Cuando proyectos y programas se terminan por falta de rubros

Quien no recuerda cuando a partir de 2006 se fomentó en Bella Unión y otras partes del país, desde el gobierno nacional de la época, a través del ministerio de deportes, el  programa “Knout Out a las Drogas”. A nivel de nuestra ciudad nació en la unidad de Sub Prefectura  “La Proa Boxing Club”. Se acercaron decenas de niños, jóvenes y adultos de uno y otro sexo para  aprender boxeo y con ello intentar rescatar a algunos del mundo de las drogas. Además del aprendizaje de este deporte recibían alimentación que llegaba del gobierno. Tuvo un auge nunca antes visto en la zona, realizándose veladas boxísticas en el gimnasio del club Náutico donde “no cabía un alfiler”. Pero el apoyo nacional fue decayendo. Duró muy poco y se bajó el telón.Aquellos chicos que algunos   miembros de Sub Prefectura del Puerto local habían logrado recuperar de las drogas, tras terminarse el programa, retornaron al consumo de estupefacientes. EI muy promocionado Knout a la drogas duro poco tiempo y termino “noqueado” por falta de rubros. Los años pasaron y la historia se repite con otro programa en Bella Unión. Se trata de programa Sonantes del Ministerio de Educación y Cultura que se llevaba adelante en casa de   la Cultura y consistía en la enseñanza de instrumentos de cuerda como violín y violonchelo entre otros. Este año los chicos, que en gran número concurrían a las clases, se quedaron sin profesores. Estos venían de Montevideo y resulta que ante la falta de recursos económicos  del ministerio, el telón bajó para este programa.
Cuando tanto se habla de nuestros jóvenes, esta falta de continuidad de programas y proyectos es realmente perjudicial. Quedan truncos “de un día para el otro” sin más trámite. Una lástima realmente.
Quien no recuerda cuando a partir de 2006 se fomentó en Bella Unión y otras partes del país, desde el gobierno nacional de la época, a través del ministerio de deportes, el  programa “Knout Out a las Drogas”. A nivel de nuestra ciudad nació en la unidad de Sub Prefectura  “La Proa Boxing Club”. Se acercaron decenas de niños, jóvenes y adultos de uno y otro sexo para  aprender boxeo y con ello intentar rescatar a algunos del mundo de las drogas. Además del aprendizaje de este deporte recibían alimentación que llegaba del gobierno. Tuvo un auge nunca antes visto en la zona, realizándose veladas boxísticas en el gimnasio del club Náutico donde “no cabía un alfiler”. Pero el apoyo nacional fue decayendo. Duró muy poco y se bajó el telón.Aquellos chicos que algunos   miembros de Sub Prefectura del Puerto local habían logrado recuperar de las drogas, tras terminarse el programa, retornaron al consumo de estupefacientes. EI muy promocionado Knout a la drogas duro poco tiempo y termino “noqueado” por falta de rubros. Los años pasaron y la historia se repite con otro programa en Bella Unión. Se trata de programa Sonantes del Ministerio de Educación y Cultura que se llevaba adelante en casa de   la Cultura y consistía en la enseñanza de instrumentos de cuerda como violín y violonchelo entre otros. Este año los chicos, que en gran número concurrían a las clases, se quedaron sin profesores. Estos venían de Montevideo y resulta que ante la falta de recursos económicos  del ministerio, el telón bajó para este programa.
Cuando tanto se habla de nuestros jóvenes, esta falta de continuidad de programas y proyectos es realmente perjudicial. Quedan truncos “de un día para el otro” sin más trámite. Una lástima realmente.