Ayer se recordó los 45 años de la muerte trágica de los pioneros

Fue un 25 de febrero del año 1969. Un siniestro de tránsito en Ruta 3, se cobraba la vida del ingeniero Alfredo Mones Quintela, un hijo suyo, y la de Lirio Moraes. Aquel 25, de hace 45 años atrás, retornaban de la capital de país tras realizar gestiones por la nueva fábrica que estaba ya siendo construida y que tendría su primera molienda al año siguiente.
Se los recuerda y se los identifica como los «Pioneros» de la caña de azúcar en Bella Unión. EI ingenio CALNÚ primero y ahora siendo ALUR, lleva el nombre del Ing. Mones.
Dos calles importantes de nuestra ciudad llevan los nombres de Mones y Moraes en memoria fiel a quienes ofrendaron sus vidas realizando gestiones en pos de una mejor producción y bienestar de la población que la que vivían.

Fue un 25 de febrero del año 1969. Un siniestro de tránsito en Ruta 3, se cobraba la vida del ingeniero Alfredo Mones Quintela, un hijo suyo, y la de Lirio Moraes. Aquel 25, de hace 45 años atrás, retornaban de la capital de país tras realizar gestiones por la nueva fábrica que estaba ya siendo construida y que tendría su primera molienda al año siguiente.

Se los recuerda y se los identifica como los «Pioneros» de la caña de azúcar en Bella Unión. EI ingenio CALNÚ primero y ahora siendo ALUR, lleva el nombre del Ing. Mones.

Dos calles importantes de nuestra ciudad llevan los nombres de Mones y Moraes en memoria fiel a quienes ofrendaron sus vidas realizando gestiones en pos de una mejor producción y bienestar de la población que la que vivían.