Alcohólicos Anónimos en la recuperación de quienes tienen problemas con la bebida

En Bella Unión, una vez por semana, en la Parroquia Santa Rosa del Cuareim, se reúne el grupo Alcohólicos Anónimos. Son quienes alguna vez fueron víctimas del alcohol y que tras recuperarse, intentan recuperar hoy a quienes como ellos están teniendo problemas con las bebidas espirituosas. A.A., es una organización donde unos buscan ayudar a otros para que mantengan sobriedad, compartiendo las experiencias. Se entiende que el alcoholismo es una enfermedad progresiva, tanto espiritual y emocional o mental, como física. Cada grupo de A.A. celebra sus reuniones donde sus miembros relatan sus experiencias, generalmente relacionadas a los 12 pasos sugeridos para la recuperación.
LA AYUDA QUE SE BRINDA
1 Los miembros de A. A. ayudan a cualquier alcohólico que demuestre interés en dejar de beber.
2 Los miembros de A.A. pueden dirigirse a los alcohólicos que desean ser ayudados, pero opinan que esta solicitud de ayuda debe provenir del alcohólico mismo.
3 Los miembros de A.A. pueden ayudar a hacer los trámites para la hospitalización de un alcohólico.
4 Los miembros están dispuestos a compartir sus experiencias con cualquier persona que esté interesada en conversaciones informales y reuniones formales.
LO QUE NO HACE A.A.
No ofrece motivación inicial para la recuperación de los alcohólicos ni trata de persuadir a nadie para que se una a A.A. No mantiene archivos o historias clínicas. No toma parte en investigaciones, ni las patrocina. No se une a consejos de agencias sociales a pesar de que los miembros y grupos AA a menudo cooperan con ellos. No trata de controlar a sus miembros. No hace diagnósticos médicos o psicológicos o prognosis. No proporciona servicios de hospitalización o enfermeras, drogas o cualquier tipo de tratamiento médico o psiquiátrico. No ofrece servicios religiosos o espirituales. No se mezcla en propaganda o educación acerca del alcohol. No proporciona casa, alimento, ropa, trabajos, dinero o cualquier otro tipo de servicio social o de caridad.
No proporciona consejo de tipo vocacional o doméstico. No acepta dinero por sus servicios, o cualquier otro tipo de contribución proveniente de fuentes ajenas a A.A.