- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Trabajo digno y bien remunerado

Mucho más que un día de asueto, un homenaje a los “Mártires de Chicago” y el aliciente para quienes hoy siguen su lucha

La voz que van a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora”, esta fue una de las frases de August Spies, uno de los “Mártires de Chicago”, líderes de la huelga iniciada el 1º de Mayo de 1886, momentos antes de que ocurriera su ejecución.
El día Internacional de los Trabajadores, celebrado oficialmente en más de 80 países y extraoficialmente en muchos otros, fue instituido por el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional (París,1889) como homenaje a los Mártires de Chicago y como jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores. En 1955, el Papa Pío XII estableció el 1º de Mayo como Día de San José, en reafirmación implícita de la conmemoración.1-de-mayo1 [1]
La historia del 1 de Mayo de 1886 puede parecer lejana, incluso pasada de moda. Ese día, en Chicago, decenas de miles de obreros desfilaron en las calles de la ciudad para reclamar la jornada de 8 horas. La movilización fue todo un éxito y se desarrolló pacíficamente. El 3 de Mayo la huelga continuó, pero las fuerzas del orden comenzaron a reprimir el movimiento. Delante de la Fábrica Mc Cormick Harvest Works en Chicago, mientras los huelguistas protestaban contra la contratación por la dirección de 300 esquiroles para romper la huelga, la Policía encargaba al Ejército de atacar y seis hombres fueron asesinados
Al día siguiente una manifestación pacífica se organizó en Haymarket Square para denunciar la violencia policial, pero la Policía exigió su dispersión. De pronto, ese día una bomba estalló y un policía resultó muerto. La Policía, entonces, empezó a disparar a los manifestantes y se desataron los disturbios incontrolados, 60 policías y 200 civiles resultaron heridos. Al final y en total, 7 policías murieron y nunca se supo cuantos civiles perecieron en esta lucha. Jamás se supo quién arrojó la bomba, pero no obstante los representantes del movimiento obrero de Chicago fueron arrestados, juzgados y condenados a muerte. Cuatro de ellos fueron ejecutados.
Para recordar a los Mártires de Chicago, y a todos aquellos que han ido dando su vida por la causa de la libertad sindical, el 1 de Mayo ha sido declarado como un día mundial de movilización.
Para los trabajadores de todas partes del mundo, este día no puede ser un día más. A 132 años de la masacre de Chicago, queda aún un largo camino por recorrer para conseguir el trabajo decente, la justicia social y el respeto de las normas internacionales de trabajo.
UN HOMENAJE A LOS MÁRTIRES DE CHICAGO
En 1886 el reclamo de los trabajadores era claro, un pedido de reducción de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo «normal» era trabajar entre 12 y 16 horas. La protesta, llevada a cabo inicialmente por 80.000 trabajadores, pronto desembocó en una poderosa huelga nacional que afectó a numerosas fábricas de Estados Unidos. La fuerza demostrada por los obreros en su reclamo marcó un antes y un después en la historia de todos los trabajadores, instaurándose aquella fecha como el «Día del Trabajador».
El 1º de Mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los llamados Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas que fueron ejecutados en 1886. Ese mismo año, la Noble Order of the Knights of Labor, una organización de trabajadores, logró que el sector empresarial cediese ante la presión de las huelgas por todo el país.
Entonces, el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la Ingersoll estableciendo ocho horas de trabajo diario. Como los empleadores se negaron a acatarla, los trabajadores de la ciudad industrial de Chicago iniciaron una huelga el 1º de mayo, que comenzó con una manifestación de más de 80.000 trabajadores liderados por Albert Pearsons.
Ese movimiento había sido calificado como «indignante e irrespetuoso», «delirio de lunáticos poco patriotas», y manifestando que era «lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo».
A partir de allí, el conflicto se fue extendiendo a otras ciudades norteamericanas, logrando que más de 400.000 obreros pararan en 5.000 huelgas simultáneas. La magnitud del conflicto causó preocupación al gobierno y al sector empresarial, que creyeron ver en las manifestaciones y huelgas el inicio de una revolución anarquista.
Sin embargo, la fábrica Mc. Cormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1º de Mayo de aquel año, la Policía disparó contra los manifestantes que, a las puertas de la fábrica, reivindicaban el nuevo acuerdo. Durante los siguientes días murieron más trabajadores, hasta que el día 4 una bomba estalló contra las fuerzas policiales, suceso conocido como «el atentado de Haymarket».
El 21 de junio de 1886 comenzó el juicio a 31 obreros acusados de haber sido los promotores del conflicto. Todos fueron condenados, dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca. La culpabilidad de los condenados nunca fue probada.
En la actualidad, muchos países rememoran el 1º de Mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Hay algunos que no lo hacen, en general, países de colonización británica, como Estados Unidos y Canadá, que celebran el Labor Day (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre o Nueva Zelanda que lo conmemora el cuarto lunes de octubre.

El PIT-CNT pide “más trabajo” en momentos en que cerca del 9 % de la población está desocupada en el departamento

La proyección para nosotros, hoy es, más trabajo”, comenzó diciendo a EL PUEBLO, el Presidente del Secretariado Ejecutivo Departamental del PIT-CNT en Salto, Carlos Cattani, en el marco de una desocupación que ronda poco más del 9 % en el departamento.

La información difundida por el Instituto Cuesta Duarte con datos del año 2017 da cuenta de una desocupación real de poco más del 9% en Salto, esto es, una cifra cercana a las 6.000 personas y en lo que va de este año no ha bajado significativamente.
Si bien hay variables que pueden llevar a que estos datos fluctúen en un período u otro del año como consecuencia del trabajo hortifrutícola y rural (llevando a cifras cercanas al 16 % de desocupación en épocas en que no hay zafra), por los trabajadores que salen del Seguro de Paro y empiezan a engordar la lista de los desocupados y aquellos que inician la búsqueda de su primer experiencia laboral (mayores de 14 años para la legislación uruguaya); es por eso que, teniendo en cuenta esas variables que son reales, se marca como dato que el 9% de los trabajadores está desocupado en Salto.
Los últimos datos recabados datan del 2017 y dan cuenta del 62,8 % como tasa de actividad en el departamento, 57,3 % como tasa de empleo y 8,7 % de desempleo. La cifra de trabajadores ocupados en una actividad laboral rondó las 60.216 personas y los desocupados 5.768 personas.
Del nivel de actividad, el 73 % eran hombre y el 53 % mujeres, mientras el 41,7 % eran menores de 25 años y el 86,2 % tienen entre 25 y 39 años.
A nivel de desempleo, las cifras marcaron que el 6,7 % son hombres y el 11,3 % mujeres, el 30 % menores de 25 años y el 66 % tienen entre 25 y 39 años.

“MÁS TRABAJO”
“Buscaremos dentro de todas las proyecciones que tenemos, que haya más trabajo. En la realidad que tenemos hoy, lo que vemos es un país que crece, en porcentajes un poco más chicos, pero sigue creciendo en cuanto a ganancias de las empresas mientras quedan trabajadores por fuera del sistema de trabajo”, señaló Cattani.
“Lo que vemos es que no tenemos la velocidad de adecuación a la realidad o estructuras que tenemos con elementos nuevos. Vemos que aquellos trabajadores que salen del seguro con más de 40 años encuentran serias dificultades para poder conseguir trabajo, el tema de como la mujer se incorpora al trabajo. Pero sobre todo, está la falta de trabajo”, agregó.

EL SECTOR HORTIFRUTÍCOLA “ES CADA VEZ PEOR”
Como un ejemplo particular, Cattani manejó la situación de los trabajadores zafrales de la naranja con más de 3.000 puestos de trabajo que desde hace dos años marca una realidad preocupante porque “es cada vez peor”.
Entre los factores que influyen en esta situación se encuentra el tema climático y el tema empresarial “y el primer resultado de eso es que no hay trabajo”, remarcó el sindicalista. “Los mercados de las empresas siguen siendo los mismos; frente a los gastos que tienen, la ganancia se mantiene; y el perjudicado siempre es el trabajador”, agregó.
Otra variable que se da en el sector hortifrutícola es que cerca del 30 % de los trabajadores están en negro. “A veces el patrón dice – si me trabajás el día, te pago 200 pesos- y el trabajador pide 500, pero todo eso forma parte de una negociación que se da por fuera de la legislación laboral y que el patrón conoce y ofrece eso porque sabe que esa negociación se va a dar con el trabajador y conoce su necesidad de trabajo”, comentó.

CONSTITUCIÓN VIVIÓ “SU PEOR NAVIDAD” EN LOS ÚLTIMOS AÑOS
La población de Constitución, después que se terminó el Espinillar, vive básicamente del trabajo en las chacras y el año pasado vivió “su peor Navidad” en los últimos años, a criterio del Presidente del PIT-CNT en Salto. “El año pasado hubo una zafra mucho más chica que terminó en octubre y la peor Navidad que pasaron creo fue esta última porque les liquidaron el sueldos a los trabajadores recién en febrero y la realidad fue esa. La gente estaba seca. Ahora venimos con una zafra bastante parecida y vemos a la gente haciendo cola para poder entrar”, comentó Cattani.

TRABAJO DIGNO Y BIEN REMUNERADO
“Pero no podemos olvidar que además del trabajo está la reivindicación de que se pueda trabajar dignamente y que se gane lo justo”, precisó el entrevistado.
En ese sentido, dijo que mucha gente cree que los sindicalistas “lo único que hacen es parar una empresa y hacer lío pero nunca ven porque surge un conflicto y que en la base está el incumplimiento de la empresa. Pero nosotros siempre tenemos un proceso de negociación”, agregó.
A modo de ejemplo señaló el conflicto con el frigorífico Somicar (ex La Caballada) donde todavía se está en un proceso de negociación para reintegrar al Presidente del sindicato a su puesto de trabajo.

ACTO DEL 1º DE MAYO A LA HORA 11
Este 1º de mayo la central obrera en Salto organizó un acto que como ya es tradicional se realizará en la plaza 1º de mayo (en la zona portuaria), a la hora 11, donde se leerá una proclama nacional y otra departamental.
“Convocamos a todos a participar en el acto. Ahí vamos a recordar a los Mártires de Chicago porque no solo fue por la conquista de la ley de 8 horas sino por la convicción que llevó a esos trabajadores a movilizarse y manifestarse pro una sociedad más justa donde los tabajadores no sufran la explotación del capital en la forma que lo tenemos. Por eso, cada 1º de Mayo los trabajadores nos paramos ante el mundo para decir cuales son nuestras reivindicaciones, cual es la problemática que tenemos y que pasos nos restan para llegar a una sociedad más justa”, concluyó el Presidente de la central obrera a nivel departamental.

“Salto no se diferencia del resto del país en lo que refiere a la conflictividad laboral”

Dr. Rodrigo Gaitán – Abogado Laboralista

EL PUEBLO dialogó con el Abogado Laboralista Dr. Rodrigo Gaitán, quien específico los grandes derechos que existen a favor del trabajador, conquistados a lo largo de la historia, así como también los deberes que los mismos deben cumplir. También, hizo referencia a la realidad de la conflictividad laboral local y nacional y su incidencia en el mantenimiento de las fuentes de trabajo.
¿Cuáles son los grandes derechos adquiridos por los trabajadores a lo largo de la historia?
Podríamos empezar por los grandes derechos que, muy caro le costaron a los trabajadores, hecho que se recuerda especialmente cada 1º de Mayo. En primer lugar, dividiría entre: los derechos específicos o comunes y, los que por suerte, ahora están en boga y se están empezando a reconocer y exigir en la relación laboral. INFORME DR. RODRIGO GAITÁN [2]
A la cabeza está, indudablemente el derecho a percibir el salario, el salario mínimo, el salario fijado para cada categoría o actividad específica. Pero, cuando hablo de percibir el salario, hablo no solamente de obtener el monto del mismo, sino que también a los tiempos y a la forma de pago, donde a veces existe un incumplimiento muy grande, no sólo a que se paga menos de lo que el trabajador generó, sino que también, que se paga de forma ilegal, incorrecta y a destiempo, siendo que estamos ante salarios, que cuentan con carácter alimentario; o sea, el trabajador depende del salario para subsistir, comer y darle de comer a su familia.
El segundo punto, se nos vienen a la mente al recordar el 1º de Mayo, que es la limitación de la jornada de trabajo, sin dudas. A nivel constitucional, en el Uruguay, está consagrado el derecho a que, todos los trabajadores que se encuentren en una relación laboral, tengan una jornada limitada. Eso se ha expandido en el sentido de que, muchas actividades que no tenían la limitación de la jornada, como el trabajador doméstico, el trabajador rural, hayan logrado dicho derecho, que se le respete algo que ya estaba consagrado en la Constitución. De esa forma pasaron a tener una jornada limitada, con todo lo que eso implica: que no está obligado a hacer horas extras; de que si las hace y trabaja más allá de las horas de límite legal debe recibir un pago extraordinario.
Luego tenemos otra camada de conquistas como el derecho al descanso, que es muy importante, y es la posibilidad del descanso semanal, al descanso entre jornadas; También, los derechos reconocidos y especiales de cada actividad, que por suerte, cada vez son más variados y se han multiplicado en los diferentes sectores de actividad, como primas por antigüedad, reconocimiento al presentismo, premios a fin de año, derecho a participar con un beneficio económico cuando se produce más; o sea, todos los derechos económicos surgidos de la prestación del trabajo.

Pero, esos son los derechos específicamente regulados, establecidos y reconocidos desde muy larga data; siendo desde la fundación misma del Derecho del Trabajo, que se persigue el cumplimiento de los mismos.

Pero, existen otros derechos, que antes, se entendía que el trabajador no podía reclamar directamente al empleador, aunque fuera titular de esos derechos; sino que, debía exigirle al Estado que éste obligue a las personas, a respetar ese tipo de derechos. ¿Cuáles son? Son los derechos que toda persona tiene por su calidad de ser humano, y que no se pierden al entrar en una relación laboral. Hablo de los derechos a la dignidad, a la integridad física y moral del trabajador, al honor; el derecho a la imagen; el derecho a la seguridad, la salud y la higiene; a un ambiente de trabajo donde se respeten los valores; el derecho a la libertad a la conciencia cívica, moral y religiosa; esos derechos, hoy, que se denominan derechos inespecíficos, los trabajadores lo pueden reclamar directamente al empleador durante exista la relación laboral, situación que no acontecía hasta hace muy corto tiempo atrás, es algo muy reciente.
Aquí aparece la importancia de la regulación en un tema tan serio como es el del acoso sexual en la relación laboral; del acoso moral y laboral, eso es un reflejo.
O sea, el trabajador puede exigir que se le respete la dignidad y el honor directamente a su empleador, y puede accionar los mecanismos si se generó algún daño por la violación de esos derechos, solicitando el resarcimiento.
Creo que esto es muy importante y, por suerte, existe un gran desarrollo que se va profundizando en el sentido del análisis y de las configuraciones de esos derechos inespecíficos, que son de los básicos, de los esenciales, de los inherentes a los seres humanos, pero, reitero, se entendía que el trabajador no podía reclamarlos dentro de la empresa.

¿Y los deberes?
Respecto a los deberes de los trabajadores, le puedo decir que es una cuestión muy importante y que deben estar presentes, deben respetarse por parte del trabajador, más cuando estamos en un período donde solamente se hablan de derechos y más derechos, siendo que el trabajador tiene deberes, y muy importantes. Obviamente, los deberes u obligaciones clásicas, como prestar su trabajo en la forma en que le indiquen y dentro de las predisposiciones de la empresa; pero, también, como reflejo de esos derechos que mencionamos anteriormente, el trabajador tiene deberes de respeto hacia el empleador, el encargado y demás trabajadores; de conservar la seguridad, la salud y la higiene, también él, en el lugar de trabajo; esos son deberes importantes, que están sobre la cabeza del trabajador.
De la misma forma que se exigen del empleador, se exigen respecto del trabajador, porque, no es simplemente cumplir con el trabajo, sino que, también, existen otros deberes importantes que hacen al ambiente social de la empresa, donde se debe generar un ambiente sano de trabajo, y conlleva al ejercicio de todos esos derechos anunciado.

¿Es elevado la conflictividad laboral en Salto?
Creo que, Salto no se despega, no se diferencia demasiado de los demás puntos del país; si bien, podría tener una conflictividad alta en ciertos sectores, quizás por una situación de especulación de crisis, donde se lleva a priorizar mucho el puesto de trabajo, ha incidido en forma primordial, en mi opinión, el bajar los decibeles de esa conflictividad. No quiere decir que, hayan bajado los niveles de incumplimiento, los cuales siguen existiendo, y que son graves, en sectores extendidos, como lo es el de la construcción, por ejemplo. Pero, sin dudas, en la conflictividad, también por la madurez de los actores, que han sabido negociar y demás, incide mucho el momento; los tiempos sociales inciden permanentemente en las relaciones laborales, las que están merced a esos tiempos; y, cuando en un momento, no sé si la palabra sea crisis, o quizás sí, pero al menos de especulación económica, se pone énfasis en el puesto de trabajo. Y, como la conflictividad muchas veces pone en riesgo ese bien tan preciado, en tiempos de contracción de la economía, entonces hace que esa conflictividad sólo se exprese en ciertos sectores grandes, por eso, creo que Salto, no se diferencia del resto del país, que han descendido, en mi opinión.

“Al anualizar los ingresos del trabajador la balanza siempre se inclina favorablemente hacia el trabajador formalizado”

Carlos Nobre – Gerente del BPS sucursal Salto

Carlos Nobre – Gerente del BPS sucursal Salto hizo un análisis sobre el trabajo formal e informal de nuestro departamento y si bien no manejó cifras, hizo un análisis de situación y ponderó los aspectos que van a favor del trabajador y su empleador cuando la actividad laboral se encara por los carriles de la formalidad. La importancia del trabajo formalizado radica en que todo trabajador bajo relación de dependencia o autónomo tiene derecho a percibir:pago de asignaciones familiares(sólo relación de dependencia). Se trata de una suma fija que se le abona al trabajador en caso de matrimonio, embarazo (prenatal), licencia por maternidad (en el caso de la mujer trabajadora),nacimiento de hijo e hijo con discapacidad, adopción y ayuda escolar (pago anual). La última información publicada donde se manejaron cifras a nivel nacional, en los departamentos de Salto y Rivera mostraban una leve mejora, había otros departamentos de la región norte como Artigas y Paysandú que no mostraron lo mismo. carlos nobre 001 [3]“Básicamente continuamos trabajando para alentar la formalización y que el trabajo se dé como lo indica la OIT que es lo que se denomina un trabajo decente, lo que se concibe como trabajo, salario y seguridad social. “Nuestra tarea es seguir trabajando con las organizaciones empresariales, organizaciones sindicales, agremiaciones en llevar a conocimiento de los trabajadores y de los empresarios la importancia de estar incluidos en los regímenes de la seguridad social” – indicó Carlos Nobre. Vale recordar que el próximo 30 de abril se celebrará el Día del Trabajador Rural y se está organizando junto a la Mesa de Ruralidad del departamento, que es un órgano de la Mesa Interinstitucional un trabajo conjunto para llevar información a los trabajadores rurales sobre sus derechos y obligaciones en Seguridad Social. Para ello se convoca tanto a trabajadores del sector como a los patrones a esta actividad que se va a desarrollar a las 18.00 horas en el quincho de Barrio Artigas. De acuerdo a expresiones del jerarca, este trabajo en pos de la formalización está teniendo sus frutos, sobre todo existe una idea de algunos trabajadores que al formalizarse iban a perder beneficios sociales como por ejemplo los impartidos por MIDES y en verdad no es así. Justamente al estar el trabajador formalizado no pierde los beneficios sino que estos además se ven incrementados. Si bien existen ayudas que las familias reciben de canastas y asignaciones familiares, todos los subsidios que tienen que ver con BPS como por ejemplo los subsidios por desempleo – cuando la actividad ya no tiene la misma dinámica. Subsidios por enfermedad, cuando el trabajador por alguna razón médica no puede cumplir, cobertura de prótesis y ortesis para los trabajadores independientes y trabajadores rurales, cobertura por fallecimiento del trabajador, los beneficios de protección para la familia. Un trabajador que por alguna razón pierde su cobertura laboral y está formalizado, al concurrir al BPS tiene una respuesta. Un trabajador que está en el sistema informal se ve en estos casos en un problema difícil de resolver. “Considero que aún queda mucho por trabajar… se ha ido avanzando a nivel de todo el país con la difusión y el conocimiento… el trabajo conjunto con las cámaras empresariales. Con el trabajo que se lleva a cabo con las mesas de desarrollo rural ha llegado la conciencia de empresario que un trabajador informal no es un negocio porque ante un evento desafortunado en el trabajo es un riesgo de perderlo todo. El salario es una contraprestación que recibe el trabajador a cambio del “trabajo realizado para un empleador, la suma se establece en el contrato de “trabajo. El salario se recibe en dinero.Por consiguiente, el mercado de trabajo se define al mercado en donde confluyen la demanda y la oferta de trabajo. El mercado de trabajo se relaciona con la libertad de los trabajadores y la necesidad de garantizar dicha libertad como trabajo, salario y seguridad social. Sumados los ingresos – que en el caso del trabajador informal los ingresos líquidos son un poco mayores, anualizando sus ingresos, teniendo en cuenta todas las coberturas siempre la balanza se inclina favorablemente al trabajador formalizado. Es un derecho humano fundamental. Aportes jubilatorios – Todo trabajador bajo relación de dependencia y autónomo efectúa aportes desde sus haberes para su futura jubilación. Al cumplir 30 años de aportes y tener 65 años de edad los hombres y 60 años las mujeres, se podrán acoger a los beneficios del sistema jubilatorio. Cobertura social – Se tiene acceso a una obra social (es posible seleccionar una de un listado que debe proveer el empleador), la cual proveerá de asistencia en materia de salud al trabajador. Seguro de desempleo – Es un beneficio al que tienen acceso todos aquellos que hayan sido despedidos de su lugar de trabajo (sin responsabilidad del trabajador) y se paga en relación al promedio de sueldos percibidos oportunamente y según la cantidad de tiempo que se haya estado bajo relación de dependencia.

¿A partir de qué edad los menores pueden solicitar permiso para trabajar?

Griselda Vives es funcionaria de INAU desde hace 28 años y si bien tiene otras tareas específicas también es referente laboral, quien nos explicó cómo se gestionan y en qué casos se puede tramitar un permiso de trabajo para un menor.

“Los menores tienen que tener quince años cumplidos y es hasta los 18. Para desempeñarse en el área rural tienen que tener 16 años cumplidos.
En la parte rural hay muchas tareas que los menores no pueden realizar, por ejemplo ninguna actividad con equinos ni ningún tipo de animal.
“Cuando vienen jóvenes de la zona rural – que no son tantos – se les explica que las tareas que se le pueden dar a un menor con 16 años cumplidos en el mantenimiento de un jardín, el barrido de un galpón, poner orden en las herramientas, barrido de corrales pero sin animales”.TrabajoMenor [4]
Existen algunas excepciones pero quien decide esas situaciones para poder realizar alguna otra tarea es el Director de INAU.
En otro tipo de trabajos formales, es necesario contar con quince años cumplidos. Los jóvenes con permiso laboral de menor podrán solamente trabajar un máximo de seis horas corridas o cortadas.
Si son horas cortadas hacen las tres horas, descansan otras tres horas y luego retornan a trabajar las tres restantes.
De otra forma, pueden trabajar cuatro horas de corrido y luego retirarse.
Por ejemplo en un supermercado los jóvenes pueden trabajar en atención al público, en la limpieza y en el área de la reposición.
No pueden trabajar en contacto con maquinarias ni elementos cortantes.
“Cuando viene un menor a sacar un permiso para trabajar se hace hincapié en que este continúe con sus estudios. La empresa donde va a trabajar debe adecuar los horarios para que el estudiante priorice los estudios.
Se dan algunos casos especiales donde los jóvenes no están estudiando y los padres vienen y nos plantean que en lugar de que el chico o chica ande en la calle se le dé un permiso para trabajar, se analiza la situación.

REQUISITOS
Para gestionar un permiso laboral de menor es necesario que el titular presente cédula y fotocopia de la misma, carnet de salud para trabajar (que no es el mismo que el carnet de adolescente), el carnet de vacunas al día, una foto carnet y una constancia de estudio.
Luego se le da el formulario que también se puede descargar de internet, de la página de INAU. En ese formulario van todos los datos de la empresa, los datos del menor y la autorización del padre o la madre.
Un médico debe certificar que el joven está habilitado para trabajar y debe firmar el permiso. El trámite es sencillo y no tiene ningún costo.
Los días de atención con el médico son los miércoles y viernes entre las 11.00 y las 13.00 horas. Si presentan toda la documentación requerida, se van con el permiso.
La funcionaria recalcó que hay temporadas donde se acentúa la demanda de los permisos; en la actualidad son muy pocos los que concurren a hacer los trámites.

DEPARTAMENTO DE INSPECCIÓN NACIONAL DEL TRABAJO INFANTIL Y ADOLESCENTE
El Departamento de Inspección Nacional del Trabajo Infantil y Adolescente, depende de Dirección General.
Está conformado por 7 inspectores, que cumplen tareas en todo el territorio nacional.
El Inspector de Trabajo del INAU es el medio a través del cual el organismo delega y regula su política institucional en materia de trabajo infantil y adolescente.
La función del inspector en materia de protección integral es controlar y fiscalizar el cumplimiento de las normas a través de una metodología pedagógica en materia laboral, incorporando la investigación y el asesoramiento, con un enfoque prioritariamente correctivo y preventivo antes que represivo y sancionatorio.
El quehacer está dirigido a una población que comprende: niños, adolescentes, familias, empleadores, organizaciones, instituciones educativas, etc, desde un perfil técnico especializado, poniendo énfasis en la educación, la salud, la seguridad, realizando acciones que conlleven al apoyo y seguimiento para el desarrollo adecuado de los menores, como sujetos plenos de derecho y ciudadanos proactivos.
Realiza visitas inspectivas en todo el territorio nacional, y dentro de su accionar, verifica el puesto de trabajo, evalúa el riesgo, investiga accidentes y denuncias, fiscaliza el cumplimiento de la normativa legal vigente, controla la asignación de tareas, el correcto desempeño de la misma, la duración de la jornada laboral; detecta, orienta y deriva situaciones de trabajo infantil , así como situaciones de explotación sexual con fines comerciales, o acoso laboral, para dar cumplimiento a un abordaje integral.

En general hay poco trabajo y para la mayoría, las condiciones no han mejorado

El desempleo en nuestro departamento es notorio, lo vemos en la calle, al consultar a las personas, así como en el diálogo cotidiano donde se reitera la frase de que «la cosa está fea» en cuanto a fuentes laborales y por lo tanto quienes la tienen, deben valorarla.

En los últimos años, los trabajadores agremiados han conseguido mejorar algunos aspectos en cuanto a las condiciones laborales que, en muchos casos son reconocidas y efectuadas por parte de los empleadores y le dan al trabajador herramientas para imponer sus derechos.
Pero el trabajo es necesario para vivir, y como tal, aún en muchos ámbitos, no se cumplen esas obligaciones y los trabajadores no reclaman por miedo a perder su fuente de ingresos, así lo expresaron a EL PUEBLO algunos ciudadanos entrevistados para este informe.
Tal es el caso de Marcela, una mujer de 33 años de edad, madre de dos niñas, quien trabaja desde los ocho años cuando comenzó ayudando a su madre en la cosecha de frutilla y desde entonces no paró de trabajar.
En este momento está desempleada ya que al culminar el contrato que tenía en una empresa donde se desempeñaba como auxiliar de servicio, este no fue renovado. Se gana la vida realizando limpiezas, pero como consecuencia de haber trabajado desde tan pequeña, hoy sufre de dolores en la columna y eso le impide por períodos poder trabajar, aunque la dolencia no es suficientemente grave como para tramitar una pensión.
Marcela no completó la primaria y eso le impide en muchos casos conseguir trabajo porque «hasta para hacer limpiezas te piden liceo, y si pedís trabajo por ejemplo de reponedor en un supermercado te piden conocimientos de informática, no se para qué».
«En una empresa te pagan el sueldo que uno le pida, y después te hacen hacer más horas y más cosas, vas para limpiar y tenés que cuidar a los chiquilines, o te contratan para hacer una limpieza, le cobras cien pesos la hora y te hacen hacer limpiezas a fondo en unas mansiones en dos o tres horas porque más de eso no te pagan.
En Montevideo no es así, pero acá un poco cambió la situación para las domésticas porque los apretaron un poco, como es el tema de cobrar en un cajero, y hoy la doméstica tiene más beneficios».
Afirmó que en Salto hay poco trabajo, pero además las condiciones no son buenas en general, «hay gente que reclama por maldad, pero otros lo hacen por necesidad, no es fácil».
«Yo aprendí a atrabajar desde chica, tengo experiencia, sé como desenvolverme, pero eso no está en un papel y a veces un papel cuenta más aunque no tengan experiencia».

HAY POCO TRABAJO
Alejandro tiene dos hijos, está autorizado por la intendencia para trabajar cuidando coches, entiende que hacen falta fuentes de trabajo, en su caso no tiene sueldo, sino que lo que gana es de acuerdo a la propina que le dejan los usuarios del estacionamiento.
No justificó los robos, pero dijo que a veces se dan por falta de trabajo, por ejemplo un padre de familia que no tiene para darle de comer a sus hijos y no tiene trabajo.
Hay días que la ganancia es muy poca, depende de la fecha y justamente a fin de mes, es cuando menos ingresos obtiene.

LO DISCRIMINAN POR SU CONDICIÓN
Por su parte Carlos, de 53 años opinó que hoy la situación es mala, «al menos yo no consigo trabajo y no es que no quiera laburar, me discriminan por los lentes, sé que veo poco, pero para los trabajos que yo hago por ejemplo peón de la construcción, jardinero, pintor, cargar y descargar camiones, todo eso puedo hacer, pero lo primero que dicen es ‘que le vas a dar laburo al ciego ese’ y eso queda mal, a mi me afecta mucho.
Tengo una pensión por la vista, pero no alcanza, a veces me sale alguna changa.

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS HA MERMADO EL TRABAJO
Alfredo trabaja en la construcción y hoy tiene trabajo, pero reconoce que hay poco. Indicó que en ese rubro, han mejorado las condiciones laborales, pero en los útlimos dos o tres años ha mermado la cantidad de trabajo.

LA OFERTA ES BAJA
Paula es moza, y educadora de nivel incial; para ella, la oferta de trabajo es baja, estaba de paseo en nuestra ciudad -es de Piriápolis- pero también allí las fuentes de trabajo de todo el año «no abundan», por lo cual trabaja fundamentalmente en la temporada.
Considera que si bien «muy poco», las condiones laboraes han mejorado.

“El Estado falla en el control, efectivo del cumplimiento del régimen de la jornada laboral”

Dr. Gabriel Cartagena – 30 de abril, Día del Trabajador Rural

El 30 de abril fue declarado por ley en nuestro país, como el Día del Trabajador Rural; al respecto, EL PUEBLO dialogó con el Dr. Gabriel Cartagena, quien expresó la importancia que se le reconozca el trabajo al uruguayo que está muchas horas a la intemperie.

Explíquenos la normativa que respalda al trabajador ruralINFORME DR. GABRIEL CARTAGENA [5]

La Ley 19.000 de 2012, declaró al 30 de Abril de cada año, como Día del Trabajador Rural, siendo un día feriado no laborable, pago para los trabajadores que se desempeñan en esa actividad. También, es importante recalcar que, Uruguay, es el único país de Latinoamérica, que tiene, además del Día del Trabajador, específicamente, el Día del Trabajador Rural, considerándose por tales, a todas aquellas personas que están en relación de dependencia, desarrollando algún tipo de actividad remunerada, en el medio rural o zona suburbana, como pueden ser chacras, quintas y demás; esos son los homenajeados. Como referencia, es importante destacar que, existe un instructivo de cómo informarse, tanto para los peones rurales como para las empresas que los emplean, en la página institucional del BPS, respecto al régimen de trabajo rural y cómo funciona; también, a nivel de internet y de la página del Ministerio del Trabajo, existe una guía sobre el derecho del trabajo rural, donde se encuentra especificado con detalles, lo que refiere a indemnizaciones, horas extras, fijación de las horas de trabajo, lo que es muy importante pues, en el medio rural, por lo general existe esa duda. Siempre, la dirección del trabajo, la tienen el dueño de la empresa, el empleador y, se organiza el trabajo rural, de acuerdo a las estaciones y a los productos que se estén sembrando y cosechando, o como se expresa técnicamente, de acuerdo a los ciclos productivos.. Esto no varía respecto a la determinación del trabajo en una empresa de la ciudad, tiene sus similitudes, con la ventaja para el medio rural, que la ley actual limitó la jornada de trabajo. A ver; no es una cuestión menor, que el trabajador rural tenga hoy, una jornada laboral de 8 horas y que sea coordinable el trabajo que debe desempeñar en ese lapso de tiempo. Todo tiempo que se trabaje fuera de esas 8 horas, constituye horas extras. Ahora, eso es lo que dice la ley; para controlar su cumplimiento, está el Estado que debe regular y actuar en este sentido, a través del Ministerio de Trabajo y el BPS. Inclusive, la ley de las 8 horas para el medio rural, establece la integración de una comisión, que se podría conformar por las asociaciones agropecuarias, el Estado a través del MTSS y del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a los efectos de que haya un control de lo que es el Estatuto y el establecimiento rural en cada punto del país. Que, a veces, eso es lo que puede estar fallando o no funciona en algunos lados; por qué; porque el Ministerio de Trabajo no tiene el personal y la descentralización adecuada en todo el país. De hecho, la oficina central que tiene que ver con todos estos temas de inspecciones, se encuentra en un edificio en Montevideo; entonces, hacer todas esas cosas, se vuelve difícil. Por otra parte, tenemos la Ley 18.441 de 2008, que establece el régimen de descanso en el medio rural y que limitó, también, la jornada de trabajo, como lo mencioné, la que establece que los trabajadores rurales tienen 8 horas diarias de trabajo; 48 horas semanales por cada 6 días trabajados, ese es el régimen; tienen derecho al pago de horas extras, no porque se trabaje y se viva en el medio rural las horas extras quedan de lado, porque muchas personas están alojadas allí, pero, si la persona trabaja 10, 12 o 14 horas, eso es lo que la empresa le debe de liquidar como sueldo. Luego nos enfrentamos al tema de los descansos en el medio lugar, lo que a veces, son de acuerdo a la tarea que se desarrolla y a la jornada trabajada.
Muchas veces se trabaja de continuo, 8 horas; a veces, en algún caso se puede trabajar en el comienzo de la jornada que no pase las 12 horas continuas, o, que no haya más de 3 horas extras por jornada.
El descanso semanal será, preferentemente, el día domingo; aunque, las partes pueden acordar que sea rotativo, lo cual también depende de los ciclos productivos del lugar.
En lo que tiene que ver con el secano, el régimen de descanso depende del MGAP, previéndose un descanso intermedio que no puede ser mínimo de dos horas.
Si vamos a la esquila, por ejemplo, se establece que, el personal afectado en el ordeñe o en el descanso intermedio, debe ser mayor o igual a 5 horas; y, el descanso entre jornada, será, como mínimo, de 7 horas continuas. Se pueden acordar, siempre, regímenes distintos, porque eso también depende de la empresa en la que se trabaje. Lo que la ley prevé, es la conformación de una comisión de seguimiento para controlar y evaluar la aplicación del régimen de jornadas y descansos semanal en el sector rural.
Este es un tema que, evidentemente, no es nuevo; hace unos cuantos años ya que está reglado, pero, lo que sí, a mi juicio, de acuerdo a la experiencia que tuve en el caso del peón Leites, es que el Estado no tiene la comisión funcionando; han pasado ya 9 meses de los sucesos por los que defendí a Leites, y, de hecho, aún, dicha comisión no se formó. Nosotros mismos le informamos a la Comisión de Legislación del Parlamento, al respecto; manifestándole que nos parecía importantísimo poder actuar y que se trabajara en ese sentido, pero de hecho, lamentablemente, reitero, no está funcionando.

Más allá de la existencia de la normativa citada, ¿quedan debes?

Considero que es fundamental que se le reconozca el trabajo al uruguayo que está muchas horas a la intemperie, porque en el medio rural, no se tiene la ventaja de trabajar con aire acondicionado en la sombra; es un trabajo de mucho sacrificio, y, en Salto, tenemos un montón de personas que se encuentran trabajando a diario en esas actividades.
ambién existen otro tipo de irregularidades, que creo que debería estar bajo el control de la Intendencia de Salto, como es la parte de tránsito, con todo lo que tiene que ver con cómo se transporta al trabajador rural. Hoy por hoy, ese tema me importa, porque como abogado, tenemos que procurar la defensa del derecho; pero, no del derecho exclusivo del trabajador, sino que también del empleador, al que le sirve que la situación del transporte se encuentre bajo una buena regularidad.
Porque, como ha habido casos de jurisprudencia, sucede un accidente, con un camión abierto que transporta personas, trabajadores, seguramente, es una catástrofe para muchas familias; y, ni hablar, para el propietario del establecimiento rural.
Por lo tanto, creo que, llegará el momento en que todos tengamos que concientizarnos de que el transporte del trabajador rural sean las adecuadas, en condiciones responsables por parte de la empresa.
Es un tema no menor, al que le falta control, siendo que es muy sencillo de hacerlo.