Congoja ante la partida de Francisco

Oriundo de Tomás Gomensoro pero la mayor parte de su vida la vivió en Bella Unión.
Momentos de congoja en el velatorio y posterior sepelio realizado este viernes, del músico director de Casa de la Cultura de Bella Unión, que muy joven aún, tan solo 58 años, le toco partir.
El escritor Jesús Moraes, sobre el deceso de Francisco Sarasúa escribió en redes: «amigo, duerme tranquilo en esa otra posada, porque ni los blancos silencios del olvido, ni los amarillos recuerdos impresos en el libro de la vida, parecerán al abrigo de tu ausencia, sucede, que hoy, eres árbol desnudo en temprana primavera, fruto maduro en la otra orilla de los sueños».