Encargado de seccional policial de Pueblo Lavalleja: “en el tema de violencia doméstica se ha trabajado muy bien”

Pueblo Lavalleja
(por Yamandú Leal)
Continuamos con la entrevista con el oficial principal Roberto González, encargado de la Seccional 10ª de Policía. Nos comentó que se cuenta “con la gran colaboración de la Comisión de Apoyo, que ha organizado festivales. En ellos se ha recaudado dinero que se ha volcado en la Seccional misma. Tenía la imagen de esta Seccional, que es muy cómoda, tiene una fachada que no se asemeja a una comisaría, más bien parece una casa de familia. Mi idea era hacerla más funcional, más seccional, más policial. En ese sentido se logró la colocación de un cartel luminoso que está en el frente de la seccional; tuvo su costo, pero fue solventado con los festivales que organizó la Comisión de Apoyo. También se ha comprado un aire acondicionado para comodidad del personal, una heladera y pequeñas cosas que hacen a una seccional”.  “Se han hecho cortinas, se reformaron los almohadones donde se recibe al público y se logró la adquisición de una cocina. También con la Comisión de Apoyo trabajando cierta parte en conjunto con la Jefatura, se logró la renovación de las cuatro cubiertas del nuevo móvil: dos fueron adquiridas por la Comisión de Apoyo y dos fueron donadas por Jefatura. Y con la Comisión de Apoyo se cambió una de las ruedas de la nueva moto, que está transitando esos caminos de la zona de Cuchilla de Guaviyú de Arapey, porque son caminos rocosos y se gasta. También se ha logrado el cambio de neumático ahí de esa moto”.
¿Qué otros proyectos tiene en mente?
“Tenemos en proyecto en un futuro no muy lejano de pintar el techo de la seccional, que está medio deteriorado, y hacer la vereda nueva. Mi sueño es que esta seccional cuente con una rampa para personas discapacitadas. Y, si el tiempo da y las razones económicas no nos aprietan, se piensa pintar la parte exterior del edificio, cambiar algún mueble y adquirir algún equipo informático. Ya está en trámite con el Banco República esto de adquirir un equipo informático más a los efectos de poder trabajar mejor en los procedimientos. Hoy hay muchas personas para averiguar y a veces, con un solo equipo informático, el tiempo se nos hace muy corto, las 24 horas que tenemos que trabajar y que tenemos para trabajar con detenidos se nos hace corto en el interrogatorio. Teniendo más de un equipo informático y personal que sepa trabajarlo, el interrogatorio se hace de una mejor manera”.
¿Se necesitarían más efectivos para cumplir una mejor tarea?
“Sí, eso evidentemente que sí. Esto no es un debe de esta seccional sino que todas están en la misma situación, precisamos más gente, y a mí me vale decir a favor de mis colegas de la ciudad, si bien ellos están más atareados con  más trabajo que nosotros. En la campaña también se encuentran con muy poco personal. La seccional en la ciudad está cerca y los móviles están ahí, tienen equipo de radiopatrulla, pero aquí en la campaña el policía hace todo, y a veces nos lleva más de media hora entre pedir apoyo para un procedimiento y contar con el mismo. En ese sentido, el personal tiene que redoblar esfuerzos para tratar de no llegar a situaciones que tenga que pedir apoyo, porque sabe que las situaciones y los tiempos no dan y los lugares son lejanos. Entonces el policía se puede ver en situaciones muy estresantes, sea en un partido de fútbol, en una carrera o en un baile, que son los lugares donde se puede producir un desorden”.
La violencia doméstica es un tema que está estremeciendo al país por su incremento. ¿Qué opina al respecto?
Es un problema que no solo atañe a Colonia Lavalleja sino a todo el país y al mundo. En ese sentido hemos trabajado bien. Con otro funcionario de esta seccional hemos recibido capacitación en Montevideo, así como los demás funcionarios de Jefatura, donde se ha tratado el tema de violencia doméstica, de género,  se ha traído la nueva normativa. Yo la implanté y la plasmé en los dos turnos, les di el manual que habla de ello. Los hemos capacitado en lo que uno aprende y lo volcamos nuevamente sobre ellos, los que están al frente. Y creo que en ese sentido se han hecho bien las cosas y las pruebas se han dado. Entonces se ha trabajado bien, se han llevado procedimientos por violencia doméstica al Juzgado, se ha mediado en muchas partes, se ha prestado apoyo para desalojos de domicilios en muchos casos. En uno en especial se logró el procesamiento con prisión de una persona por violencia doméstica, por incumplimiento de una medida cautelar de no acercamiento dispuesta por el Juzgado, por lo cual se trabajó al pie de la letra en el tema del decreto de la guía de procedimiento policial, que es el Decreto 317 del año 2010,  es una reglamentación dada por la Ley 18.315. Cada turno lo tiene y se maneja con esto en violencia doméstica. Es un tema hoy por hoy que está ocupando mucho lugar, debería ya tener un límite para que las cosas no pasaran como están pasando”.
¿Ha tenido el apoyo, siente el calor de la gente hacia su persona?
“Evidentemente que la gente ha apoyado, el municipio y Jefatura también han apoyado. Uno ve que la gente está conforme con la labor que se ha logrado, por lo menos es lo que se siente. Yo le digo a todo el mundo que, evidentemente, nuestro trabajo no es el trabajo de hacer amigos, es el trabajo de hacer cumplir la ley. Y ese trabajo de hacer cumplir la ley, mucha gente puede entenderlo y otras no puede. Uno trata a todo el mundo por igual y sabe que todos son buenas personas, pero la ley hay que aplicarla a todos por igual. Entonces, hay gente que puede en su momento no reaccionar de la forma que uno espera que reaccione, y después se da cuenta que las cosas son así. Entonces, en ese sentido vamos marchando y marcando una línea de trabajo donde todos van a ser tratados de la misma manera, desde el más pobre al más rico”.

Pueblo Lavalleja  (por Yamandú Leal)

Continuamos con la entrevista con el oficial principal Roberto González, encargado de la Seccional 10ª de Policía. Nos comentó que se cuenta “con la gran colaboración de la Comisión de Apoyo, que ha organizado festivales. En ellos se ha recaudado dinero que se ha volcado en la Seccional misma. Tenía la imagen de esta Seccional, que es muy cómoda, tiene una fachada que no se asemeja a una comisaría, más bien parece una casa de familia. Mi idea era hacerla más funcional, más seccional, más policial. En ese sentido se logró la colocación de un cartel luminoso que está en el frente de la seccional; tuvo su costo, pero fue solventado con los festivales que organizó la Comisión de Apoyo. También se ha comprado un aire acondicionado para comodidad del personal, una heladera y pequeñas cosas que hacen a una seccional”.  “Se han hecho cortinas, se reformaron los almohadones donde se recibe al público y se logró la adquisición de una cocina. También con la Comisión de Apoyo trabajando cierta parte en conjunto con la Jefatura, se logró la renovación de las cuatro cubiertas del nuevo móvil: dos fueron adquiridas por la Comisión de Apoyo y dos fueron donadas por Jefatura. Y con la Comisión de Apoyo se cambió una de las ruedas de la nueva moto, que está transitando esos caminos de la zona de Cuchilla de Guaviyú de Arapey, porque son caminos rocosos y se gasta. También se ha logrado el cambio de neumático ahí de esa moto”.

¿Qué otros proyectos tiene en mente?

“Tenemos en proyecto en un futuro no muy lejano de pintar el techo de la seccional, que está medio deteriorado, y hacer la vereda nueva. Mi sueño es que esta seccional cuente con una rampa para personas discapacitadas. Y, si el tiempo da y las razones económicas no nos aprietan, se piensa pintar la parte exterior del edificio, cambiar algún mueble y adquirir algún equipo informático. Ya está en trámite con el Banco República esto de adquirir un equipo informático más a los efectos de poder trabajar mejor en los procedimientos. Hoy hay muchas personas para averiguar y a veces, con un solo equipo informático, el tiempo se nos hace muy corto, las 24 horas que tenemos que trabajar y que tenemos para trabajar con detenidos se nos hace corto en el interrogatorio. Teniendo más de un equipo informático y personal que sepa trabajarlo, el interrogatorio se hace de una mejor manera”.

¿Se necesitarían más efectivos para cumplir una mejor tarea?

“Sí, eso evidentemente que sí. Esto no es un debe de esta seccional sino que todas están en la misma situación, precisamos más gente, y a mí me vale decir a favor de mis colegas de la ciudad, si bien ellos están más atareados con  más trabajo que nosotros. En la campaña también se encuentran con muy poco personal. La seccional en la ciudad está cerca y los móviles están ahí, tienen equipo de radiopatrulla, pero aquí en la campaña el policía hace todo, y a veces nos lleva más de media hora entre pedir apoyo para un procedimiento y contar con el mismo. En ese sentido, el personal tiene que redoblar esfuerzos para tratar de no llegar a situaciones que tenga que pedir apoyo, porque sabe que las situaciones y los tiempos no dan y los lugares son lejanos. Entonces el policía se puede ver en situaciones muy estresantes, sea en un partido de fútbol, en una carrera o en un baile, que son los lugares donde se puede producir un desorden”.

La violencia doméstica es un tema que está estremeciendo al país por su incremento. ¿Qué opina al respecto?

Es un problema que no solo atañe a Colonia Lavalleja sino a todo el país y al mundo. En ese sentido hemos trabajado bien. Con otro funcionario de esta seccional hemos recibido capacitación en Montevideo, así como los demás funcionarios de Jefatura, donde se ha tratado el tema de violencia doméstica, de género,  se ha traído la nueva normativa. Yo la implanté y la plasmé en los dos turnos, les di el manual que habla de ello. Los hemos capacitado en lo que uno aprende y lo volcamos nuevamente sobre ellos, los que están al frente. Y creo que en ese sentido se han hecho bien las cosas y las pruebas se han dado. Entonces se ha trabajado bien, se han llevado procedimientos por violencia doméstica al Juzgado, se ha mediado en muchas partes, se ha prestado apoyo para desalojos de domicilios en muchos casos. En uno en especial se logró el procesamiento con prisión de una persona por violencia doméstica, por incumplimiento de una medida cautelar de no acercamiento dispuesta por el Juzgado, por lo cual se trabajó al pie de la letra en el tema del decreto de la guía de procedimiento policial, que es el Decreto 317 del año 2010,  es una reglamentación dada por la Ley 18.315. Cada turno lo tiene y se maneja con esto en violencia doméstica. Es un tema hoy por hoy que está ocupando mucho lugar, debería ya tener un límite para que las cosas no pasaran como están pasando”.

¿Ha tenido el apoyo, siente el calor de la gente hacia su persona?

“Evidentemente que la gente ha apoyado, el municipio y Jefatura también han apoyado. Uno ve que la gente está conforme con la labor que se ha logrado, por lo menos es lo que se siente. Yo le digo a todo el mundo que, evidentemente, nuestro trabajo no es el trabajo de hacer amigos, es el trabajo de hacer cumplir la ley. Y ese trabajo de hacer cumplir la ley, mucha gente puede entenderlo y otras no puede. Uno trata a todo el mundo por igual y sabe que todos son buenas personas, pero la ley hay que aplicarla a todos por igual. Entonces, hay gente que puede en su momento no reaccionar de la forma que uno espera que reaccione, y después se da cuenta que las cosas son así. Entonces, en ese sentido vamos marchando y marcando una línea de trabajo donde todos van a ser tratados de la misma manera, desde el más pobre al más rico”.