- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

«Uruguay se merece tener a una mujer como presidente, ya estamos cerca»

Para Patricia Barusso, directora del Hospital Regional Salto

La doctora Patricia Barusso es desde el año pasado la directora del Hospital Regional Salto (HRS), cargo reservado eternamente para los hombres, maleficio que logró romper a través de un concurso que habilitó ASSE para llenar vacantes en cargos de dirección en todo el país. La doctora Barusso reflexiona hoy para EL PUEBLO sobre este día tan especial.Patricia-Barusso-300x245 (1) [1]

– ¿Cuál es su reflexión para este nuevo Día de la Mujer?
– La mejor reflexión es que todas unidas somos más. Ese fue el lema que propusimos para el 8 de Marzo del año pasado. Incluso hicimos un reconocimiento a todas las mujeres que en silencio y sin ser muchas veces caras visibles de las organizaciones, que no tenían una imagen hacia el exterior, y sobre todo es en los ámbitos sanitarios donde a nivel mundial tiene más relevancia la mujer como profesional insertada en organizaciones sanitarias. No en vano es que hoy en día somos muchas las que estamos ocupando cargos gerenciales, cargos de responsabilidad en distintos tipos de organizaciones.
Las mujeres tal vez tengamos ese lado femenino, como se dice, que nos da ciertas diferencias con los hombres. La mujer de por sí es cuidadora, de brindar cuidados, de proteger. Si nos remontamos a siglos atrás, siempre veremos las imágenes de las «mater», creo que eso simplifica el rol de la mujer a lo largo de la historia de toda la Humanidad. Esa imagen siempre fue de protección y de cuidado, obviamente también de organizar.
Hay muchos dichos que andan en el medio y que se han arraigado, como que la mujer es el timón de la casa. ¿Dígame si no es así? Y también muchas veces la mujer es la jefa de esa casa, es la jefa de la familia, y tiene que salir, tiene que trabajar, tiene que alimentar, tiene que cuidar a sus hijos.

– ¿En qué momento de la historia –ya que se remonta a ella- piensa que la mujer decidió salir de su casa pensando en que también tiene que ayudar y proteger a los que están afuera de esa casa?
– Vamos a nuestra propia historia, siempre hubo mujeres atrás de un hombre, hay figuras emblemáticas de mujeres. Fíjese, por ejemplo, en la época artiguista, ¿cuántas mujeres estuvieron en el éxodo? Ahí tenemos un primer censo. Sabemos que había mujeres que se encargaban del cuidado. Y esas mujeres son anónimas para la historia. Hay historiadoras que las han traído a través de alguna reflexión. También después de la época de los caudillos y de las divisas hubo grandes mujeres. Hay historiadoras que han dedicado su investigación en reconocer a esas mujeres que muchas veces cumplieron roles muy importantes pero que nunca salió a la luz. Estamos hablando del 1800, y en todos los ámbitos hubo no solo mujeres que estaban detrás de los caudillos sino también aquellas mujeres que fueron adelantadas a su tiempo, por ejemplo en la educación, tenemos a una figura relevante en Enriqueta Compte y Riqué, que en plena reforma valeriana empieza a pensar en los niños más chiquitos, en la educación de esos niños, y ahí comienzan las ideas de los primeros jardines de infantes. Y le puedo nombrar una cantidad de mujeres, como Paulina Luisi y sus hermanas, siempre fueron unas adelantadas, la familia Luisi en general. Son mujeres muy relevantes en la historia.
Luego, mujeres políticas siempre existieron. Hoy tal vez tenemos mayor visibilidad, tenemos una mujer vicepresidente, nada menos que electa por el pueblo. Y creo que en un 8 de Marzo, si bien es una fecha dolorosa porque recuerda la lucha de aquellas mujeres que estaban trabajando y reivindicaron sus lugares de trabajo, puede ser también un momento interesante para recordar con cierta esperanza por los logros que se han ido alcanzando.

– ¿Cuánto piensa que falta para tener a una mujer como presidente de Uruguay elegida por el pueblo?
– ¿Sabe qué? Depende de las personas, de su liderazgo. Se va a dar, eso va a pasar. Uruguay se merece tener a una mujer como presidente, ya estamos cerca.