Analisis de factibilidad para instalar una planta procesadora de leche en Artigas

El fin de semana pasado se llevó a cabo una reunión donde participaron técnicos de Artigas y de la oficina de Planeamiento y Presupuesto donde hicieron mención a la posibilidad de adquirir 1.000 hectáreas de campo en Bella Unión en los próximos 4 años en este campo se produciría
unos 10.000 litros de leche. En primera instancia la planta tendría un costo de 380.000 dólares y produciría no solamente leche sino tambien yogurt, crema doble y otros productos.
El lugar físico donde se instalará la planta es en un predio lindero al Abasto Municipal.
Contaría con 8 operarios y 2 administrativos. Posteriormente se realizaría un estudio donde existe la posibilidad de involucrar a más productores, lo que lleva a un programa de crecimiento forrajero. (Esto significa que los pequeños productores, que tengan solamente una o dos vacas, tambien puedan “vender” la leche).
Todo eso implica un estudio de cantidad de maquinaria que se necesita para lograr llevar adelante este objetivo. Los técnicos se reunirán con jerarcas de la intendencia para saber si existe la posibilidad de contar con maquinaria de la comuna.
En quince días se elaborará un informe completo con la decisión ya tomada de que contenedor se va a obtener. Se propone realizar una campaña no solo de comercialización sino también de sensibilización en escuelas y otras instituciones.

El fin de semana pasado se llevó a cabo una reunión donde participaron técnicos de Artigas y de la oficina de Planeamiento y Presupuesto donde hicieron mención a la posibilidad de adquirir 1.000 hectáreas de campo en Bella Unión en los próximos 4 años en este campo se produciría

unos 10.000 litros de leche. En primera instancia la planta tendría un costo de 380.000 dólares y produciría no solamente leche sino tambien yogurt, crema doble y otros productos.

El lugar físico donde se instalará la planta es en un predio lindero al Abasto Municipal.

Contaría con 8 operarios y 2 administrativos. Posteriormente se realizaría un estudio donde existe la posibilidad de involucrar a más productores, lo que lleva a un programa de crecimiento forrajero. (Esto significa que los pequeños productores, que tengan solamente una o dos vacas, tambien puedan “vender” la leche).

Todo eso implica un estudio de cantidad de maquinaria que se necesita para lograr llevar adelante este objetivo. Los técnicos se reunirán con jerarcas de la intendencia para saber si existe la posibilidad de contar con maquinaria de la comuna.

En quince días se elaborará un informe completo con la decisión ya tomada de que contenedor se va a obtener. Se propone realizar una campaña no solo de comercialización sino también de sensibilización en escuelas y otras instituciones.