El edil Aldorio Silveira arremetió en la Junta sobre la situación de las calles de Bella Unión

Haciendo uso de la media hora previa, el edil de Bella Unión se quejó en la Junta Departamental de Artigas sobre el mal estado de las calles de Bella Unión. El ex diputado y hoy edil nos hizo llegar la versión taquigráfica der sus palabras en el plenarío, que compartimos:
Fragmento de la versión taquigráfica del Edil A. Silveira-ACTA N» 101-16/05/2013-
Yendo a otro planteo, señor Presidente, es un tema muy peliagudo lo que está pasando en el lejano Oeste, donde usted también está comprendido.
Es vergonzoso andar por las calles de Bella Unión.
Yo digo: ¿qué pasó con el programa del Frente Amplio que decía: «sin baches,  sin agujeros»? Pero ahora la cosa es difícil, porque hay más agujeros que partes transitables.
No se puede ir a Franquía, no se puede ir a mi casa, que estoy en el bloque del Banco Hipotecario, en el barrio Sur, no se puede ir a Calnu, no se puede ir al pueblo Las Piedras, no se puede ir a Las Láminas, porque en el pueblo Las Piedras están haciendo el saneamiento y quedan más pozos y más piedras. Y yo no entiendo porqué esos mamarrachos políticos de la actualidad, pero la ciudad en su interior es una vergüenza.
Andar en un coche adentro de la ciudad de Bella Unión, y perdónenme la expresión pueblerina, es calentarse al cohete, porque eso es un abandono total.
Hemos  llamado  dos  veces  a  la  señora  Intendente  a la Comisión de Hacienda, fue dos veces, ella y el señor Paniagua.  Un hombre que en este momento es declarado -como dicen los brasileños- «fedor» para aquella zona.
Prometieron tantas cosas, que iban a arreglar, usted estuvo en esa reunión, señor Presidente, y nada se hizo.
Y  para  colmo  de  todo,  compañeros,  ustedes  que viven allá  saben, contrataron nuevamente la empresa Cujó y la empresa Cujó empezó a hacer unos estragos que verdaderamente a veces pienso: ¿será que alguien de noche tiró una bomba atómica en esos lados? Porque paso, por ejemplo, en la esquina de Wilson Ferreira Aldunate y San José, y hay un pozo de cinco por tres, lleno-de agua, hace siete meses.   Para los que luchan contra el dengue está muy bien eso, porque aprenderán ahí a conocer todos los bichos habidos y por haber de la familia de los mosquitos.
Señor Presidente, quiero invitar, yo diría a todos los ediles, cargarlos todos y llevarlos allá a visitar esa zona que ha arreglado Cujó. Hace siele meses que está ahí y eso está intransitable.
No puede ser que una empresa contratada por la Intendencia de Artigas no tenga una persona que vigile, porque es vergonzoso, no hay ningún lugar allí que se pueda decir: bueno, acá está pasable.
Y para mejor las calles que hicieron en el gobierno anterior, para no dar el nombre, porque es de mi Partido, en las esquinas no se puede andar, hay “10.000 pozos, 10.000 pozos en cada esquina”. Entonces, pasar la esquina es una tragedia.
Yo estoy comprando amortiguadores para mi Vectra cada cuatro o cinco meses, porque pasada esa fecha están gastados totalmente.
Señor Presidente, creo que tenemos que tomar en serio, porque esto no es joda, y perdonen la expresión.
La Intendencia ha contratado una empresa y le paga, le paga en dólares, no puede ser que esa gente venga y haga lo que quiera y nadie diga nada.  A veces tengo ganas de pelearme, pero tengo miedo de pegarle un tiro a alguno, porque son unos «negrones» muy atrevidos.
Pienso  que  sería  adecuado  que la Junta  Departamental  mandara una Comisión, un grupo de Ediles a ver eso.   Y por lo menos decirle a esta gente que nosotros somos seres humanos, que tenemos que, por lo menos, propender a vivir mejor.
Y después ver las calles. Si un día van allá yo los llevo en mi auto y ven todo, para abajo de la casa de mi suegro hay una cañada que yo le puse el nombre «Cañada de la Zanahoria», porque cuando llueve no se puede pasar ni en auto, porque se llena de agua el vehículo.
Pienso que no lo podemos permitir, y no podemos permitir pensando en que es por la mala acción del Alcalde y su Concejo o la mala acción de la Intendente.
Dejemos de lado la rencilla que tenga la Intendente con el señor William Cresseri, pero queremos, sin ninguna duda, que presten atención a todo, porque ellos allí sacaron 5.000 votos.   Y los 5.000 votos que sacaron….
Creo que si votan los pozos podrán conseguir ese número de votos, y si no, no van a conseguir.
Y para no proseguir tanto, porque ya las orejas del «Zanahoria» estarán ardiendo, dejo por acá, señor Presidente.
Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras pase urgente a la Comisión de Obras -tengo acá un integrante- para que vaya la Comisión. Y sí  quiere  unirse…   Usted  no  tiene  problema, porque  está allá,  yo  lo acompaño, Presidente, pero el Secretario y algún otro integrante de esta Junta, para ver ese desastre, porque si ven ese desastre los frenteamplistas me van a votar todos a mí. ¡Ta! No hay otra salida.
Muchas gracias, señor Presidente.
SR.PRESIDENTE.-   Se procederá de acuerdo a lo solicitado por el señor edil.

Haciendo uso de la media hora previa, el edil de Bella Unión se quejó en la Junta Departamental de Artigas sobre el mal estado de las calles de Bella Unión. El ex diputado y hoy edil nos hizo llegar la versión taquigráfica der sus palabras en el plenarío, que compartimos:

Fragmento de la versión taquigráfica del Edil A. Silveira-ACTA N» 101-16/05/2013-

Yendo a otro planteo, señor Presidente, es un tema muy peliagudo lo que está pasando en el lejano Oeste, donde usted también está comprendido.

Es vergonzoso andar por las calles de Bella Unión.

Yo digo: ¿qué pasó con el programa del Frente Amplio que decía: «sin baches,  sin agujeros»? Pero ahora la cosa es difícil, porque hay más agujeros que partes transitables.

No se puede ir a Franquía, no se puede ir a mi casa, que estoy en el bloque del Banco Hipotecario, en el barrio Sur, no se puede ir a Calnu, no se puede ir al pueblo Las Piedras, no se puede ir a Las Láminas, porque en el pueblo Las Piedras están haciendo el saneamiento y quedan más pozos y más piedras. Y yo no entiendo porqué esos mamarrachos políticos de la actualidad, pero la ciudad en su interior es una vergüenza.

Andar en un coche adentro de la ciudad de Bella Unión, y perdónenme la expresión pueblerina, es calentarse al cohete, porque eso es un abandono total.

Hemos  llamado  dos  veces  a  la  señora  Intendente  a la Comisión de Hacienda, fue dos veces, ella y el señor Paniagua.  Un hombre que en este momento es declarado -como dicen los brasileños- «fedor» para aquella zona.

Prometieron tantas cosas, que iban a arreglar, usted estuvo en esa reunión, señor Presidente, y nada se hizo.

Y  para  colmo  de  todo,  compañeros,  ustedes  que viven allá  saben, contrataron nuevamente la empresa Cujó y la empresa Cujó empezó a hacer unos estragos que verdaderamente a veces pienso: ¿será que alguien de noche tiró una bomba atómica en esos lados? Porque paso, por ejemplo, en la esquina de Wilson Ferreira Aldunate y San José, y hay un pozo de cinco por tres, lleno-de agua, hace siete meses.   Para los que luchan contra el dengue está muy bien eso, porque aprenderán ahí a conocer todos los bichos habidos y por haber de la familia de los mosquitos.

Señor Presidente, quiero invitar, yo diría a todos los ediles, cargarlos todos y llevarlos allá a visitar esa zona que ha arreglado Cujó. Hace siele meses que está ahí y eso está intransitable.

No puede ser que una empresa contratada por la Intendencia de Artigas no tenga una persona que vigile, porque es vergonzoso, no hay ningún lugar allí que se pueda decir: bueno, acá está pasable.

Y para mejor las calles que hicieron en el gobierno anterior, para no dar el nombre, porque es de mi Partido, en las esquinas no se puede andar, hay “10.000 pozos, 10.000 pozos en cada esquina”. Entonces, pasar la esquina es una tragedia.

Yo estoy comprando amortiguadores para mi Vectra cada cuatro o cinco meses, porque pasada esa fecha están gastados totalmente.

Señor Presidente, creo que tenemos que tomar en serio, porque esto no es joda, y perdonen la expresión.

La Intendencia ha contratado una empresa y le paga, le paga en dólares, no puede ser que esa gente venga y haga lo que quiera y nadie diga nada.  A veces tengo ganas de pelearme, pero tengo miedo de pegarle un tiro a alguno, porque son unos «negrones» muy atrevidos.

Pienso  que  sería  adecuado  que la Junta  Departamental  mandara una Comisión, un grupo de Ediles a ver eso.   Y por lo menos decirle a esta gente que nosotros somos seres humanos, que tenemos que, por lo menos, propender a vivir mejor.

Y después ver las calles. Si un día van allá yo los llevo en mi auto y ven todo, para abajo de la casa de mi suegro hay una cañada que yo le puse el nombre «Cañada de la Zanahoria», porque cuando llueve no se puede pasar ni en auto, porque se llena de agua el vehículo.

Pienso que no lo podemos permitir, y no podemos permitir pensando en que es por la mala acción del Alcalde y su Concejo o la mala acción de la Intendente.

Dejemos de lado la rencilla que tenga la Intendente con el señor William Cresseri, pero queremos, sin ninguna duda, que presten atención a todo, porque ellos allí sacaron 5.000 votos.   Y los 5.000 votos que sacaron….

Creo que si votan los pozos podrán conseguir ese número de votos, y si no, no van a conseguir.

Y para no proseguir tanto, porque ya las orejas del «Zanahoria» estarán ardiendo, dejo por acá, señor Presidente.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras pase urgente a la Comisión de Obras -tengo acá un integrante- para que vaya la Comisión. Y sí  quiere  unirse…   Usted  no  tiene  problema, porque  está allá,  yo  lo acompaño, Presidente, pero el Secretario y algún otro integrante de esta Junta, para ver ese desastre, porque si ven ese desastre los frenteamplistas me van a votar todos a mí. ¡Ta! No hay otra salida.

Muchas gracias, señor Presidente.

SR.PRESIDENTE.-   Se procederá de acuerdo a lo solicitado por el señor edil.