El boom de la cerveza artesanal

Se estima que entre el 15% y 20% de los consumidores de cerveza se pasaron a la artesanal en los últimos tres años

La cerveza artesanal es una tendencia que no lleva más de 3 años en Uruguay. Se empezó a vender mucho en Montevideo en el 2015 y de ahí se fue expandiendo al resto del país. Si bien, ya existían quienes la fabricaban con anterioridad a esa fecha, en general su consumo era menor y se limitaba a fiestas particulares, reuniones de amigos o asados en familia.
Quienes se dedican a su fabricación y venta, estiman que entre el 15 % y 20% de los consumidores de cerveza se pasaron a la artesanal en los últimos tres años, lo que da cuenta del boom que está viviendo este tipo de de producto en el país.
Reflejo de ello, fue la fiesta de la semana de la cerveza en Paysandú, una fiesta tradicional que este año contó con más de 40 tipos de cervezas, todas artesanales.
En Uruguay se estima que hay más de 100 micro cervecerías artesanales pero alrededor de 20 son las que están en el mercado y algunas están comenzando a comercializar su producto a exterior.
El público más joven es el que más se ha abierto a este tipo de cervezas, por lo general las personas de entre 25 y 40 años, son los principales consumidores de cerveza artesanal en el país.
Quienes la consumen, aseguran que es como “darse un gusto”, o “algo especial y diferente”, que no encuentran en las cervezas industriales tradicionales.
En el presente informe, EL PUEBLO recoge algunas de las diferentes propuestas que se encuentran en Salto, sus variedades y las dificultades que encuentran algunos a la hora de comercializarlas.Carla-Piastri-salud1

Desde el punto de vista nutricional no hay diferencias entre la cerveza industrial y la artesanal

La nutricionista Carla Piastri fue consultada para este informe acerca de las diferencias y posibles ventajas al consumir cerveza artesanal.
En este sentido indicó que las diferencias son más cualitativas con respecto a una cerveza y otra.
en cuanto a lo nutricional no varía demasiado más que los conservantes, ya que la cantidad de azúcar y la cantidad de alcohol es muy similar entre ambas por lo que desde el punto de vista nutricional los beneficios son más que nada la eliminación de los conservantes.
Agregó que donde sí hay diferencia es entre la cerveza con y sin alcohol que hoy venden en más lugares se consigue más fácilmente. En este caso la cerveza sin alcohol disminuye las calorías y al no tener alcohol interfiere en el cuerpo de manera distinta; no genera tanta grasa ni triglicéridos.

“La cerveza artesanal propone una sinfonía de aromas y sabores que vale la pena descubrir”

Pablo Othaix – empresario de Mastra Salto

Todo comenzó cuando Pablo Othaix hace unos años viajó con su pareja a Bariloche… en ese entonces se divulgaba en aquel lugar la cerveza Berlina. Allí pudo conocer de primera mano pequeñas cervecerías que elaboraban su propio producto y fue así que decidió internarse en el universo de la cerveza artesanal.

Está al frente de Mastra Salto desde hace más de un año y medio…. el público desde un primer momento ha respondido favorablemente y cada vez son más personas que se inmiscuyen en el mundo de la cerveza artesanal.

-¿Cómo define usted a la cerveza artesanal? ¿Qué particularidades la diferencian de la industrial?
-“La cerveza artesanal, la diferencia que tiene con la industrial es que acá se usan los ingredientes básicos que se usan para preparar una cerveza que se viene haciendo milenariamente; agua, cebada, lúpulo y levadura. Son los ingredientes que se usan… puede ir menos o más tostada la cebada, agregarle el lúpulo en un momento distinto cuando se está confeccionando la cerveza. El lúpulo es un conservante natural que le da ese amargor a la bebida.pablo 002

La cerveza industrial suele llevar muchos conservantes, se hace en grandes máquinas para luego ser vendida en serie.
Lo que tiene la cerveza artesanal es que responde a pequeñas cantidades que se fabrican a mano porque las hace el maestro cervecero y ese proceso entra todo. Se busca que el producto que se le ofrezca al cliente sea de inmejorable calidad.
Lo que se hace énfasis no es en la cantidad sino en la calidad.
Lo bueno que tiene esto es que no nos quedamos en un solo tipo de cerveza.
Estamos acostumbrados a las cervezas rubias, lagers y cada vez más livianas.
Generalmente se estila tomar a la cerveza bien fría y se le agrega limón.
Son efectos que se utilizan para mitigar los defectos que tiene la cerveza industrial como producto.
A una buena cerveza es necesario sentirle el aroma, el gusto y los sabores.
A la cerveza industrial lo que uno hace es beberla para refrescarse o satisfacer esas ganas de tomar algo frío y rico puede ser, pero no tiene esa sinfonía de sabores que se perciben cuando se toma una cerveza artesanal.
-¿Cómo es el paladar cervecero del salteño?
-”Por la experiencia que hemos adquirido acá podemos decir que es un proceso. Hay gente que nunca tomó, probó una cerveza artesanal y evidentemente cuando ingresa en este mundo, siente el cambio hasta en el precio. Están acostumbrados a tomar cantidad pero no existe esa calidad artesanal.
A medida que el cliente se acerca a la chopería va probando los distintos sabores. Cada estilo de cerveza tiene una gama de sabores.
Lo que se recomienda que por primera vez se pruebe una cerveza rubia, lo más parecido que puede llegar a haber a las cervezas industriales a la que estamos acostumbrados.
Y poco a poco vamos descubriendo el vasto mundo de la cerveza artesanal… y se termina en una cerveza que nunca pensamos que sería la favorita.
-¿Cuántos tipos de cerveza artesanal se pueden determinar?
-“Existe una gran variedad… aquí trabajamos con nueve estilos de cerveza artesanal. Ocho fijos y una cerveza de estación que es la que acompaña el momento del año en que estamos viviendo.
Tenemos cervezas rubias como la Golden como la Strong Golden Ale… son cervezas rubias pero cada una con sus características; una más amarga que la otra, una más frutal que la otra o con más alcohol. Cada cerveza tiene sus diferencias.
Hay una cerveza que tiene naranja y miel (Honey Amber Ale). El público generalmente la toma y la aprueba por su sabor. También tenemos cervezas rojas, rubias y negras.
Hay algunas que son más fáciles de beber. La cerveza negra está asociada con el invierno porque tiene mucho cuerpo y es muy calórica. Mucha gente se ha enamorado de la American Stout y la toma todo el año.
Por otra parte la cerveza de barril siempre es mucho más rica que la de botella, dado el proceso. Es lo más puro en estado de cerveza. Es sacada del barril con CO2, un gas inócuo que no le cambia las propiedades y se puede beber el producto es su naturaleza más pura”.
-¿Podemos hablar de una cultura cervecera?
-“El auge de la cerveza artesanal se inició en los Estados Unidos hace treinta años… llegó a América Latina, a la Argentina primero, al Uruguay hace diez años creándose Mastra.
Es un proceso al que la gente se ha ido sumando.
Nosotros tratamos de crear un ambiente relajado y entendemos que la cerveza artesanal está muy asociada al Rock and Roll y no tanto a los ritmos tropicales y cumbieros.
Todo ello forma parte… ver la belleza de la pinta recién servida y como el cliente acompaña todo el movimiento escuchando buena música.
Salto no estaba acostumbrado a un lugar así y creo que se lo merecía, poder disfrutar de la cerveza recién servida de barril.
Algo similar ocurre con el vino que hoy en día se presenta en diversas cepas.
Es bueno poder tener opciones y no estar encasillados… la cerveza artesanal invita a estar con la mente abierta y probar cosas distintas. Cuando viajo suelo ir a los lugares donde venden cerveza artesanal y las pruebo.
La cerveza va en la mano que tenga el maestro cervecero… cada cual realiza el producto a su forma… desde mi lugar incentivo a quienes deseen crear su propia cerveza que lo hagan.

“La cultura de la cerveza artesanal, vino para quedarse”, sostuvieron sus representantes

Cerveza artesanal “Don Mostacho”

 

Simón Da Costa, Francisco Rodríguez y Mauricio Gugliermone, son tres jóvenes emprendedores que, tras descubrir que podían realizar su propia cerveza y compartirla en encuentros con amigos, tomaron la valiente decisión de apostar al emprendimiento de elaboración de un producto netamente artesanal, el cual ha sido bien recibido por los paladares que degustan la famosa bebida. INFOME DON MOSTACHO 2
¿Cuándo y cómo surge la idea de comenzar con un emprendimiento de estas características?
“Don Mostacho” surge de los asados de los días miércoles, que hacemos con nuestra barra de amigos desde hace tiempo. De ahí surgió la idea de por qué no hacernos nuestra propia cerveza, ya que si bien tomábamos de diversas marcas, no sabíamos qué tenían ni cómo fueron hechas.
Maduramos un poco más la idea, y, de a poco, se fue dando. Comenzamos a interiorizarnos, estudiar un poco la elaboración y los procesos; y nos largamos a fabricarla.
Primero, nos salió algo que era parecido a una cerveza, que todavía no sabemos qué era; pero, luego, lo fuimos puliendo y, en la tercera o cuarta tanda, fue mejorando. Durante un largo tiempo, unos cuatro años, lo que hicimos fue cervecería cacera de consumo personal, que es muy diferente a la cerveza artesanal desde la elaboración hasta el producto final. Lo casero es para consumo personal, como lo mencionamos; da una libertad distinta, ya que se inventa mucho, se prueba distintas opciones. Ya, cuando se trabaja para comercializar el producto, es distinto; esa libertad se pierde. Por lo tanto, comenzamos a especializarnos sobre el tema, concurriendo a cursos en el exterior (Argentina) o a Montevideo mismo, donde vinieron varios especialistas a enseñar. Ahí sí, comprendimos cuáles eran los procesos correspondientes para hacer cerveza, fogueándonos a puerta cerrada, con los riesgos de que si quedaba bien, quedaba bien, y, si no, no.
De esa manera llegamos a elaborar el actual producto, el cual se disfruta al momento de tomar. Cada una de las tres líneas, tiene un perfil distintivo, pero, nunca nos guiamos por estilos preestablecidos y que son mundialmente conocidos, como los que pueden venir de Inglaterra o Alemania. Después de todo eso, a principios de año, por el mes de febrero, comenzamos a comercializarla.
¿Por qué el nombre “Don Mostacho”?
El nombre surge en esos asados entre amigos, donde nos pusimos a pensar en qué nombre colocarle a la cerveza. Entonces, en noches de inspiración y de pulir tal o cual nombre, optamos por uno que tuviera identidad y significara nuestra idea, que fuera en español y fuera fácilmente registrada por la gente, solamente por la imagen. Y, como todos nosotros usamos bigote, consideramos que sería una buena idea. También pensamos en ponerlo en francés, pero era muy extranjero, al final, uruguayizamos el nombre y quedó Don Mostacho.
Explíquenos el proceso de elaboración
Empecemos por lo más importante, que son los ingredientes. La cerveza se elabora con agua, básicamente, malta, levadura y lúpulo, son cuatro ingredientes fundamentales. Con las diferentes combinaciones de los mismos, y diferentes procesos que tengan a la hora de usarlos, como la temperatura, por ejemplo, y otros manejos, se logran los diferentes estilos de cerveza. No hay saborizantes, ni conservantes. Eso, habla un poco de la sencillez del producto, lo que no significa que por eso, que no se respeten los pasos necesarios de la producción, de la limpieza.
La cerveza fermenta en base a levaduras específicas, que le dan gran parte del aroma y del sabor. Es un proceso que puede arrancar de manera casera, con poca cosa; siendo muy importante ciertos aspectos como el de la limpieza; la molienda del grano; la elección del grano, generalmente la malta; la maceración del grano con agua, a cierta temperatura por u determinado tiempo, dependiendo, también, del estilo que se desee lograr; el lavado del grano; hervirlo, donde se agrega lúpulos, que es la base del estilo; el agregado de miel, canela; el enfriamiento y luego la fermentación, en barriles especiales de acero inoxidable o plástico, donde ya es un poco más largo el proceso, de unos siete o diez días, los que pasados, se hace un filtrado, un trasegado para llegar al embotellamiento. Nosotros estamos carbonatando en la botella por segunda fermentación, que es agregar azúcar o glucosa, encargándose la levadura de hacer esa segunda fermentación, en la botella.
¿Cuáles serían las particularidades entre una cerveza “común” y la artesanal?
Cada estilo tiene las características que les dieron las circunstancias del momento; de repente, a la hora de competir por una copa de cerveza, hay que presentar distintos mercados.
Nosotros sabemos que, eso no es lo que busca la gente o la mayoría del público que busca una cerveza artesanal. Por ejemplo, existen cervezas que son muy amargas, y a veces chocan.

“La cerveza artesanal es más sabrosa y más saludable”

Carlos Broglio representante de la Cerveza Artesanal Ayuí

Carlos Broglio es maestro cervecero y tiene un emprendimiento denominado Cerveza Artesanal Ayuí y a su vez con su tío Carlos Méndez llevan adelante la empresa Bodegas Salto Chico.broglio 001

“Con Salto Chico estamos desde el 2006 y como nuevo emprendimiento estamos con la cerveza artesanal desde el 2008 e hicimos unos cursos en Córdoba (Argentina) para aprender a elaboración y todos los pormenores de la cerveza artesanal. A partir de allí venimos elaborando la cerveza en forma experimental” – detalló Broglio.

-¿Cómo se fue planteando este nuevo desafío de la cerveza artesanal?
-“Comenzamos a interesarnos porque veíamos que a nivel mundial había un gran desarrollo de la cerveza artesanal y nos vinculamos con los cursos en Córdoba a través de unos amigos. Fuimos allí y a partir de ese momento empezamos a elaborar cerveza.
Era muy difícil en ese momento en nuestro país porque no había insumos.

Para elaborar cerveza artesanal se requiere la cebada malteada. Existen distintos tipos del producto; cebadas malteadas base, maltas especiales. También hay adjuntos cerveceros que se usan más que nada a nivel industrial. Después se precisa levadura para fermentar y el lúpulo, que es una flor de una planta trepadora parienta de la Cannabis. El lúpulo es el componente que le da el amargor y aroma a la cerveza… a la vez hace de conservante. Para hacer cerveza se requiere sí o sí cebada malteada. El malteado es un proceso que se le hace a la cebada que es como una pequeña germinación que se corta a los pocos días, se la seca y se la tuesta. Es un proceso que se hace exclusivamente en las malterías y aquí en Uruguay hay solo una que es la Maltería Oriental, que hace solamente malta Pilsen.
Las maltas especiales son todas importadas, hay alemanas y argentinas.
En la época que comenzamos todos esos insumos no se encontraban en Uruguay.
Era muy difícil hacer cerveza. Para hacer los cursos y las prácticas traíamos de Córdoba y elaborábamos aquí. Al principio empezamos vía experimental; ahora ya estamos más enfocados a la parte comercial, generando la marca Cerveza Artesanal Ayuí por el lugar donde estamos y tampoco queremos que se nos confunda con el vino porque son dos emprendimientos totalmente diferentes. Las dos son bebidas producidas por fermentación. Son cosas bien diferentes. Nos atrae el tema de la cerveza, que está muy en auge en el mundo, en contrastación con el vino pues la cerveza se consume más en verano y este en el invierno.
Por otra parte la cerveza es un producto que no tiene riesgo climático como lo tiene el tema del vino”.
-¿Qué tipos de cerveza artesanal propone Ayuí?
-“Arrancamos con una Golden Ale, que es la que más se acerca a la cerveza comercial que es bien fácil de tomar. Cuando venimos de tomar cerveza comercial, el paso obligado para pasar a la artesanal es la Golden Ale. Después hay cervezas rojas como la Scottish Red Ale que se elabora con maltas más tostadas. Ese tostado más fuerte hace que el color sea más oscuro.
Luego está la Stout que es una cerveza negra que a nivel mundial es muy famosa. Lo que está muy de moda es la Ipa (Indian Pale Ale) que es la cerveza más amarga que durgió en Inglaterra.
Los ingleses enviaban en barco a la India y como demoraba mucho, llegaba en mal estado, lo que llevó a que le agregaran más lúpulo y lograron así la Ipa. Hoy en día se está trabajando mucho en experimentos nuevos con la Ipa para lograr connotaciones diferentes. A nivel mundial el país que más desarrollo ha tenido en la cerveza artesanal es Estados Unidos.
Existen pequeñas cervecerías que hacen su propia malta, cuestión que no es habitual, lográndose así un producto único”.
-¿Cómo ha sido la respuesta del paladar salteño?
-“El proceso es muy incipiente… recién estamos empezando. La gente está conociendo de a poco las particularidades de la cerveza artesanal y los consumidores quieren seguir en esa línea y les cuesta después tomar una cerveza comercial porque la encuentran insulsa. Estuvimos en Semana Santa en la Semana de la Cerveza en Paysandú.
A nivel del mercado estamos vinculados a varias cervecerías y tenemos primos que han instaurado un Growler Beer Truck (carro de cerveza).
Este sistema se está usando mucho a nivel mundial y comenzando en nuestro país.
La cerveza artesanal generalmente es en barril. Es una cerveza cruda, sin pasteurizado ni conservantes. Entonces no es solamente más sabrosa sino que es mucho más saludable. Las cervezas artesanales que se embotellan empiezan a asemejarse a las comerciales. La forma de tomar es mediante una canilla como el shop directo, en un pub o restaurante o mediante el growler, que es personal. Se lo carga en estaciones de recarga y se logra tomar la cerveza fresca de barril sin conservantes y nos la podemos tomar en casa”.

El consumidor de Springen Bier puede ver su proceso de elaboración al comprarla y comprobar que es algo natural

Creo que hoy el púbico está demandando algo diferente. Está cambiando su forma de alimentarse y eso se da no solo en las comidas sino también en las bebidas. Busca algo más natural, orgánico, sin tanto conservante. El público, hoy disfruta de tener algo distinto para probar”, comenzó diciendo a EL PUEBLO, Nicolás Remedi, uno de los propietarios de Springen Bier.INFORME - springen bier 2 - Dos de los socios degustando su cerveza artesanal
En abril del año pasado arrancaron con el emprendimiento de forma más profesional, antes era común que hicieran cerveza artesanal para compartir con amigos en reuniones o asados a los que concurrían. Hasta que se organizaron para empezar con Springen Bier SRL.
Sus propietarios son tres socios Nicolás Remedi, Gustavo Damián Pérez y Emanuel Bourdin y en el mismo lugar donde la fabrican, en Soca 428 también la comercializan al púbico. Además, están en diferentes puntos de venta de diferentes locales del medio.

EL PROCESO DE ELABORACIÓN
“Nuestra cerveza es gasificada naturalmente mediante una doble fermentación que se genera adentro de la botella. Nosotros le ponemos azúcar y la levadura come ese azúcar dentro de la botella y lo transforman en gas, lo que hace que se gasifiquen tan finamente. Eso es algo diferente a las cervezas industriales que se gasifican con CO2 y además tienen adulterantes y conservantes que es lo que te genera ese dolor de cabeza típico que se da después de consumirla o esa sensación de hinchazón” comentó Remedi.
“Nuestra cerveza se elabora en base a agua, malta y lúpulo, no tiene nada más. El proceso de elaboración lleva tres ollas, una que lleva el agua caliente, otra es el macerador y la ultima es la del hervido”, explicó el joven emprendedor, señalando unas enormes ollas dispuestas en su local donde comercializan la bebida y el público puede ver directamente como se elabora el producto.
“El agua caliente llega a una temperatura adecuada para la maceración, molemos el grano que compramos y lo mezclamos con agua caliente y se lo macera. El enmacerado, genera lo que se llama el mosto, que es lo que mal se llama cerveza, y que todavía le falta para ser cerveza. Después se pasa a la olla de hervido todo lo que se maceró, el grano se descarta y lo que queda es el mosto que nosotros lo hervimos a 105º durante una hora y 20 minutos. Después se le van agregando los lúpulos, que es lo que le da el sabor, olor y amargor final”, comentó Remedi.

MANEJAN CINCO ESTILOS DE CERVEZA ARTESANAL
Springen Bier maneja por el momento cinco estilos diferentes de cerveza artesanal. Una Scottish Ale que es una cerveza roja, con toques dulces y un final como medio ahumado por la malta caramelo que se usa. Una Cream Stout que es una cerveza negra con buen cuerpo, notas de café y chocolate amargo. Una Brown Porter, que es una cerveza negra que tiene un cuerpo medio, no tan marcada la nota a café sino tirando más a tostado y chocolate. Después, está la Golden Ale, una cerveza rubia, muy parecida a la cerveza tradicional con un toque de cítricos al final que le da un sabor especial. Una Honey Ale, que es una cerveza rubia pero es alcohólica porque tiene mucha miel natural.

COMERCIALIZAN EN LA PLAZA LOCAL
“Nosotros abrimos acá (Soca 428) que es donde la fabricamos y la etiquetamos y si quieren comprar pueden hacerlo y los que no conozcan mucho puedan ver todo el proceso, que es algo natural y hacernos las consultas que consideren necesarias”, señaló Remedi.
Asimismo, de a poco y en la medida que la gente la va conociendo está comenzando a venderse en los diferentes comercios salteños.
Estos emprendedores salteños cuentan con choperas y una barra que alquilan para cumpleaños, casamientos, fiestas y eventos donde gustan contar con cerveza artesanal.
En ese marco, señalaron que el próximo viernes 18 en el club Salto Uruguay, harán un evento con show en vivo, pizzas y cerveza artesanal, para que la gente conozca un poco más el producto
Springen Bier está en facebook, instagram y tiene una página web:
www.springenbier.com

UNA CERVEZA ARTESANAL “ES COMO DARSE UN GUSTO”
Finalmente, Remedi instó al que nunca probó una cerveza artesanal a que pase por su local y la pruebe. “Yo, desde que probé la cerveza artesanal no la dejé más, uno puede ir variando pero siempre dentro de la gama de la artesanal. Consumir una cerveza artesanal es como darse un gusto, es algo especial, es una manera diferente de disfrutarla”, concluyó.

Cabesas bier, una de las más tradicionales, produce 120 mil litros mensuales de cerveza y empezó a exportar a Argentina

La cerveza hecha con zapallo cabutiá es una de sus más recientes novedades

“Hoy en día, podemos decir que la cerveza artesanal es de muy buena calidad. No tiene conservantes y es industria local.
Además, ofrece una gran variedad”, agregó en defensa de este producto que cada vez tiene más adeptos, Pedro Vallejo, el representante para el Norte del país de la cerveza artesanal Cabesas Bier, cuya fábrica está en Tacuarembó.
Cabesas Bier, hace 10 años que está en el mercado y es una de las mas tradicionales dentro de las de su tipo, pero más allá de eso, el boom de la cerveza artesanal en el país es una tendencia que no lleva más de 3 años.
“Nosotros estamos en una cantidad de cadenas de supermercados del país y en muchos restaurantes y boliches nocturnos y ya salimos a la Argentina”, dijo en referencia al nivel de venta de este producto que comenzó a exportarse de forma paulatina pero a un ritmo creciente, lo que les da el optimismo necesario para continuar creciendo.INFORME - cabesas bier 2
Quienes se dedican a la comercialización de este producto, estiman que entre el 15 % y 20% de los consumidores de cerveza se pasaron a la artesanal en los últimos años «y eso es un porcentaje altísimo para nosotros», dijo Vallejo a EL PUEBLO, al ser consultado para el presente informe.
120 MIL LITROS MENSUALES
La planta de fabricación de Cabesas Bier, que es una de las cervezas artesanales más tradicionales del país tiene una producción mensual de 120 mil litros y es la más grande, por así decirlo y una de las que lleva más tiempo en el mercado. Su fábrica está en Tacuarembó y su cerveza se la puede encontrar en todo el país y ahora también en Argentina.
CHOP DIRECTO DEL BARRIL AL VASO
La llegada a Salto de Cabesas Bier se dio hace un año aproximadamente y es un producto que el público pide cada vez más, sobre todo la gente joven, que busca probar algo diferente.
“Ahora, estamos viendo de poder instalar algunas canillas de chop directo que es algo que todavía no hay y que es un poco la mayor novedad de la cerveza artesanal, que sale del barril directo al vaso”, comentó Vallejo.
“En Salto todavía nos sentimos un poco en el debe con el público consumidor de esta cerveza y eso se debe a que hay una lucha importante con algunas empresas que tienen la exclusividad de determinada cerveza. Esas trabas nos complican bastante a la hora de ingresar al mercado pero de a poco la gente cada vez la pide más y la busca y eso implica que en algún momento se van a tener que empezar a abrir esas trabas”, comentó el encargado de ventas para la zona Norte.
NUEVE ESTILOS DE CERVEZA
Cabesas Bier, tiene nueve estilos de cerveza artesanal. Vallejo, recomendó para quienes comienzan a probar este tipo de cervezas que se inclinen por la Blonde Ale, que es una cerveza rubia, al estilo de las tradicionales y es lo más parecido a las cervezas ya conocidas. Otra de las variedades para iniciarse en el consumo de este producto es la cerveza roja, la Scottish Ale, que tiene como presencia principal la malta. “Ambas cervezas son suaves y amigables y tienen mucha salida”, comentó Vallejo.
Después, está el otro extremo, “nos podemos ir a una Ipa Atómica, que una de las más fuertes y con bastante carácter como se dice. Pero también es muy buscada, sobre todo por los que buscan algo diferente”, agregó.
Otra novedad de Cabesas Bier, es la cerveza artesanal hecha con zapallo cabutiá, llamada Cabutiña, que le da un carácter particular.
Después, hay cervezas de trigo, cervezas negras, entre otros tipos.
UN PRODUCTO DIFERENTE, SANO Y NATURAL
Sobre la diferencia de la cervezas artesanales frente a las industriales, Vallejo señaló que se trata de un producto diferente, que “es otra calidad y es imposible que la industria cervecera pueda brindarlo”, comentó.
“Lo que yo puedo decir a quien todavía no la probó, es que se den la oportunidad de probarla, porque el precio cada vez se empareja más y el consumidor le está dando al paladar algo diferente y sano porque es natural”, concluyó.

 

 

 

 







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...