En Las Láminas las viviendas entregadas costaron u$ 1.800.000 al Estado y hubo varios que luego las vendieron por $ 50 mil

Esta Bella Unión da para todo en materia de viviendas. Años atrás a muchas familias de inundados se les entregaba viviendas, donde en algunos casos terminaban vendiendo puertas y ventanas y volvían a levantar un rancho en la costa retornando a la vera del río a vivir. En otros casos vendían por míseros pesos la confortable vivienda y retornaban a la costa.
El tema de los inundados es de nunca finalizar en suelo cañero. Pero los ejemplos no solo hay de inundados sino de quienes vendieron por pocos pesos sus coquetas viviendas en barrio Las Láminas. Sobre este tema este corresponsal conversó con el alcalde Luis López ya que hay que construir más viviendas para los inundados «edición 2015/2016».
López señaló: -«Para las viviendas que se piensan construir para los inundados, aún no tenemos una cartera de tierras. Tenemos unos dos años para resolverle a la gente el tema de la vivienda. En una negocio que realizamos, quedó establecido que vengan 30 contenedores para Bella Unión y 30 para Artigas. Estoy hablando de contenedores casa. Se trata de una medida paliativa, no se trata de una solución definitiva.
La solución definitiva va a salir de una negociación entre la OPP, el Ministerio de Vivienda, la Intendencia de Artigas y nuestro municipio. Estamos recibiendo de algunos privados el precio de algunas tierras. Ya está definido que no vamos a poner los contenedores en la orilla del río Estamos viendo de hacer algo como la Intendencia de Salto de sacar una resolución que en la costa no se pueden levantar más construcciones precarias.
Ya tenemos experiencias de familias que se les dio viviendas y las vendieron y retornaron a la costa. Tienen responsabilidad en esto no solo el que vende sino también el que compra. Fíjate lo que ha sucedido en el Barrio Las Láminas. Algunas viviendas que construyó el Estado costaron un millón 800 mil pesos y las han vendido por 50 mil pesos. Y acá lo que molesta son los vivos que aprovechan y las compran. Esto no podemos permitir más en Bella Unión. No puede ser que el Estado le dé una confortable vivienda a una familia y esta la termine vendiendo por 50 mil pesos. Esos padres son responsables de dejar sin un techo a sus hijos. Esto es lo que debemos terminar de una vez por todas que siga pasando en Bella Unión».