Almacenera vive terrible experiencia de inseguridad en Bella Unión

Se llama Laura Ungari y tiene un comercio que gira en el rubro almacén en calle Soriano, proximidades de Ruta 3. Vive junto a un hijo de 21 años y una hija de 29.-La madrugada del pasado martes santo le tocó vivir una situación que no se la desea a nadie-Tiene que ver a esta inseguridad que hoy golpea a nuestra sociedad cañera y a todo el país.- La señora entró en contacto con este corresponsal para narrarnos los difíciles momentos que vivió.
QUÉ LE PASÓ,
CUENTE…
-“Yo me desperté próximo a las 3 de la madrugada del martes (martes santo 3 de abril de 2012). Yo pienso que me desperté por algún ruido que sentí, de eso no me di cuenta, sé que a esa hora me desperté. Yo vivo con un hijo de 21 años y una hija de 29 años.-yo seguí acostada pero sentía ruidos que no sabía si eran de dentro de la casa o del lado de afuera. Pensé que pudieran ser mis hijos que estuvieran levantados ya que escuché pasos. Como a las 4 y media de la madrugada sentí un ruido como que voltearon algo, del lado de afuera de la ventana de mi dormitorio pero pensé que serían los perros del vecino que andaban. En seguida sentí el ruido de un moto que paró frente a mi casa. Ahí me levanté y fui a ver. Pude ver que frente a mi casa había dos personas cargando una bolsa en esa moto, y se fueron, incluso reconocí a la persona que estaba cargando la bolsa. A los 10 minutos más o menos volvieron las mismas personas.-Ahí me puse alerta ya que la persona que cargaba la bolsa yo la reconocí ya que es una persona que vive de hurtos, y pensé que estaba robando en el camión del vecino de enfrente.-Me levanté y cuando salgo de mi dormitorio para mirar, me encuentro con esa persona dentro de mi casa. Cuando el vio que yo lo vi, salió corriendo. Ahí le avisé a mi hijo que había alguien adentro de la casa y salí corriendo y me fui al que estaba en la moto. Lo pude sujetar a la persona que estaba en la moto esperando, le dije que estaba robando en mi casa. Me dijo que el no estaba robando y que solo andaba acompañando a la otra persona. Cuando se sacó el casco pude reconocerlo y vi que persona era. Lo saqué de la moto y empezamos a luchar ya que él quiso escapar. Estuve luchando un buen rato con él y salió un vecino a mirar. Mi hijo miraba, yo no quería que se metiera y el vecino también miraba, mientras yo luchaba para que no se escapara. El vecino llamó a la Policía y al llegar la Policía yo entregué de mis propias manos a dicha persona.-Saqué fuerzas no sé de donde cuando luché con esa persona, pero es que uno saca fuerzas cuando le pasan estas cosas más allá que uno sea mujer. Mire, no es nada lindo que usted se levante y vea que tiene personas dentro de su domicilio. Ya habían cargado algunas bolsas con cosas, es que yo tengo almacén en mi casa. Yo vivo de ese almacén”.
Y COMO SIGUE EL TEMA…
“Yo lo entregué a la Policía y quedé esperando a ver si me iban a llamar, y ver qué iba a pasar con esas personas.-El miércoles, o sea al otro día, me llamaron de la Comisaria para decirme que el Juez les dio la libertad”.
¿Cuántos hay hoy dedicados al hurto?
Es impresionante la ola de hurtos en Bella Unión. ¿Cuántos hay que están dedicados a este delito? Ante cualquier hurto enseguida surgían los nombres de dos hermanos, Danielito y Facundo, pero resulta que ambos están en la cárcel de Artigas y los hurtos no han cesado, al contrario, aumentaron. El hacerse de objetos ajenos ya es algo cotidiano. Quien se descuidó, marchó.

Se llama Laura Ungari y tiene un comercio que gira en el rubro almacén en calle Soriano, proximidades de Ruta 3. Vive junto a un hijo de 21 años y una hija de 29.-La madrugada del pasado martes santo le tocó vivir una situación que no se la desea a nadie-Tiene que ver a esta inseguridad que hoy golpea a nuestra sociedad cañera y a todo el país.- La señora entró en contacto con este corresponsal para narrarnos los difíciles momentos que vivió.

QUÉ LE PASÓ,

CUENTE…

-“Yo me desperté próximo a las 3 de la madrugada del martes (martes santo 3 de abril de 2012). Yo pienso que me desperté por algún ruido que sentí, de eso no me di cuenta, sé que a esa hora me desperté. Yo vivo con un hijo de 21 años y una hija de 29 años.-yo seguí acostada pero sentía ruidos que no sabía si eran de dentro de la casa o del lado de afuera. Pensé que pudieran ser mis hijos que estuvieran levantados ya que escuché pasos. Como a las 4 y media de la madrugada sentí un ruido como que voltearon algo, del lado de afuera de la ventana de mi dormitorio pero pensé que serían los perros del vecino que andaban. En seguida sentí el ruido de un moto que paró frente a mi casa. Ahí me levanté y fui a ver. Pude ver que frente a mi casa había dos personas cargando una bolsa en esa moto, y se fueron, incluso reconocí a la persona que estaba cargando la bolsa. A los 10 minutos más o menos volvieron las mismas personas.-Ahí me puse alerta ya que la persona que cargaba la bolsa yo la reconocí ya que es una persona que vive de hurtos, y pensé que estaba robando en el camión del vecino de enfrente.-Me levanté y cuando salgo de mi dormitorio para mirar, me encuentro con esa persona dentro de mi casa. Cuando el vio que yo lo vi, salió corriendo. Ahí le avisé a mi hijo que había alguien adentro de la casa y salí corriendo y me fui al que estaba en la moto. Lo pude sujetar a la persona que estaba en la moto esperando, le dije que estaba robando en mi casa. Me dijo que el no estaba robando y que solo andaba acompañando a la otra persona. Cuando se sacó el casco pude reconocerlo y vi que persona era. Lo saqué de la moto y empezamos a luchar ya que él quiso escapar. Estuve luchando un buen rato con él y salió un vecino a mirar. Mi hijo miraba, yo no quería que se metiera y el vecino también miraba, mientras yo luchaba para que no se escapara. El vecino llamó a la Policía y al llegar la Policía yo entregué de mis propias manos a dicha persona.-Saqué fuerzas no sé de donde cuando luché con esa persona, pero es que uno saca fuerzas cuando le pasan estas cosas más allá que uno sea mujer. Mire, no es nada lindo que usted se levante y vea que tiene personas dentro de su domicilio. Ya habían cargado algunas bolsas con cosas, es que yo tengo almacén en mi casa. Yo vivo de ese almacén”.

Y COMO SIGUE EL TEMA…

“Yo lo entregué a la Policía y quedé esperando a ver si me iban a llamar, y ver qué iba a pasar con esas personas.-El miércoles, o sea al otro día, me llamaron de la Comisaria para decirme que el Juez les dio la libertad”.

¿Cuántos hay hoy dedicados al hurto?

Es impresionante la ola de hurtos en Bella Unión. ¿Cuántos hay que están dedicados a este delito? Ante cualquier hurto enseguida surgían los nombres de dos hermanos, Danielito y Facundo, pero resulta que ambos están en la cárcel de Artigas y los hurtos no han cesado, al contrario, aumentaron. El hacerse de objetos ajenos ya es algo cotidiano. Quien se descuidó, marchó.