El Comisionado Parlamentario Juan Miguel Petit dijo que es “clave el rol de la Justicia” en la defensa de los DD.HH.

Con respecto a los reclusos desnutridos

En días se sabrá el resultado de la apelación que Interior presentó contra la sentencia que concedió la acción de amparo para que siete reclusos en estado de desnutrición fueran tratados en base a las normas internacionales. En pocos días se sabrá el resultado de la apelación presentada por el Ministerio del Interior contra la sentencia de primera instancia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo que concedió la acción de amparo presentada por el Comisionado Parlamentario para que siete reclusos encontrados en estado de desnutrición en el Comcar fueran tratados en base a las normas internacionales para las personas privadas de libertad, conocidas como “Reglas Mandela”. El amparo recogió que se aplicara a los siete reclusos un “plan de tratamiento individual” para asegurar su recuperación y rehabilitación, tal como establecen esas normas internaciones que votó Uruguay en la Asamblea General de Naciones Unidas en 2015. La apelación del Ministerio del Interior cuestionó las imágenes presentadas en el expediente y reproducidas en su momento por El País, que mostraban a varios internos con visibles signos de desnutrición. También dijeron que era una “intromisión” del Poder Judicial resolver una cuestión referida a la situación de los internos. El Comisionado Parlamentario, Juan Miguel Petit dijo que la situación de desnutrición “no solamente es clara clara en la fotos”. El funcionario dijo que la desnutrición “fue certificada y registrada por los médicos en las historias clínicas, fue reiterada por médicos y responsables de salud del centro en el propio juzgado y por las autoridades de ASSE en la Comisión de Seguimiento Carcelario del Parlamento, por lo que constituye un hecho innegable”. Asimismo sobre el rol del Poder Judicial y la sentencia que emitirá en breve el Tribunal de lo Contencioso Administrativo dijo que: “El Poder Judicial es garante de los derechos fundamentales. Por supuesto el Poder Judicial no determina los detalles de una política social, por ejemplo cómo organizar la administración de un hospital. Pero sí interviene si alguien no es admitido a un hospital o es tratado de forma incorrecta. Por eso sin dudas que el Poder Judicial tiene un rol en evitar que los derechos fundamentales se dañen, y tiene un papel cuando ellos están en juego como en este caso. Aplicar en este caso las Reglas Mandela es proteger los derechos humanos y es también señalar el camino por donde caminan los países que han logrado transformar su realidad penitenciaria. Obviamente, tengo muchas esperanzas de que este criterio sea ratificado”.