Carnaval Artiguense es Cultura

El Carnaval es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (entre febrero y marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año. A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol.

En la noche del Carnaval todo vale y dice la leyenda que por eso se ponen máscaras.

El origen de su celebración parece probable de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto.

Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5.000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.

Según el libro Guiness de los récords, la celebración del carnaval más grande, del mundo es la de Río de Janeiro; y la mayor agrupación carnavalesca (comparsa), Galo da Madrugada de la ciudad de Recife. sitio de otro carnaval muy importante.

Otros carnavales internacionalmente famosos son los de Santa Cruz de Tenerife y Cádiz en España, Oruro en Solivia, Venecia en Italia, carnaval de Barranquilla y el Pasto en Colombia, Veracruz y Mazatlán en México. El más largo es el de Gualeguaychú en Entre Ríos, Argentina, ya que generalmente dura desde el primer fin de semana de enero hasta el primer fin de semana de marzo.

En Artigas esta fiesta popular ha sido paulatinamente un desafío constante de superación, se reconoce que cada año está mejor. Las causas del progreso del Carnaval artiguense son muchas, pero creo que la más notoria es el hecho de que el municipio de la vecina ciudad de Quaraí hace unos años dejó de organizar los desfiles tradicionales por razones económicas y debido a eso los integrantes de comparsas se han sumado a las artiguenses en una clara demostración de hermanamiento, aportando experiencias del estilo de Carnaval de Rio, San Pablo y Bahía.

Asisten turistas de todo el Mercosur, así como también nuestros hermanos de otros pagos uruguayos. La capacidad hotelera de Artigas es muy reducida, lo que llevó a que la organización exhorte a que las familias alquilen sus casas o apartamentos con muebles y electrodomésticos incluidos a los efectos de satisfacer esa gran demanda de visitantes; esa modalidad se viene desarrollando con gran éxito hasta el presente.

Hoy Artigas cuenta con una verdadera industria carnavalesca única y original en nuestro país; las diferentes comisiones de las respectivas Escuelas de Samba trabajan sin pausa durante todo el año organizando eventos benéficos a los efectos de recaudar fondos, tales como bailables y cenas show, también hacen rifas, cazuelas, pegotines y otros artículos. Lo recaudado es a los efectos de fabricar los carros alegóricos y los trajes con mucha fantasía y color.

De esa forma son muchos los que se ven beneficiados tales como los artesanos, costureros, carpinteros, los músicos, las impresoras, las mercerías, vendedores de plumas, los comerciantes en general, siempre obteniendo sus ganancias.

Esa industria del Carnaval se extiende también durante los días de desfiles, donde allí trabajan los diferentes puestos de bebidas y minutas; trabajan los vendedores ambulantes de artículos carnavalescos como la popular serpertina, los papelitos, los globos, las caretas y otros; trabajan los fotógrafos y fumadores; trabajan los amplificadores; trabajan los vendedores de golosinas y otros. Constituye una verdadera zafra para muchos.

El Carnaval es Cultura. Con los temas presentados en Samba Enredos por las Escuelas de Samba aprendemos mucho porque nos aporta informaciones importantes de historia, literatura, artes, letras, ciencias y otras.

Quienes se aprestan a integrar las Escuelas de Samba son personas de diferentes status sociales, vemos desde el más humilde de los obreros hasta el más encumbrado profesional universitario, deportistas profesionales, políticos, comerciantes y artistas. Durante el Carnaval brindan espectáculos y se divierten, pero a la vez contribuyen a una fiesta popular que se supera año a año y es característico y orgullo del pueblo artiguense.