¿ La pinta es lo de menos?

“En los actos protocolares como en los cambios de mando siempre hubo un protocolo no escrito que indica que hay que ir de la forma más decorosa posible”

Para el Profesor Jorge Cabral Vinci

Jorge Cabral Vinci, ya no solo en su condición de docente de Historia sino también aprovechando su vasta experiencia como ex Jefe de Policía y como ex presidente de la Junta Departamental de Salto, compartió con EL PUEBLO parte de sus vivencias en materia protocolar, que como él dice, si bien no está escrito, “las costumbres siempre lo están avalando”.

– ¿Cómo recuerda en la historia eventos como el cambio presidencial o en la intendencia en materia protocolar en cuanto a la vestimenta?
– Los actos protocolares como los cambios de mando, en el teatro las funciones de gala, siempre hubo un protocolo, aunque no estuviera escrito, que indica que hay que ir de la forma más decorosa posible. Recuerdo que siempre en cada uno de los cambios de mando la gente iba siempre de traje y el que no tenía traje, iba con saco y corbata, pero con una vestimenta acorde a la seriedad del compromiso al que se estaba asistiendo. Por lo general, no había protocolo escrito, pero en el conocimiento de la gente a la seriedad de este tipo de actos, iba vestida siempre de la mejor manera posible.Jorge-Cabral-Vinci.

– Recuerdo que hemos pasado del famoso saco desprendido del presidente argentino Néstor Kirschner al saco sin corbata del presidente José Mujica, ¿se ha venido dando cierta flexibilidad en el protocolo en estos últimos tiempos?
– Parecería ser que esta gente entiende que tiene que ir como a ellos les plazca. Saltearse toda la seriedad de los actos, la responsabilidad frente a la gente. Recuerdo perfectamente que cuando ejercimos la docencia, y no me refiero solo a mí, incluyo a mis demás compañeros en la docencia, siempre procuramos estar bien vestidos, de saco, de corbata, porque considerábamos que lo más importante era el respeto que le debíamos tener a la gente donde uno concurre a una reunión o a dictar clases. Antiguamente era así, se evaluaba permanentemente la seriedad de los actos y se seguía el protocolo. Antes en los actos patrióticos, los conciertos que se daban de acuerdo a la fecha que se conmemoraba, se iba de una manera decorosa, con saco, corbata, el que tenía traje lo llevaba.

– ¿Es una nueva cultura que estamos viviendo de nuestros gobernantes o referentes sociales?
– Pienso que se está exagerando demasiado decir que estamos frente a una nueva cultura, creo que se trata de una nueva manera de ser de un grupo de ciudadanos que piensa distinto a lo que se pensaba antes sobre los temas que venimos hablando. Aparte de eso, digo que las etapas que se están viviendo, cada persona tiene el derecho a vestirse de la manera que crea conveniente. No obstante esto, el decoro, los buenos modales, el respeto, todo aquello que siempre se tuvo, creo que se ha ido dejando un poco de lado. Pero por lo menos, en el último acto de investidura presidencial con Lacalle, hemos visto un cambio, en el sentido que todos los ciudadanos, desde el ex presidente Vázquez, pasando por el presidente Lacalle y por todo su elenco de gobierno, todos respetando las tradiciones asistieron al acto de una manera impecable, de traje y corbata.

– ¿Cuál es su opinión respecto al pensamiento del ex presidente Mujica sobre que se debe vivir como la mayoría de los uruguayos?
– No estoy de acuerdo con ese pensamiento por una razón muy sencilla, cada persona debe tener su personalidad, su forma de ver el mundo, que no quiere decir que todo el mundo tenga que estar vistiéndose de la manera más humilde y más pobre. Recuerdo que felizmente uno ha transitado muchísimo por la vida, que desde la escuela pasando por los actos, donde los actos patrióticos en donde hasta el más humilde de todos asistía con ropas humildes pero muy bien presentado. No creo que todo el mundo piense como Mujica, de que hay que vivir de esa forma.
Cada uno tiene su manera de ser, su manera de vivir y en estos casos que usted me comenta, si bien la gente tiene derecho a vestirse como le parezca pero con decoro frente a los demás, los actos protocolares, los actos patrióticos, los cambios de mando, etcétera, la gente que asista a los mismos debe, por lo menos, respetar cierto protocolo, que le vuelvo a repetir, que no está escrito, pero las costumbres siempre lo están avalando.

 

El protocolo en la vestimenta presidencial

“El vestuario, como la fachada de una casa, es lo primero que vemos antes de conocer el interior”

Tras la asunción de un nuevo Presidente de la República y de las autoridades nacionales, surgió, como cada cinco años, la frecuente pregunta de si continuamos apegados al protocolo rígido, y con él al uso de la ropa adecuada, o con los tiempos modernos se ha ido flexibilizando. Susana Tafernaberry, especialista en la materia y reconocida docente, nos brindó un detallado informe al respecto. Susana
CONSIDERACIONES GENERALES
Debemos de tener en cuenta consideraciones generales, tales como que, no hace falta tener un vestuario inmenso para poder combinar con cierto estilo y elegancia, sino un poco de estilo común, y aceptar que hay un tipo de vestimenta y de colores que nos quedan mejor que otros.
El buen gusto en el vestir no está reñido con la edad, ni con la talla, ni con el status social, sólo se debe ser consciente de que no todas las prensas ni las tendencias son aptas para todas las edades. El estilo se añora, se ansía, se desea pero, no todos saben que es una actitud, una forma de ser, de comportarse, de vivir. El estilo es sinónimo de buen gusto, y por suerte, es algo que se puede pulir con el tiempo. Sin embargo, la norma básica del buen gusto reside en superar el trauma de la talla y la edad. La frescura y osadía de los 30, la armonía y esplendor de los 40 y la serenidad y veteranía de los 50, resumen las claves a la hora de vestirse.

LA INDUMENTARIA CORRECTA
La indumentaria correcta genera confianza; indica que quien la lleva sabe. La misma debe de estar en función de la hora, la estación del año, de lo que se haga, de dónde se esté, con quién se esté.La indumentaria debe de ser elegante, sencilla, de buen gusto, armoniosa. Debe de estar de acuerdo a la moda pero, teniendo en cuenta la edad, el físico, la personalidad y el estilo propio. No debe de ser extravagante, ni llamar la atención. Debemos preferir calidad a cantidad. Debemos elegir accesorios cómodos y adecuados a la ocasión. Debemos, en el caso de las mujeres, elegir alhajas y bijouterie discretas. Debemos utilizar atuendos y accesorios que nos favorezcan. En cuanto al trabajo, lo aconsejable es utilizar uniformes, porque da buena imagen, uniformiza, identifica y simplifica.

TRANSMISIÓN DE MANDO
En el ceremonial de Estado de transmisión de mando de la Presidencia, en todos los actos, los civiles deben vestir traje oscuro; los hombres, de traje, que se compone de pantalón, saco ( a veces chaleco) y corbata, con zapatos de color negro. Las damas, con vestimenta formal, y los militares el uniforme correspondiente al reglamento vigente.traje copia
La reconocida casa Muto (sastrería), fue la encargada de vestir a las principales figuras del nuevo gobierno. Pablo Muto, propietario, manifestó que un nuevo presidente “tiene que estar vestido formal por su actividad”. El reconocido sastre, quien ha sido protagonista de un libro escrito por Diego Fisher y Andrés López Reilly, “El sastre de los presidentes”, sostiene en el mismo que, “hay que elegir tonalidades sobrias”. “Hay que dar una imagen de seriedad, como todo presidente lo requiere. Los tonos azules son los más agradables. Eso se puede ver mucho a nivel internacional, con los presidentes”.
Por ejemplo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, es hoy “un ícono de la moda y usa los azules para la noche. Y lo que se llaman azulinos, que son tonos de azul más subidos, para el día. O los grises claros”.
El protocolo marca que para el día son tonalidades más claras, más ejecutivas; y para la noche, los oscuros. En reuniones formales o en las galas que un presidente tiene, se oprta por los oscuros.traje

En reuniones formales o en galas que un presidente tiene, se opta por los oscuros o el traje negro. Y si es extremadamente de gala, va el smoking con la moña, con la faja. Hay que hacer un vestuario amplio para un presidente, sin duda.

 

 

¿A todos les importa, a todos les da igual?

Lic. Juan Romero – Sociólogo 

EL PUEBLO dialogó con el Sociólogo, Juan Romero, quien explicó desde el punto de vista de su materia, la importancia o no, de la formalidad en instancias gubernamentales como la asunción presidencial y demás autoridades. Enfatizó en la pregunta de qué se quiere comunicar en cada ocasión, y que lo más importante a resaltar, fue la imagen que Uruguay dio al mundo en el acto democrático y republicano mismo, más que en la cuestión protocolar.INFORME Lic. Juan Romero

LA FORMALIDAD

Si vamos a los autores más contemporáneos, como Simmel, autor alemán, ya hablaba justamente de estos aspectos. Las cuestiones más contemporáneas como el papel del marcketing, y las formales, podemos decir que están presentes.

Si bien no pude ver la asunción presidencial, sí leí a gente que está en la temática, la que consideró que fue un acto sobrio, netamente republicano, consolidando la institucionalidad republicana y democrática del Uruguay en el traspaso del mando y del ejercicio del Poder Ejecutivo y Legislativo.

Y, sobre la pregunta en concreto, creo que sí, que hay aspectos formales que se cumplen, en función de lo que se espera, que no siempre va en sintonía con la importancia que le da la gente, o lo que la gente imagina que debería ser, y para eso hay que hacer estudios más específicos.

En lo personal, me da la impresión que, para algunos sectores de la sociedad, sí es muy importante, rimbombante y toda esa cuestión; pero, para otros sectores, diríamos de medio, medio – bajo, es algo no muy llamativo. Pero, sería como una hipótesis de trabajo.

Y, después, no solamente los sectores sociales, también tenemos que tener en cuenta cuestiones generacionales. Para las personas adultos – mayores, es muy importante todas esas cuestiones, y, para los más jóvenes, es menos importante.

Entonces tenemos, las condiciones socioeconómicas, las cuestiones generacionales, las cuestiones culturales, las cuestiones educativas. Ahí tenemos cuatro dimensiones, donde uno puede preguntarse, bueno, ¿a todos les importa, a todos les da igual? Y no, seguramente que no a todos les importará la formalidad de la vestimenta.

Pero, está claro que, la formalidad de la vestimenta comunica cosas. Por ejemplo, para nosotros los occidentales, saco, corbata, camisa blanca, a tono con el color del traje, un pantalón, más mocasines acordes con, está comunicando formalidad, seriedad, ciertos valores. Pero eso, en el mundo occidental. Si uno se va a presentar así en un evento chino, bueno, van a respetar tu vestimenta, por poner un ejemplo, ellos irán vestidos de otra manera. Y, en el mundo latinoamericano, mucho más. Porque creemos que los blancos criollos somos los que predominamos, pero, en realidad, tenemos a toda la comunidad afro-indígena, las comunidades indígenas que son muy importantes, sobre todo en la zona del Pacífico. Quienes han tenido oportunidad de tener actividades con ellos, sabrá que, tienen sus vestimentas y estilos, sus formas de vestirse formal.

Entonces, todas estas cuestiones hay que tenerlas en cuenta. ¿Quién dice qué es lo importante? Bueno, depende de la consideración de todos esos elementos.

LA COMUNICACIÓN

Para ir al punto en cuestión, preguntaría qué es lo que se quiere comunicar. Por parte del Poder Ejecutivo, toda la formalidad y la seriedad de lo que implica. Ya en el Poder Legislativo, es diferente. Porque, el Poder legislativo, tiene que reflejar la diversidad de opiniones que hay en una sociedad; porque de los que están allí, se espera que reflejen y representen la diversidad. Por lo tanto, si uno quiere ir con termo y mate, y el otro con una tasa de café, y el otro como desee; en la medida que exista el respeto, la convivencia y la tolerancia, en lo personal, me parece que no hay ningún problema.

La cuestión comienza a cambiar, cuando se pretende uniformizar esa forma de vestimenta. Entonces ahí, yo creo que estamos pasando a otro tono. La puedo comprender, a esa uniformidad, en determinados ámbitos: en la salud, en la educación, en lo militar; pero no en una caja de resonancia de la que se espera, justamente, que no sea uniforme.

Creo que lo más “sano”, si se me permite la expresión, es que se refleje esa diversidad. Entonces, si un legislador (en la medida en que no ofenda) con una remera y no de traje y corbata, y otro de mocasines y otro de zapatillas, no hay problema. Obviamente que, dentro de determinados cánones, verdad. De respeto al otro y de convivencia, porque todo tiene un límite. Me parece que la cosa va por ahí.

Ahora, lo más importante es la imagen que se dio al mundo. Un acto sumamente republicano, lo reitero, democrático, que reafirma la institucionalidad, y no es por casualidad que Uruguay está en el ranking que está, en lo que es libertad, democracia, transparencia, baja corrupción, etc.

La primera impresión o concepto que una persona va a tener sobre nosotros depende en buena medida de nuestra apariencia física”

Javier Grilli Silva, que además de Psicólogo es profesor de Biología en Formación Docente desde hace más de veinte años, también compartió con EL PUEBLO, para el presente informe, algunas reflexiones sobre la importancia de la vestimenta. “El conjunto de prendas o atuendos personales utilizados, es un tema con muchas aristas o perspectivas de análisis -comienza diciendo-, ver su evolución en la historia de la humanidad, obedeciendo a factores culturales, tecnológicos y de supervivencia de la especie, es una mirada posible del tema…El análisis de la vestimenta asociado a algunos tipos de actividades laborales que desarrolla la persona, es otro posible abordaje”.Informe Psic. Javier Grilli

-Hablemos de la adecuación de la ropa a la tarea que se cumple…

No quedan dudas que por las características de algunos oficios, ciertas vestimentas son más apropiadas que otras. La gente que trabaja en el campo, el obrero de la construcción o la enfermera de un hospital, bien saben la necesidad de portar una vestimenta que facilite la realización de sus tareas, al tiempo que la proteja en su integridad física. El factor climático es un telón de fondo presente en todo momento. Desde esta arista o perspectiva de análisis, no hay duda que existen vestimentas correctas o adecuadas, y otras que no lo son.

-Pero hay actividades en que eso no es tan claro, la educación o la política por ejemplo…

Sí, en ciertas profesiones y en ciertos lugares de convivencia social, hablar de vestimenta adecuada o inadecuada suele generar cierta reserva o directamente ser visto como algo que no debe ser juzgado o regulado. Entonces surgen varias preguntas como ¿qué pasa con la vestimenta de los primeros mandatarios del país y de los políticos?, ¿por qué vemos diferencias importantes en la vestimenta de personas de gobierno cuando son de ideologías diferentes?, ¿cómo debe ser la vestimenta en los centros educativos?, ¿hay una vestimenta adecuada para los docentes y otra para los estudiantes?, ¿toda vestimenta “es válida” o “está bien”, en los estudiantes y profesores de un centro educativo?

-Antes que intente responder a esas cuestiones, en la comunicación entre personas, ¿qué importancia cree que tiene el vestir?

La ropa que vestimos nos permite proyectar la autoimagen de nosotros que queramos mostrar. Aun no siendo nuestra intención, la forma de vestir puede decirle mucho a los demás sobre cómo somos y qué postura de vida tenemos. La primera impresión o el primer concepto que una persona desconocida va a tener sobre nosotros va a depender en buena medida de nuestra apariencia física y, por tanto, de nuestra manera de vestir. La ropa conlleva una búsqueda de identidad o de diferenciación con los demás. Es muy claro esto en algunos jóvenes que encuentran en ella su identidad personal y su pertenencia a un grupo, a través de vestirse de determinada manera. La vestimenta es parte del lenguaje no verbal. No solo los gestos, los movimientos de las manos, la forma de entonación, el desplazamiento y la postura corporal, son parte de lo que comunicamos de manera no verbal. La vestimenta de un equipo de fútbol, de un grupo de hinchas en las gradas, de un rockero o un rapero en un concierto o de un político en el informativo de la TV, envían un mensaje al que los mira. Esos mensajes pueden ser de: seriedad, seguridad, confianza en lo que se hace, formación de grupo, diferenciación de grupo, continuidad, ruptura…Un ejemplo muy claro de mensaje no verbal, de seguridad, confianza y formación de grupo, es el uniforme militar: refuerza el sentimiento de comunidad y unión, facilitando así la realización de las tareas que le son propias, contraponiendo lo individual a lo grupal. La existencia de un “código de vestimenta” como lo es el uniforme militar, reduce la libertad de elección y marca personal de quien lo porta, pero hace fácil la «gestión» del vestirse en un determinado momento u ocasión.

-Apelando a su carácter de docente, ¿qué piensa de la vestimenta de un educador y un alumno?

Hay preguntas muy comunes que se hacen en las instituciones educativas: ¿se puede entrar con gorra al liceo?, ¿puede el estudiante ir de bermudas?, ¿qué cantidad de centímetros deben tener las polleras y pantalones?, ¿pueden ingresar al liceo con camisetas de colores y/o estampadas? Las instituciones privadas suelen adoptar determinados estilos de ropas y con ciertos colores; a esto se agrega la presencia en la vestimenta del escudo institucional. Se puede hablar acá de un código de vestimenta pues se establece una que es formal, uniforme, y característico de la institución; rápidamente la comunidad local reconoce e identifica a quienes son estudiantes de uno u otro liceo. En las instituciones públicas, con excepción de primaria, la vestimenta suele ser menos formal. Desde la salida de la dictadura en 1985 la sociedad ha ido flexibilizando este tema, entendiéndose quizá que con esto se abría un camino de mayor libertad. La vestimenta de los docentes también ha ido cambiando. Aquella que otrora fuera habitual para el profesor, formal, de traje y corbata, ha dado lugar a una más informal como el vaquero, camisa sin corbata y en invierno buzo y campera. ¿Está bien que alumnos y/o docentes asistan a clase con vestimenta que es habitual de otros contextos, como la playa o el boliche? ¿Está bien la presencia de profesores o alumnos de bermuda, chinelas y gorras? ¿Está bien que profesoras y alumnas vistan ropa ajustada y escotada?

-¿Qué piensa usted?

No creo que esté bien, y la negativa no pasa por un tema de coartar libertades, sino de permitir aquello que facilita la realización de la tarea educativa: enseñar y aprender. La distracción y el clima general de trabajo en un aula que una vestimenta así contribuye a generar no es el adecuado para enseñar-aprender contenidos, no es el adecuado para desarrollar las habilidades y competencias que el sistema educativo tiene como metas. Podemos sintetizar diciendo que un profesor debería distinguirse por un vestuario elegante, actual y sobrio. Además debe estar en buenas condiciones y debidamente lavado y planchado. El aseo y la higiene personal son básico y fundamental para “lucir bien” y con esto educar desde el vamos, es decir desde el ejemplo personal. El descuido en estos “detalles” puede calificarse como una falta de consideración y de respeto hacia los colegas y hacia los alumnos.

“Creo profundamente en los beneficios que hace la Medicina que permite que muchos pacientes cambien su forma de enfrentar la vida”

Dr. Gustavo Gómez Viera

El Dr. Gustavo Gómez Viera – Cirujano Plástico- y uno de los responsables del Spa Thermal Daymán expone su análisis con respecto al valor de la estética, su vínculo con la salud y la importancia de lograr una buena imagen. “Hay un ensayo de un poeta y escritor Charles Shingle que expresa que en algún momento o lugar la civilización perdió el rumbo y empezó a valer más lo que se parecía que lo que se era… valorándose más lo externo que lo interno. Creemos que el valor real que define a una persona no es su apariencia sino sus actos en el transcurso de su vida.dr gómez 001
En la vida misma la imagen tiene mucha relevancia, lo que se considera la impresión que genera una persona en otra o más todavía en un grupo o masa de personas. Una buena apariencia física va a tener un efecto mucho más positivo en la receptividad de la gente.

Técnicamente el concepto, las personas que son más simétricas – son las que tienen rasgos que definen la belleza son (concepto cultural que ha cambiado a lo largo de los años).
Es necesario entender que existe un concepto cultural y mediático de tendencias… hoy en día esas conductas tienen su contrapartida.
No tiene nada que ver esto con la aparición de grupos que cultivan cierta filosofía.
Anteriormente se creía que una primera impresión llevaba veinte minutos, luego un minuto y medio, bajando a treinta segundos y hoy se dice que en diez segundos ya la otra persona tiene una primera impresión del otro.
-¿Qué vínculo existe entre la salud y la estética?
– “El vínculo es total… negarlo hoy sería de tontos. Una persona se levanta y la primera imagen que ve en el espejo define que arranque en un buen día, que arranque deprimida o viéndose mal… que tenga una autoestima elevada o muy baja.
Era muy común tiempos atrás que se hablara de la estética como algo alcanzable solamente para personas de determinada elite, que podían solventarse esas posibilidades… pagar cirugías que se suponían que eran extremadamente caras. Ese concepto todavía sigue arraigado en algunos grupos.
La realidad es que la salud apunta a un estado de bienestar psico físico, emocional y tiene un valor tremendo sentirse con una buena autoestima.
Esta realidad permite que el sujeto lleve una vida más sana que otra que en la medida general podría considerarse que debería tener una socialización distinta.
Hay una vida personal que está relacionada a la autoestima…ésta necesita de la estética y de un buen cuidado personal. Después existe una relación dentro de una sociedad que también nos define.
Existen grupos, definiciones y tendencias que tienen a separar y los grupos suelen ser crueles con quienes no tienen una buena imagen.
El desafío justamente para todos es poder lograr una buena imagen”.
El Bypass Gástrico está en la actualidad contemplado en el Sistema Integrado de Salud – las cirugías se realizan en el Hospital Maciel puesto que apunta a erradicar a la obesidad mórbida que puede enfermar gravemente al paciente.
El tratamiento de contorno corporal también está de alguna manera c contemplado pero se debe entender que existe una cantidad de patologías que aún no están cubiertas.
Las patologías con riesgo de vida tienen prioridad sobre éstas.
-¿Las consultas por estética se han incrementado?
-Sí… podemos decir que existe un mayor volumen de consultas con respecto a años atrás. El marketing en los medios se maneja a través de la estética. Con ello surge la existencia de clínicas habilitadas con pautas científicas y serias… también de las otras, como en todos los órdenes de la vida.
Están los temas de la imagen corporal, de la visión de la imagen corporal, de las expectativas, de lo que se puede hacer o no y de lo que va a suceder… es un tema complejo que requiere un análisis más minucioso”.

“GENERALMENTE LOS PACIENTES ESTÁN FOCALIZADOS EN LO QUE QUIEREN ESCUCHAR”
-En general… ¿Existe conciencia de lo que suponen los riesgos de las cirugías?
-“En todas las cirugías existen dos o tres consultas previas. Dentro de ellas se explican todos los riesgos y el proceso.
El gran tema es que a veces los pacientes lo registran y a veces no.
Están focalizados en lo que quieren escuchar. Todo queda registrado en la historia clínica y se hace firmar un consentimiento informado, práctica de orden en todo el mundo y aquí en Salto se está implantando”.
-Cuéntenos sobre las posibilidades de estética y salud que brinda el Spa Thermal Daymán…
-“El Spa se ha centralizado en marcar un diferencial… existen muchos centros de estética y ni siquiera hay tanta exclusividad en los tratamientos. El valor del Spa lo estamos teniendo en el boca a boca y todavía la gente de Salto no sabe el valor de la cámara hiperbárica… a la fecha se han tratado más de cinco mil pacientes con un índice muy alto de éxito.
Gente que viene de casi todo el país. Tenemos pacientes argentinos pero son muy pocos pues el cambio no les favorece.
El tratamiento estético es termal y se hace énfasis en la Medicina Hiperbárica que permite la regeneración de los tejidos. Los efectos positivos son varios. El beneficio no se limita a la estética. La vida es una sola y es muy corta… nadie sabe cuánto va a vivir… venimos a aprender a amar… a tratar de no hacer daño… a dejar un legado para que alguien recuerde nuestro nombre y venimos a ser felices”.
“Lo que llevamos puesto nos representa”

Asesor de Imagen y Diseñador Luis Miguel Sosa

Luis Miguel Sosa es Asesor de Imagen y Diseñador de Modas y en este caso nos brinda su opinión y conocimientos con respecto a la importancia de la imagen y la estética.
“Hablando criollo la pinta sí importa… recordemos que lo que llevamos puesto es lo que nos representa. La vestimenta habla mucho de nuestra personalidad… rasgos socioeconómicos… alto nivel jerárquico y muchas cosas más. En este tema específico creo que más allá de las opiniones diversas del pueblo uruguayo y personas dedicadas a la moda son muy diversos”
Pero si vamos a la línea fina del trabajo de los asesores de imagen que trabajan detrás… debería de aplaudir su labor… recordemos que nada está puesto al azar y por gusto propio , hay toda una investigación previa para llegar al objetivo final . luis miguel 001
La pareja presidencial me pareció correcta en la elección de diseños y color.
El Presidente lució un traje estupendo, muy bien confeccionado ,con un toque de moda en el color , recordemos que este año se usaría el color azul clásico, y así lo eligieron.
Lo único que yo le daría un toque más moderno sería en los zapatos.
Muchos líderes en nuestro país como siempre supieron hacer un estupendo trabajo.
Con respecto a la esposa del presidente Pou , la elegancia acompañó muy bien a la hora de lucir un atuendo como lo hizo , blanco hielo.
Es el color correcto ya que por protocolo hay pasos a seguir. Su diseñadora es sanducera y reveló algunos detalles de confección… muy buen trabajo.
En lo personal hubiera cubierto un poco más los hombros ya que por protocolo fue lo que la diseñadora se salteó, pero en general estuvo muy correcta…es una mujer elegante y sabe llevar y acompañar el momento que vivió.
Con respecto a la Vicepresidenta Beatriz Aguimón , esperaba en lo personal algo más top , vale su decisión de confiar en una diseñadora de la ciudad de Durazno , esa oportunidad que le brindó a la chica diseñadora es valorable ya que vestir A una Vicepresidenta no se da todos los días.
Creo que en el color fue lo único que no estaría de acuerdo esperaba más de Beatriz… ella es una mujer firme en su personalidad y en ese color azul no la veía tan armoniosa o tan auténtica como la vi en otras oportunidades , allí me parece que estuvo la falla , algo tan sencillo y complejo a la vez como lo es el color.
El diseño si me gustó… creo que estaba correcta y elegante.
-¿Qué lectura hace ante el gesto de diputado del F.A. que lució la camiseta de Cuba?
-“Cómo símbolo de protesta el diputado quiso llamar la atención.
Y así fue…no me parece mal.

Felizmente vivimos en un país democrático.
A veces la manera no verbal de protestar o dar un mensaje es a través de la vestimenta.
De hecho cada día vemos en lo urbano remeras con muchos mensajes.
En este caso en particular fue visto en televisión y tomó trascendencia.
Nada está mal y nada está bien… pienso que son maneras de manifestarse”.
No significa que en mi opinión que esté avalando.
En lo personal pienso que debemos de ubicarnos a lugares y espacios… sabiendo que la ropa si nos representa
En este caso en que se vistieron protocolarmente para un evento importante…pero cargado de aceptación social, la pinta es lo de menos…”
EL PROTOCOLO Y LA IMAGEN
La imagen es la primera carta de presentación de toda persona; constituye la primera impresión que los demás tienen de nosotros y prevalecerá hasta demostrar lo contrario.
Reparar la imagen personal representa un aspecto fundamental en la comunicación estratégica ligada al éxito, ya que somos vistos antes de ser escuchados.
La imagen personal se transmite con la expresión del cuerpo, el rostro y la indumentaria, a través de formas, líneas, volúmenes y colores. Según un estudio del psicólogo Albert Mehrabian de la UCLA (University of California, Los Angeles), el 55% del primer impacto depende de nuestra imagen visual, un 38% de la gestualidad o lenguaje no verbal y lo que decimos pesa apenas un 7%. Por lo tanto, es muy importante cuidar todos los detalles; armonizar el aspecto físico con el personal, con el comportamiento, con las formas de expresión y con las formas de moverse. Todo este conjunto facilita las relaciones familiares, sociales y laborales.
CUÁLES SON LOS COLORES MÁS USADOS A NIVEL DE PROTOCOLO….
Los colores que más se usan protocolarmente en instancias como las que vivimos hace unos días son: azul clásico, gris y negro.
Por otro lado tenemos blanco, verde, violeta, cada uno brinda mensajes muy directos.
El blanco siempre deriva en la perfección, limpieza ,pureza ,denota dignidad y honestidad se usa para ligar algo de estos valores .
El violeta trasmite el lujo muchas veces y la ambición.
El rojo poder y reconocimiento… funciona cuando se quiere ser el centro de atención de un evento por ejemplo.
El negro es la elegancia, es enigmático…se asocia al prestigio y la seriedad
Aquí un repaso de algunos conocimientos protocolares que se usan en algunos medios políticos.