“Tenemos que apostar al campo y vamos a jugarnos por él”, señaló el productor Ricardo Sarquiz

Pueblo Lavalleja, por Yamandú Leal

Ricardo Sarquiz, es un productor agropecuario de nuestra localidad con quien abordamos varios temas que atañe al campo; como producción, bonanza de precios de las haciendas, valor del dólar, y todo lo atinente al sector.

“Hoy por hoy el campo está viviendo un momento en que los valores han cambiado, y el clima nos ha ayudado bastante”, expresó.

En el tema del ganado vacuno, la preñez ha sido muy favorable, los estados corporales del ganado están muy buenos”.

LOS VALORES HAN DADO ÁNIMO

En cuanto a los valores Sarquiz indicó “se ven reflejados en los precios firmes, se ha dado una “inyección” de ánimo para que el productor pueda seguir trabajando, han cambiado muchas cosas, aquellos alambrados que estaban prácticamente en el suelo, hoy por hoy al valer los animales el productor cambia completamente su punto de vista, hace inversiones como alambrados, verdeos, refacciones en el establecimiento, etc. Estamos con un dólar bajo, no sé si nos habíamos entusiasmado con un dólar a 30, cuando vendemos algo en dólares, decimos que estamos haciendo un platal y al transformarlo a pesos vemos una diferencia.

Respecto a la moneda norteamericana, estamos atravesando un atraso cambiario, tenemos dos realidades distintas, lo que se trabaja en dólares y lo que se trabaja en pesos.

Hoy duele cambiar cuando se va a pagar en pesos, se cambia unos dólares y prácticamente no es lo mismo que hace un tiempo atrás, pero hay que conformarse, por suerte los animales valen, tanto el vacuno como el lanar, y las perspectivas de los precios para la lana también son muy buenas.

En mi caso particular, trabajo sólo con vacunos. Productor chico y campo chico obliga a definirse por una cosa o la otra (bovinos o lanares), las dos juntas no se puede hacer. Entonces lo mío hoy es el ganado, también tuve unos negocios de arrendamiento para chacras y al vencimiento del mismo no se juntaron las dos puntas y tuvimos que seguir prendidos a la vaca.

Estoy contento porque la producción de terneros ha sido buena.

- Volviendo al tema del dólar; desde su punto de vista; ¿cual sería el valor ideal?

– Pienso que hoy estamos hablando de un dólar que no llega a 20, eso lo manejan otros, porque si decimos bajamos el dólar, favorecemos a otra gente y lo subimos, matamos a otro. Obviamente que si estamos sin deudas quisiéramos un dólar altísimo, pero sabemos que hay gente que se favorece tanto para un lado como para el otro.

- Hay un tema que afecta al productor y es el alto impuesto a la tierra, los pagos que deben afrontar, al Banco de Previsión Social (BPS), los contribuyentes…

– Se ha hablado mucho del tema en las federadas rurales de que se pague por hectárea, donde se beneficiaría el pequeño productor, pero hasta ahora no pasa nada.

- Como productor; ¿qué opinión le merece ese cambio y que algún día se cumpla que el que tiene más hectáreas aporte más?

– Ellos se basan en el índice de CONEAT. Un productor que tiene mil hectáreas con un índice bajo, y otro tiene doscientas hectáreas con un índice altísimo, vamos a decir que estamos pagando iguales, pero si vamos a la realidad, hay más productividad en un campo de índice alto que uno bajo, pero también pienso que habría que mover algunas piezas.

Hay que fijarse si la tierra tiene un índice alto, pero con pocos animales, o vino mal y no tienes de donde sacar, es seguro que no sobre nada y peligras pagar tus deudas.

Si tienes poco campo, pero lleno de ganado, que está produciendo es otra cosa, pero si cuentas con el campo, con la tierra, que es lo mas caro, y falta lo que se produce día a día, se hace difícil llegar a la meta. Es un asunto complicado, en el caso de la tributación por hectárea, por ejemplo un productor que tenga cinco hectáreas de piedra, que otro tenga la misma fracción pero de pura tierra, entonces habría que buscarle el plus para uno y para el otro.

- Una opinión sobre los remates por pantalla y los locales feria que van quedando pocos en el departamento…

– Con los remates por pantalla hoy por hoy estoy de cliente nuevamente y siempre dando una mano a un amigo rematador, diría que estos remates por pantalla fue como una prueba y el remate por pantalla vino para quedarse porque facilita muchas cosas. Si llevas un ganado a la pantalla viene un inspector, lo certifica, lo lee; el ganado no sale del establecimiento, obviamente se va a hablar con la firma rematadora más o menos las pretensiones que tiene para ese ganado, si se llega a lo que se pretende se vende, de lo contrario no. El ganado no salió del campo, no se estropeó, no hubo tropa ni traslado, lo único que hay que hacer es encerrarlo  el día que lo vienen a inspeccionar y nada más.

El remate por feria no tendría que desaparecer, porque sino el productor chico sería el más perjudicado, ya que si no junta el límite para llevar a pantalla no lo puede vender, entonces en ese caso tendría que recurrir al negocio particular y siempre en un remate feria hay varios interesados para vender sus haciendas.

En pantalla se puede cobrar al contado, pedir adelantos. Nos vamos modernizando, esto se habló hace muchos años, primero eran una o dos empresas, y hoy hay empresas privadas que están haciendo remates por pantalla.

- Trazabilidad; ¿qué opina sobre esta innovación al campo uruguayo?

– Pienso que nos costó un poquito y es algo que está muy bien. Es un control para nosotros y para el MGAP. Son cosas que se hacen por el bien del campo, aunque nos cueste a veces se nos abren otras puertas de mercados.

- Sobre las balneaciones no obligatorias…

– Han cambiado muchas cosas, hoy están las Ivermectinas, que con un inyectable está resuelto el problema.  Yo era de la idea que el Ministerio decretara obligatoria las balneaciones, como eran antes. Existen todavía una infinidad de productores que gastan, se juegan la vida por sus animales.

- Un mensaje para los productores…

– El mensaje que les puedo dar es que sigan adelante, que siempre hubo altibajos. En esto del campo siempre se salió adelante a veces en menos tiempo o en más. Hay que aprovechar el momento, en el país sin vacas o  sin ovejas que vamos a hacer, nuestra riqueza es el campo, tenemos que apostar al campo y jugarnos por él.