La laicidad en el Estado

La polémica por una foto y el cuestionamiento al rol de los gobernantes ante las comunidades religiosas

Nuevamente el tema de la laicidad volvió al tapete en nuestra ciudad. Tras lo que fue la destitución de su cargo de la Directora del Liceo Nº1 Diana Lucero por permitir una charla contra el aborto en una institución educativa en lo que se consideró una actitud irresponsable por incluir la opinión de un sector de la población como la opinión de la Iglesia Católica, ahora, el tema vuelve a tomar estado público con otro actor involucrado y de mayor investidura, generándose diferentes opiniones a través de las redes sociales sobre el tema.LimaInforme
Nos referimos a una foto que circuló por casi todos los medios de comunicación y las redes sociales donde el Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, está reunido con dos pastores de la comunidad religiosa «Tiempo de Victoria», con Sede en nuestra ciudad, recibiendo lo que se puede llamar como una «bendición» de parte de los religiosos.
La foto, generó tal polémica en torno al tema de la laicidad del Estado y el rol de los gobernantes en este aspecto que el mismo intendente debió aclarar la situación a través de una carta publicada en las redes sociales donde hizo pública su explicación sobre lo sucedido.
LA OPINIÓN DE ALGUNOS REFERENTES POLÍTICOS
Varios actores políticos y sociales dieron sus opiniones en las redes sociales generando una polémica que fue durante varios días el tema de conversación. A modo de ejemplo, la diputada salteña Manuela Mutti pidió a la Mesa del Frente Amplio que analice la situación. «Desde la fuerza política que se le llame la atención, se le pidan explicaciones y se le solicite que no vuelva a incurrir en este tipo de acciones», dijo Mutti.Para Ope Pasquet la violación de la laicidad es clara y la Junta de Salto debería intervenir.
«El intendente puede profesar la religión que él quiera, pero no en su despacho. Para asistir al ceremonias del culto que él elija tiene cualquier punto del país pero no puede utilizar un establecimiento público para ceremonias religiosas», dijo el legislador colorado.
El diputado Óscar Groba consideró que Lima no estuvo bien en usar su despacho para este acto. «Mi preocupación es que se haya hecho un despacho que es de la gente», dijo Groba.
El diputado blanco Gerardo Amarilla, que profesa la religión evangélica, consideró que esto no debería generar tanta alarma. «No me parece una cosa tan extraña ni tan compleja. Uno cuando asume en la función pública mantiene sus principios y su fe y si hay una ceremonia privada en su despacho yo creo que no tendría que haber tanta alarma pública. En Uruguay hay una caza de brujas con la espiritualidad de la gente», sentenció el nacionalista.
Por su parte, el intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, explicó que fue una oración que el religioso quiso hacer en agradecimiento por haber sido recibido.
CARTA DEL INTENDENTE EN TWITTER
«El pasado sábado, me reuní en mi despacho con el Ministerio Evangelístico Tiempo de Victoria, organización religiosa que tiene su sede aquí en Salto, la misma fue en ocasión de la visita a nuestra ciudad de su pastor Valdir de Souza. A partir de la publicación de una foto de esa reunión por parte de De Souza, debemos puntualizar. Por mi investidura, semanalmente recibimos a muchas organizaciones, tanto sociales, como políticas, deportivas, sindicales, religiosas, educativas, etc. Algunas de ellas con planteos concretos hacia la Intendencia y otras simplemente ser recibidas a los efectos de transmitirnos información de sus actividades o su trabajo en el medio. Más allá de mi creencia religiosa, hemos recibido a católicos, protestantes, evangélicos y umbandistas y en todas las ocasiones con el más profundo respeto los hemos escuchado, finalizando las mismas con augurios por parte de ellos, de tener una buena gestión; despidiéndonos con un apretón de manos, un abrazo o en algún caso, solicitan realizar una oración de bendición, en agradecimiento de haber sido recibidos y escuchados. En ocasión de haber recibido a integrantes del Ministerio Evangelístico Tiempo de Victoria, eso fue lo que ocurrió».
EL INFORME
En el presente informe, buscamos tener la opinión de la comuna al respecto a través del Secretario General, Lic. Fabián Bochia. Asimismo, se rescata la opinión de algunos referentes políticos y religiosos del medio donde dan a conocer su punto de vista respecto a la postura que debe tomar un gobernante ante la comunidad religiosa en general. Vale aclarar que desde la Iglesia Católica decidieron mantener silencio respecto al tema y no emitieron opinión. Finalmente, se consultó al azar a algunos salteños sobre este tema quienes también vertieron su opinión fundada.

Donarán terrenos a la Iglesia Católica y la comunidad Beraca y eso tampoco afecta la laicidad.
“La intendencia es de todos y recibe a todo el mundo”, dijo el Secretario General en referencia a la apertura de la comuna.

La Intendencia es de todos y recibe a todo el mundo”, comenzó diciendo el Secretario General de la Intendencia de Salto, Lic. Fabián Bochia al ser consultado para el presente informe de EL PUEBLO.
“Recibimos asociaciones civiles, CAIF (Centro de Atención a la Infancia y la Familia), clubes de niños, clubes Rotarios, de Leones, al Ejército, la Prefectura, a todos y también religiosos. Yo personalmente, he recibido por ejemplo a APES (Asociación de Pastores Evangélicos de Salto). El Intendente estuvo en la asunción del nuevo Obispo (Pbro. Fernando Miguel Gil Eisner)”, agregó el jerarca departamental para mostrar la apertura de la actual administración a la hora de recibir a todo tipo de organizaciones en la comuna.
DONACIONES DE TERRENOS A COMUNIDADES RELIGIOSAS
Asimismo, señaló que la Intendencia colabora con muchos proyectos que surgen a iniciativa tanto de organizaciones sociales como religiosas. A modo de ejemplo, dijo que la Intendencia de Salto le donará un terreno a la Iglesia Católica para la concreción de un proyecto educativo, motivo por el cual enviará esta iniciativa a la Junta Departamental de Salto para su aprobación. Se trata de un proyecto similar al del liceo Jubilar que patrocina la Iglesia Católica, con una intervención educativa en barrio Uruguay y que es apoyado por la Intendencia de Salto. En ese marco, Bochia señaló que no hubo ningún cuestionamiento hasta el momento porque la donación del terreno fuera para una organización religiosa, remarcando que lo que se mira es el fin para el cual se hace la solicitud y para las autoridades eso es algo muy loable en la medida que implica un trabajo sobre la educación de los niños y jóvenes salteños.
“Nosotros apoyamos ese proyecto de la Iglesia Católica y lo vamos a enviar a la Junta (Departamental de Salto) para que salga, porque es un proyecto educativo en la zona de barrio Uruguay, donde hay religiosos pero nosotros creemos que puede ser muy positivo para el barrio”, comentó Bochia al respecto. Asimismo y a modo de ejemplo, mencionó el apoyo de la Intendencia a otra comunidad religiosa como lo es el proyecto Beraca. En este caso, se donó un terreno que es una fracción de la chacra municipal Nº 2 de Nueva Hespérides.
“Todos los proyectos sociales nos interesan y buscamos la forma de apoyarlos, vengan de donde vengan, no tomamos partido por nadie”, agregó.
USO DE PLAZAS O CALLES PARA EVENTOS RELIGIOSOS O SOCIALES
Otro de los ejemplos mencionados por el jerarca departamental donde la Intendencia colabora con organizaciones no solo religiosas sino de todo tipo, tiene que ver con la colaboración para realizar actividades en espacios públicos. En ese sentido, la colaboración pasa por la bajada de la energía eléctrica, el corte de calles cuando se usan espacios públicos para actividades puntuales como cuando se hace una reunión o una celebración en una plaza, una esquina céntrica o alguna calle de un barrio determinado.
“Recibimos a todos, respetamos a todos y no tomamos partido por nadie”, remarcó Bochia en este sentido.
USO DEL ATENEO Y OTROS EDIFICIOS PÚBLICOS EN OCACIONES PUNTUALES
En el caso puntual de la foto que ocasionó una discordia pública sobre todo a través de las redes sociales, con opiniones en un sentido y en otro, la Intendencia de Salto había recibido a los integrantes de una comunidad religiosa a quienes les había cedido el Ateneo de Salto para una actividad puntual.
“Vuelvo a repetir, nosotros recibimos a todos y no tenemos problema en colaborar con todos siempre y cuando se haga en el marco del respeto y la tolerancia a la ley y el orden público”, señaló Bochia.
Asimismo, dijo que “permanentemente llegan representes de diferentes organizaciones a la Intendencia. El propio Obispo antes de asumir estuvo charlando con el Intendente un rato y lo invitó a la ceremonia de su asunción, igual que la Asociación de Pastores Evangélicos, han elevado plegarias para que a Salto le vaya bien, sobre todo cuando se sufren granizos o inundaciones y con todo respeto se los recibe y se agradecen esos buenos deseos. No es que hagan un culto en la Intendencia, sino que es la forma de agradecer la colaboración que reciben”, concluyó el Secretario General.

Mtro. Ramón Fonticiella – Ex Intendente de Salto.
“Ser laico, no es ser anti religioso. Ser laico es ser respetuoso de las religiones, aunque no se las asuma institucionalmente”.

El ex Intendente de Salto por el Frente Amplio, Mtro. Ramón Fonticiella, visitó la redacción de EL PUEBLO, donde manifestó su postura sobre la laicidad y reflexionó respecto a los últimos hechos ocurridos en nuestra ciudad, aseverando que “el Uruguay sigue siendo un Estado laico, pero, fundamentalmente, porque tiene un pueblo laico, aunque no comprenda del todo el tema de la laicidad”.Fonticiella

¿El uruguayo entiende el verdadero significado de la laicidad, comprendiendo que la misma es algo más que nuestro Estado no profese religión alguna?
Creo que el tema de la laicidad, como otros temas que son elementos centrales de la vida en democracia verdadera, cada vez están difusos dentro de la personalidad social del país, y, por lo tanto, dentro de cada uno de los seres humanos. Por ejemplo; en este trasiego de ideas permanentes que hay en el mundo, que aunque se esté desglobalizando, sigue siendo globalizado, escuchamos hablar de “repúblicas religiosas”, que pareciera antitético, de que una república pueda ser religiosa –lo digo con respeto, pero es la realidad-; la República Islámica de Irán, es un caso de los más conocidos; este tipo de repúblicas, se llaman confesionales. Eso es algo que un uruguayo no lo entiende del todo, porque, para nosotros, si bien la separación de la Iglesia y del Estado, en realidad, se consolidó en 1917, no fue algo traído a fórcep, sino que, cuando las leyes se concretan, es porque la vida común de una sociedad ya las ha ido diseñando antes, y la ley, viene a ser el parámetro jurídico a la norma moral, que a su vez, es la que encauza a la norma social.
El Uruguay es laico. Lo que se hizo a partir de la reforma constitucional de 1918, tajo consigo una cantidad de cosas, que, ojalá, los uruguayos las estudiáramos, porque entenderíamos más el mundo de hoy.
Creo que se ha ido desdibujando el hecho de la laicidad. Además, el mundo tiene una explosión pública, popular no laica. El Uruguay, sin embargo, sigue siendo un Estado laico, pero, fundamentalmente, porque tiene un pueblo laico, aunque no comprenda del todo el tema de la laicidad.
Ser laico, no es ser anti religioso. Todo lo contrario. Ser laico es ser respetuoso de las religiones, aunque no se las asuma institucionalmente. No se pude hablar de la laicidad, si nos sentimos fedayines a favor o en contra de la religión, o, nos sentimos demagogos y nos subimos a la primera idea, si es que la misma nos puede servir para algo.
La laicidad es una garantía de igualdad y de democracia. El Uruguay tiene que cultivarla más.

Cuando lo político y lo religioso se mezclan, ¿peligra la laicidad?
Hay que desarrollar la consistencia ideológica de la libertad; la de unos, y el respeto a la libertad de los demás. Con ese concepto, el fundamentalismo, uno de los dos grandes enemigos de la laicidad, queda postergado. El otro gran enemigo, es la demagogia. Hoy en día están de moda los políticos con tendencia religiosa; no tengo nada en contra. Sí estoy en contra de que se utilice una creencia religiosa, para captar voluntades desde el punto de vista político, estaré siempre en contra de eso.
Yo fui en su momento, muchas veces invitado a distintas iglesias, y la pregunta es ¿qué derecho tiene un político a resistirse a ir? Otra cosa es que ese político utilice eso como una propagando electoral, y profundice en otras formas, con las que nunca estaré de acuerdo.
Forma parte de la democracia, que es una forma de vivir. La cual si no la consolidamos, se nos resquebraja. Hay que tener equilibrio. Si bien como dijo Terencio: “Hombre soy, nada de lo humano me es ajeno”, hay que tener fuerza para no caer en la tentación de querer sembrar nuestra idea donde no se debe.

A un año del hecho que motivó el sumario a la Directora del Liceo Ipoll Diana Lucero, surge otro, que tiene como protagonista al Intendente Lima, lo que colocó nuevamente el tema laicidad en el debate público, ¿estamos ante casos de similares características, o no?
Creo que la diferencia es sustancial, son cosas totalmente distintas. De lo que sucedió en el Liceo Nº 1, conozco poco; entiendo que, el hecho más grave, no es que tal o cual iglesia diera una charla, el hecho más grave, es hacer charlas contra la ley. Eso para mí es la clave.
Respecto a lo que se conversa del Intendente Lima, creo que se equivocó. Ningún Intendente, el que sea, puede quedar al margen de que alguien – porque uno recibe en la Intendencia desde masones confesos hasta pastores evangélicos, pasando por obispos y feligreses-, pretenda agasajarlo o bendecirlo, claro que no, eso es lo más razonable. Ahora, hay que manifestarle que lo podrá hacer cuando, en este caso el Intendente, llegue a visitarlo a su iglesia, será un gusto. Así se evita caer del fundamentalismo de la negación: “no me comprometa”, a la fácil postura de la demagogia: “que bien que puedo quedar delante de los miles de fieles que puede tener este hombre”. Yo no juzgo, pero creo que hay que tener equilibrio para hacer las cosas.

Periodista y religioso Jorge Rodríguez.
“El significado de laicidad y su cometido aún hoy despierta debate”.

Rescatamos la opinión del reconocido periodista y religioso Pai Jorge de Ogum – perteneciente a la Nación Yeye Vodun Nago – Jorge Rodríguez – quien hizo su lectura frente al hecho religioso que se dio en el despacho del máximo jerarca departamental Dr. Andrés Lima. “ Partiendo de la interrogante sobre la postura que debe o debería tener un gobernante ante la comunidad religiosa; es importante destacar en primer lugar el derecho consagrado en la Constitución que establece la Libertad de culto y prohíbe la discriminación religiosa”. Así se pronunciaba el periodista Rodríguez en las redes “Lima no necesita que lo defienda, pero hay situaciones que jorge rodríguez 001superan todo…Las redes se han visto invadidas con la imagen del intendente Lima acompañado de dos pastores evangelistas. Encabezando la foto, los post y comentarios son de los más diversos, hablan desde la libertad de culto , pasando por el exorcismo y cuestionado la laicidad del Estado. Éste hecho «extraño» para muchos y no tanto para otros nos debe de conducir a reflexionar si todo es válido en la competencia para posicionar a nuevas (y no tanto) figuras.La participación y relación de hombres que ocuparon el máximo cargo político a nivel dptal con referentes religiosos ha sido una constante en diferentes gobiernos , desde la ayuda brindada a construir un altar hasta el desempeño de un sacerdote en el equipo de trabajo del Gobierno Departamental. Cuidado, No todo es válido en el camino electoral…¿O sí? “ Siguiendo con la reflexión – Rodriguez sostiene que “La Constitución establece que todos los cultos religiosos son libres en Uruguay, habiendo una estricta separación entre la Iglesia y el Estado. Uruguay se destaca como uno de los paises más laicos de América Latina , garantizando la separación del Estado de todas las religiones.
El significado de laicidad y su cometido aún hoy despierta debate. A pesar de ser el Estado uruguayo laico, no podemos negar la participación o influencia religiosa en la vida social y política del país.
Días pasados, la fotografía el Intendente de Salto Dr Andrés Lima invadía las redes sociales , acompañado de dos pastores dando muestra de un momento que aparenta ser de bendición, o sea la consagración de un acto de nivel espiritual.
Conocido este hecho (no por el hombre que tiene a su cargo la máxima responsabilidad del departamento), las opiniones comenzaron a surgir . Aprobación, desaprobación y en algunos casos desinterés . La diversidad de comentarios hablan de libertad de culto, de exorcismo y laicidad del Estado, ya que la fotografía deja reconocer el despacho del jefe
comunal(instalado en la IDS). Sabido es que a pesar de ser laico el Estado uruguayo, la intervención de representantes religiosos siempre está presente en la vida pública ante temas que trascienden lo jurídico y se discuten en el terreno moral y de valores. Creo importante reflexionar sobre la fotografía dada a conocer. Preguntarnos ; ¿ Fue Lima quien publicó la fotografía?
¿El Intendente Lima invita a la sociedad toda a participar de ese acto espiritual?
¿Qué postura tomamos ante otros actos públicos en donde la celebración fue acompañada de referentes religiosos y se impartió la bendición a momentos o derramó bendiciones sobre edificios en donde el apoyo del Gobierno Dptal es público y notorio?
Quien se plantea estás interrogantes es Periodista de profesión. Y elige por elección ser parte de la comunidad Afro Umbandista.
Poder observar la situación desde el Periodismo y comprender desde lo religioso no es tarea fácil. Preguntarnos desde el punto de vista periodístico sobre si el Intendente Lima violó la laicidad del Estado al aceptar ser bendecido, es verme en la necesidad de preguntar sobre la intencionalidad con que lo hizo. Preguntarme sobre si el Intendente Lima violó la laicidad del Estado desde la posición de Pai de Santo , es preguntarme sobre la humanidad de la persona en cuestión por sobre los intereses políticos partidarios”.

Alberto Subí – Presidente de la Junta Departamental de Salto.
“No creo que haya sido una situación con mala intención por parte del Jefe Comunal”, expresó el jerarca sobre la bendición recibida por el Intendente Lima.

EL PUEBLO dialogó con el Presidente de la Junta Departamental de Salto, Alberto Subí, quien brindó su parecer respecto al concepto de laicidad en general y, en particular, el hecho que tuvo lugar la semana pasada en el despacho del Intendente Lima, que provocó la temática volviera a surgir como debate, tanto a nivel local como nacional.INFORME PTE DE LA JUNTA ALBERTO SUBI (FOTO)

¿Se respeta la laicidad por parte de las instituciones del Estado?

Entendemos que sí, básicamente se respeta; no hay, desde mi punto de vista, antecedentes públicos importantes de violaciones por este hecho. Básicamente creemos que sí, que se respeta tanto a nivel nacional como departamental. La Laicidad en el Estado, creo que el funcionario municipal, estatal o de la responsabilidad pública que tenga, la tiene en cuenta y, la tiene clara, de que en oficinas públicas o demás instituciones del Estado, no puede tomarse parte de ningún tipo de religión o algún tipo de secta.

¿Qué opinión le merece lo sucedido en el despacho del Intendente de Salto quien recibió la bendición de pastores de una determinada religión?

Yo creo que a todos nos cayó de improvisto lo que vimos; nadie esperaba una cosa similar. Ahora, también entendemos que, no habría que darle demasiada importancia al tema ¿no? Si bien se le atribuye al Intendente algún tipo de responsabilidad, yo creo que fue un hecho fortuito, que se dio un escenario donde el hombre ligó mal y donde creemos que por una circunstancia de respeto a los que estaban ahí, a los pastores que lo visitaban, se dio esa circunstancia, pero no creo que haya sido una situación con mala intención o con dolo por parte del Jefe Comunal, de querer tomar parte por algún tipo de culto o algún tipo de religión en su despacho. Reitero, considero que se dio la circunstancia, y bueno, se vio embretado en crear una situación de respeto por el entorno y por eso pasó lo que pasó; no creo que haya habido mala intención o algún tipo de intención premeditada para pasar lo que pasó, sino que se dieron las circunstancias en donde, capaz, se lo puede juzgar por no haberla previsto, por no haber estado preparado para reaccionar ante esa circunstancia. No hay que darle demasiada importancia a un hecho que más barullo hizo en las redes sociales, que otra cosa.

¿Se deberían tomar medidas ante la violación de la laicidad?
Yo creo que sí. La Constitución de la República y las leyes son claras en cuanto a la violación de la laicidad; en caso que sea una cosa que dañe el pensamiento religioso de otras personas, por supuesto que sí habría que tomarse medias. Pero yo no veo antecedentes graves, en donde hayan habido situaciones de violaciones importantes de la laicidad; considero que el Uruguayo entiende de que el Estado es laico, y por sobre todas las cosas, el ciudadano uruguayo, es respetuoso de la opinión y de los sentimientos de sus semejantes, de los que piensa y de lo que cree.
Por supuesto que en caso de violaciones comprobadas se deberían tomar medidas, pero hasta ahora, no he visto casos graves como para poner el grito en el cielo.

Pastor Miguel Campos de la Iglesia .
Evangélica recuerda un encuentro “ameno” con Andrés Lima y con Coutinho.

El Pastor Miguel Campos de la Iglesia Evangélica “Asamblea de Dios el Aposento Alto”, ubicada en Beltrán 275, valoró la “relación armoniosa” de la Iglesia con el Estado, respetando el principio de laicidad. “Nosotros venimos de una cultura judío cristiana y como uruguayos hay una relación muy armoniosa entre la Iglesia y el Estado. Siempre se vivió un vínculo armonioso, sin perder la laicidad”, comenzó diciendo el Pastor Miguel Campos al ser consulado por EL PUEBLO.
Sobre el hecho puntual de que el Intendente de Salto reciba en su despacho a referentes de diferentes religiones, señaló que “eso es una facultad de cada gobernante, decidir a quien recibe y a quien no. Como Estado libre y laico todos tienen el mismo derecho a ser recibidos, a hacer un reclamo o una petición lo que sí no debe haber es una preferencia hacia una religión en particular”, manifestó.
El Pastor, recordó una oportunidad en que fue recibido por el Intendente Andrés Lima, y señaló que la reunión fue muy amena y el recibimiento fue muy cordial. La reunión se dio a raíz de un trabajo de colaboración de un grupo de jóvenes de la Iglesia, que realizaron una tarea de limpieza en la zona del CAIF y de la escuela de barrio Malvasio, donde los jóvenes recogieron bolsas de residuos, vasos y demás elementos que estaban en la vía pública. “Cuando el Intendente se enteró de ese trabajo nos convocó a una reunión para hablar, nos preguntó cuál era nuestra intención con eso y nos recibió de forma muy cordial. Nosotros le dijimos en ese momento que queríamos afirmar el vínculo con el vecindario y ese rol social es parte dela función de la Iglesia, tal como lo entendemos nosotros. Así que el recuerdo de esa reunión fue muy armonioso”, señaló el Pastor Miguel Campos. Asimismo, recordó que con el intendente anterior, Germán Coutinho, también tuvieron un muy buen vínculo e incluso fueron invitados por la Intendencia a participar de una actividad en Colonia Lavalleja.
“NOSOTROS BUSCAMOS EL BIENESTAR DEL SER HUMANO”
Por su parte, la Pastora María Silva, más conocida como “Pastora Mara”, de la Iglesia “Las buenas nuevas”, comentó para este informe que no tiene una queja ni una objeción sobre lo sucedido con el Intendente Dr. Andrés Lima y los Pastores de la Iglesia Evangélica “Tiempo de Victoria”.
En ese sentido, señaló que las religiones buscan el bienestar del ser humano y por eso afirmó no tener nada en contra de los gobernantes que profesan alguna religión así como tampoco tiene nada en contra de las otras religiones. “Nosotros estamos bajo una autoridad y lo primero es la obediencia. El gobernante es quien puede hacer algo por nosotros y es quien nos puede iluminar o algo mejor y a veces pasa que nos falta esa visión o esa luz para aplicar mejor las cosas”, explicó la Pastora Mara. En gobernar nuestros sentimientos, si Cristo falta en el corazón, falta todo, porque no hay mejor intención que la que nos da Cristo y él puede iluminar ese sentido, señaló que “Cristo es quien nos puede iluminar y el camino de los gobernantes y de todos nosotros”, agregó.

Para el Pae Richard Soto no está bien que se hagan cultos, ritos, misas o ceremonias en las oficinas de la Intendencia.

En opinión del Pae Richard Soto, “nuestro Estado es laico y por lo tanto tenemos que seguir cuidando la laicidad para que todos podamos seguir gozando los principios de nuestro país”, comenzó diciendo el entrevistado para el presente informe.
“Que un líder político o una autoridad frecuente a una misa católica o un culto evangélico o de la religión cualquiera que sea, estoy de acuerdo, pero que eso pase en la propia intendencia, en la Casa de Gobierno, me parece que no está bien, sino habría una especie de desigualdad”, agregó referente umbanda.
Si bien, Soto dijo no estar bien informado de lo que había sucedido con el Intendente y los pastores evangélicos en la oficina de la Casa de Gobierno y que motivó la foto de la polémica, se limitó a decir que “si lo que hubo ahí fue una ceremonia, un rito, una misa, un culto evangélico o una sesión espiritual de umbanda, yo lo que digo es que eso está fuera de lugar porque lo que hay que hacer es respetar nuestro Estado laico”, precisó el Pae Soto.
En lo que respecta a la donación de edificios públicos como el Ateneo para realizar celebraciones o eventos religiosos, dijo que para él “es muy difícil opinar porque no quiero ofender a nadie y siempre en mis rezos yo trabajo y digo que todas las religiones que conduzcan al bienestar del ser humano valen. Si brindó el espacio para la Iglesia Católica, vale y si brindó el espacio para la Evangélica, también vale, yo soy umbandista”, aclaró. Asimismo, reiteró, “es algo muy diferente que se haga un culto o ceremonia en la Intendencia, en eso estoy muy en contra”, concluyó Soto.

Andrea Broll “Está bien que los recibiera cordialmente pero no era el ámbito para una actividad religiosa”.

Andrea Broll comerciante, 25 años – “Soy católica pero pienso que no era el ámbito adecuado para que se dieran esas circunstancias. Podría perfectamente haberse dado ese hecho en otro lado y no en la Intendencia”.

¿Lo ve como una falta hacia la laicidad?
-”Por un lado sí y por otro no. Los recibió cordialmente y eso está bien pero no que aceptara una oración justamente en el despacho, donde es frente de muchas miradas”.
La joven opinó que es un tema bastante delicado, ya que no está mal que el Intendente Lima haya aceptado la expresión de fe de parte de los religiosos pero no en el despacho, porque se presta para todo tipo de controversias, cuestionamientos y en este caso como una falta a la naturaleza de la ley estatal.
“Siempre están los ojos criticones que nos van a ver” – cerró.

Declaración Pública.
Violación de la laicidad del Estado del Intendente de Salto Andrés Lima.

15 de octubre de 2018.

Se ha difundido a través de medios de prensa nacionales, que hace unos días el Intendente de Salto Andrés Lima fue ‘’bendecido en su despacho” por el pastor evangélico brasileño Valdir de Souza de la iglesia “Dios es Amor”.
El tema tomó difusión pública luego que el mediático pastor publicara el acontecimiento en su cuenta personal de facebook, acompañándolo con una foto. Luego de la difusión del lamentable hecho en los medios de prensa, el mencionado pastor eliminó la publicación, en un vano intento de borrar huellas, pese a lo cual, la prensa rescató el registro fotográfico.
El hecho constituye una flagrante violación del Estado Laico por parte de un funcionario estatal de alto rango, que la Asociación Uruguaya de Libre Pensadores (AULP), integrante de la Asociación Internacional de Librepensamiento (AILP), tiene el deber de denunciar ante la ciudadanía y ante las autoridades de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a los partidos políticos con representación en el parlamento nacional y en la Junta Departamental de Salto, exigiendo se tomen las medidas que correspondan para corregir la grave falta cometida.
Es llamativo que el intendente Andrés Lima, egresado como Doctor en Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de la República, desconozca que las autoridades que lo representan, tiene la obligación de velar el Estado y por el fiel cumplimiento de la Constitución de la República, que inequívocamente manda en su artículo 5º que “el Estado no sostiene religión alguna”. Ello significa que el Estado no debe pronunciarse a favor de una concepción religiosa en particular, ni permitir que sus instituciones sean un escenario de competencia y disputa de poder de las diferentes visiones religiosas. Permitir que se realice un acto religioso en el despacho que ocupa en la Intendencia salteña, que por cierto es un espacio del Estado, representa además una grave afrenta a la sociedad salteña, que ve utilizados los recursos públicos (el lugar físico en la intendencia salteña, las horas de trabajo del intendente, etc.) en cuestiones que deben ser del ámbito privado, de acuerdo a la libertad y garantías que brinda la propia institucionalidad republicana y laica.
Actitudes como la del intendente Andrés Lima, ponen de manifiesto la ignorancia o el desprecio por la República, de algunos actores políticos que utilizan las posiciones de poder que circunstancialmente ostentan en el aparato del Estado, para obtener beneficios personales, sea por votos o por las razones que fueren, constituyendo por lo menos un acto de irresponsabilidad frente a sus subordinados que podrían seguir su ejemplo sin que él pudiera exigirles el cumplimiento de normas que él mismo no ha respetado.
El intendente Andrés Lima como todos los ciudadanos tiene garantizado el derecho a participar de todas las actividades religiosas que desee; en el Uruguay todos los cultos son libres, pero para ello tiene los templos de las distintas religiones y otros ámbitos, con todas las garantías constitucionales y legales. Nuestra institucionalidad laica garantiza la convivencia integrada, pacífica y tolerante. Uruguay no necesita abrir una nueva brecha en su ciudadanía, no necesita una guerra de religiones y menos aún auspiciada por el Estado.
Desde la AULP llamamos a la ciudadanía a defender a las instituciones republicanas y laicas, porque ellas son la garantía de los derechos de todos. Son la garantía para evitar que la sociedad se convierta en presa de discursos facilistas que encierran odio y discriminación.
Asociación Uruguaya de Libre Pensadores – AULP Asociación Internacional de Librepensamiento – AILP

 

 

 

 








  • Otras Noticias...