUNDADOS DE LA LOCURA CELESTE”
Fany Barrientos y Jorge De Abreu son un matrimonio salteño que desde hace algunos años se instaló en Maldonado y nos transmitieron cómo se vive el Mundial por aquellos lares. Fany compartirá el fútbol en su trabajo ya que se encarga de cuidar una anciana y Jorge su esposo en la granja La Fernandina, donde los trabajadores se reúnen a la hora de los partidos.

Jugadores salteños contaron cómo viven cada partido y expresaron su opinión respecto al efecto celeste

EL PUEBLO consultó a algunos jugadores destacados de nuestro departamento para conocer su opinión acerca del efecto celeste, así como también para saber cómo viven cada partido de la selección.

EL FÚTBOL ILUSIONA A MUCHA GENTELuis Domínguez
Nicolás Ferreira (Ceibal), dijo que si bien es amateur, como todo jugador de fútbol, aspiró llegar más lejos, y al mundial lo siente como un jugador más; «cuando perdemos es una amargura y cuando ganamos es una satisfacción». Destacó el hecho de que tres salteños (Cavani, Suárez y Silva) estén en la selección, lo cual hace que la gente asocie a los salteños con ellos, «y es lindo tener representantes que sean de nuestro departamento». Ferreira aseguró que no es de tener cábalas, pero sí le gusta mirar los partidos en familia o con amigos, depende la circunstancia, pero fundamentalmente prefiere hacerlo en familia; no es de hablar mucho durante el partido y “hago oídos sordos a los comentarios que pueden surgir”.
En cuanto al efecto celeste, dijo que el hecho de que se paralice parte del país, es algo súper valorable porque lo consiguieron los jugadores, y con el maestro Tabárez a la cabeza el proyecto hizo que todo el pueblo se uniera cuando juega Uruguay. Agregó que cuando juega la selección importa sólo eso mas allá de las diferencias que pueda haber entre personas tanto por política u otras cosas, “ queda todo de lado y me parece algo bueno, así como también se involucra mucha gente por ejemplo gente de pueblos (como Pueblo Celeste) que nunca habían podido ir a ver a Uruguay”. “El fútbol mueve muchas cosas e ilusiona a mucha gente”, destacó.

EL EFECTO CELESTE DEJA COSAS POSITIVAS
Carlos Vera (Ferro Carril) indicó que los partidos los vive como todo uruguayo “muy intenso y siempre como dice nuestro Himno, que sabremos cumplir, porque por más que no se juegue como todos queremos, la entrega de esta selección es increíble”.
Mira los partidos solo en su casa y no tiene cábalas. Indicó que el efecto celeste “está dejando mAlexander Pírizuchas cosas positivas principalmente para los más chicos en cuanto que aprenden a querer más a su país y su selección y que no es simplemente todo fútbol sino que aprenden valores y se nota mucho lo que une a cada uruguayo esta generación de futbolistas”. Añadió que es por eso que en cada partido se paraliza el país, y consideró que este proceso hay que mantenerlo y potenciarlo más para una nueva generación que nos va dar seguramente muchas alegrías”.

CUANDO JUEGA URUGUAY NOS OLVIDAMOS DE TODO
Luis Domínguez (River) vive los partidos con mucho nerviosismo, por eso trata de mirarlos solo o con su pareja, “la emoción es grande, y prefiero vivirlo solo y a los gritos en cada jugada”.
“A los partidos los vivo intensamente como si los estuviera jugando, creo que la mayoría de los uruguayos que nos sentimos orgullosos de este proceso y entramos a la cancha con ellos”.
En cuanto a cábalas, “siempre hay alguna: mirar en la misma tele en mismo lugar, escuchar el mismo relator, parecen pavadas pero los uruguayos somos así”, expresó.
Domínguez opinó que este equipo del primero al último nos transmiten mucha confianza, seguridad y mucha alegría, “sabes que juega Uruguay y podrá ganar, perder jugar lindo o feo pero estamos tranquilos que dejan todo en cada partido, no se guardan nada.. ni las lágrimas en la derrota o en el triunfo; eso te llena de orgullo te infla el pecho porque sabes que te están representando jugadores que sienten lo mismo que uno”.Carlos Vera
Agregó que es un equipo que cuando juega, nos olvidamos de todo.. es lo único que une como nadie al pueblo uruguayo; resaltó que “ hacemos lo que sea para llegar a ver el partido, desde arreglar el horario en el trabajo, lo vivimos de una manera muy especial. No sé antes en los otros tiempos, pero creo que eso se debe a la organización y al muy serio proceso que lleva a cabo el Maestro y su equipo de trabajo, (palabra mayor) le guste a quien le guste es el mayor responsable de que nos volvimos a sentir así de orgullosos y esperanzados, dejamos todo por ver la selección”.

SOMOS INEXPLICABLES
Alexander Píriz (Universitario) dijo que a los partidos lo vive «con el corazón latiendo bastante más rápido de lo normal, me tranquilizo después de un 2 o 3 a 0 a favor lo cual no es común en nuestra selección a no ser contra Rusia en este mundial». Agregó que esto «es lo lindo, es lo diferente de esa manera tan especial que tenemos los uruguayos de vivirlo». Contó que en este caso, coincidió que estaba trabajando y lo vio con compañeros, otro con amigos y otros partidos los ve en familia.
Como cábala, canta el Himno Nacional de pie, y con mucha fe, además de cruzar los dedos cada vez que el rival ataca.
Agregó que hay personas que son elegidas, que son seres de luz, que tienen poder de convencimienNicolás Ferreirato y que enamoran, en este sentido dijo que «hoy tenemos la suerte de tener un maestro Tabárez que es así; logró enamorar a sus jugadores de los sueños, convenció a un país que la humildad, el sacrificio y mucho trabajo, te lleva a estar más cerca de lo que se proponen».
«Somos muy pequeños, con pocos jugadores pero los que van surgiendo tienen ese no sé qué inexplicable que los hace diferentes.
A mi, Uruguay siempre me conforma, me deja algo positivo, siempre logra algo bueno, y con eso me basta». Ferreira manifestó que «no es conformismo, es sentido común, somos mucho más gigantes de lo pequeños que somos; como país, como fútbol, somos inexplicables, por eso sucede lo que sucede acá con el fútbol».

Efecto celeste sin distinción, todo se paralizó cada vez que jugó Uruguay y la ilusión era ver a los salteños hacer goles

Abuelos, niños y hasta reclusos

Renée Pilar Cuelo vivió el Maracanazo de 1950 con tan solo 15 años y recordó ese partido que comenzó con victoria de Brasil. “Me acuerdo que era un silencio en toda la ciudad y IMG_4247el partido lo escuchamos por radio, fue un momento tan lindo. Cuando el jugador, que no me acuerdo su nombre, hace un gol y nos da la victoria, ¡yo salí a gritarlo! Ahora, si ganamos, soy capaz de salir en silla de ruedas a gritar por Uruguay”, dijo con entusiasmo y esperanzada en la Celeste, mientras miraba la previa del partido ante Francia en el Hogar de Ancianos Sol, donde compartió con otros abuelos en el estar de la casa todo el mundial de Rusia 2018. Renée, tenía fe en que Uruguay pudiera hacer un gol y en que Cavani pudiera entrar en el segundo tiempo al igual que otros entrevistados del lugar. Reconoció el efecto que la selección genera entre los salteños “ver los niños acá en Salto y en todo Uruguay como están contentos por estos jugadores es tan lindo. Vi en la televisión a la gente de Nueva Helvecia que hizo una hermosa bandera y en el ómnibus hay una cartel que dice -brilla el sol en Rusia para todos los Celestes-”, comentó al ser abordada por EL PUEBLO. “Hace falta que gane Uruguay para darnos una alegría”, agregó Renée con simpatía y una gota de emoción en sus ojos.
En el Hogar de Ancianos Sol, muchos abuelos se levantaron a las seis de la mañana del pasado viernes para ver la previa de lo que fue la última participación de la celeste en Rusia. Más allá de la derrota, vivieron cada partido con emoción y algarabía por la participación de Uruguay en el mundial y compartieron un momento muy especial recordando las viejas victorias celestes como la del Maracaná.
MUCHOS NIÑOS DISFRUTARON LOS PARTIDOS EN SUS INSTITUCIONES EDUCATIVAS
El efecto celeste se vivió en todas las edades, desde los más ancianos hasta los niños, sin distinción. En el colegio y liceo Crandon de Salto, los niños vivieron dos partidos en horario escolar y en la institución se vivió cada partido de una forma muy especial. El padre de un niño llevó algunas pantallas de televisión para poder mirarIMG_4259 los partidos en diferentes sectores del colegio. Así, se ubicó a los alumnos en grupos y algunos miraron a Uruguay en el pasillo, otros en el comedor o en otras áreas de la institución.
Los niños vivieron cada gol celeste con mucha emoción, se pintaron el rostro, llevaron banderas, camisetas y pelucas para disfrutar los partidos y festejaron las victorias en el patio.
La institución aprovechó el efecto celeste para elaborar actividades lúdicas referidas al mundial, se trabajó en las culturas de los diferentes países que integraron el mundial, en valores como el respeto, la tolerancia y se organizó un desfile con trajes típicos de cada país que participó.
EN LA CÁRCEL, CADA PABELLÓN VIO EL PARTIDO POR LA TELE
En el Instituto Nacional de Rehabilitación de Salto, también se vivió cada participación celeste con gran entusiasmo. Cada pabellón en la cárcel tiene su televisión y los mismos reclusos son los que pagan la TV cable, lo que permitió que se vivieran las previas de cada partido desde muy temprano y que cada gol celeste trajera momentos de alegría y festejo sobre todo ante cada victoria uruguaya.
Las autoridades carcelarias tratan que la estancia en la cárcel sea para los reclusos lo más normal y natural posible dentro de las condiciones en que se encuentran y que la convivencia sea lo más parecido a “el afuera”.

 

 

 

 

 

 

 







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...