Competir pero con dignidad

Semanas atrás se designaron los responsables de dirigir a las selecciones sub 18 y mayores de Bella Unión pensando ya en el Campeonato Del  litoral y Torneo de la OFI. Una nueva historia para escribirse.  Está bien que se participe, pero que se lo haga con dignidad y amor a la casaca. Nuestro alicaído fútbol ha perdido dignidad, ha perdido el amor propio. Que una vez se pierda por goleada, a cualquier equipo y selección le puede pasar por tener una mala noche, pero que se torne en una constante el perder por varios goles ya es realmente preocupante. Es lo que lamentablemente le viene sucediendo al fútbol de Bella Unión.  Torneo tras torneo, sea de la categoría que sea, somos goleados por rivales de la serie. Que se pierda, está dentro de uno de los tres resultados posibles, pero que sea una costumbre perder hoy, mañana y pasado por abultados marcadores, eso ya es lastimoso. Y la  pregunta es; vale seguir compitiendo de esa forma?  ¿Qué experiencia se ha sacado hasta el momento? Mire, la verdad que ninguna ya que venimos sufriendo goleadas desde hace varios años. Ya no somos un rival de fuste para clubes y selecciones. Ya no vendemos cara una derrota. Quienes hoy juegan y pierden por goleadas, mañana serán abuelos. ¿Qué historias sobre fútbol  para contarles a sus nietos? ¿Que títulos ganados? Que partidos para el recuerdo para contarle al nieto? Por eso decimos, jugar si, participar sí, pero dejando el «resto» en la cancha. Que el rival vea a Bella  Unión como una selección temible y no como una débil formación a la que «le hacemos cinco».

emanas atrás se designaron los responsables de dirigir a las selecciones sub 18 y mayores de Bella Unión pensando ya en el Campeonato Del  litoral y Torneo de la OFI. Una nueva historia para escribirse.  Está bien que se participe, pero que se lo haga con dignidad y amor a la casaca. Nuestro alicaído fútbol ha perdido dignidad, ha perdido el amor propio. Que una vez se pierda por goleada, a cualquier equipo y selección le puede pasar por tener una mala noche, pero que se torne en una constante el perder por varios goles ya es realmente preocupante. Es lo que lamentablemente le viene sucediendo al fútbol de Bella Unión.  Torneo tras torneo, sea de la categoría que sea, somos goleados por rivales de la serie. Que se pierda, está dentro de uno de los tres resultados posibles, pero que sea una costumbre perder hoy, mañana y pasado por abultados marcadores, eso ya es lastimoso. Y la  pregunta es; vale seguir compitiendo de esa forma?  ¿Qué experiencia se ha sacado hasta el momento? Mire, la verdad que ninguna ya que venimos sufriendo goleadas desde hace varios años. Ya no somos un rival de fuste para clubes y selecciones. Ya no vendemos cara una derrota. Quienes hoy juegan y pierden por goleadas, mañana serán abuelos. ¿Qué historias sobre fútbol  para contarles a sus nietos? ¿Que títulos ganados? Que partidos para el recuerdo para contarle al nieto? Por eso decimos, jugar si, participar sí, pero dejando el «resto» en la cancha. Que el rival vea a Bella  Unión como una selección temible y no como una débil formación a la que «le hacemos cinco».
n