Antonio de la Peña: “sólo van quedando 7.200 hectáreas de caña de azúcar”

Se desempeña como asesor de cañicultores agrupados en la Unión de Productores Cañeros del Norte (UPCANOR . Se trata del perito agrónomo Antonio de la Peña, con quien conversó este corresponsal sobre el momento que vive la industria azucarera. Comenzó señalando: “hace ya mucho tiempo que venimos anunciando que la situación de la caña de azúcar está muy complicada. De los últimos años, estamos en el momento de mayor amenaza por la permanencia del proyecto sucro alcoholero. El gran problema que tenemos es que todas nuestras propuestas han caído en oídos sordos. El proyecto arrancó con 12 mil hectáreas planificadas entre caña y sorgo, plantaciones planificadas con colonias de trabajadores que asumían a la tierra. En realidad, todo aquel proyecto se viene reduciendo. Hoy solamente van quedando 7.200 hectáreas de caña de azúcar este año”.
LOS PUESTOS DE TRABAJO QUE SE PERDIERON
Sobre la pérdida de puestos de trabajo, señaló: “En los últimos dos años se dejaron de producir más de 1.000 hectáreas, lo que significa que 147 cortadores de caña quedaron sin trabajo. Antes esos trabajadores cortaban en esas 2 mil hectáreas, ahora ya no tienen corte. Además se perdieron en estas hectáreas más de 30 puestos de trabajo permanente. Era gente estable y que ahora ya no tiene más trabajo. Después de la zafra 2017 desaparecen 600 hectáreas, unos 70 trabajadores que tienen corte este año, que ya en el 2018 no lo tendrán. Además 20 trabajadores permanentes, que hoy están trabajando, el año que viene no tendrán trabajo. Estamos desde hace algunos años teniendo un retroceso del proyecto sucro alcoholero. El grupo de gente se reduce y por tanto entendemos que hay que tomar conciencia de que las fuentes de trabajo arrancan en estas hectáreas de caña de azúcar. Cuanto más hectáreas de caña de azúcar podamos tener, más trabajadores se van a necesitar en el campo, y los que están en la industria la posibilidad de quedarse”.







Recepción de Avisos Clasificados