Festejaron centenario de la Escuela Nº 18

Pueblo Lavalleja, por Yamandú Leal

Nuestra querida escuela Nº 18 festejó sus 100 años, viviendo una jornada intensa de emoción y mucha alegría. Reencuentro de compañeros de la infancia, y por otro lado ese contenido de ternura que brindan los escolares.
También la presencia de aquellos docentes que trabajaron con mucho amor, y dejando de ellos lo mejor a favor de la educación y sobre todo la formación de los hombres y mujeres del mañana, muchos de ellos egresados de esta escuela de Pueblo Migliaro, exhiben con orgullo un diploma de una carrera, ya sea en la Facultad o en cualquier otra institución,  formativa de nuestro Uruguay, dejando muy en alto a la colonia que  los vio nacer. Estuvieron presentes alumnos de las escuelas Nº 17 y  19 acompañados de sus respectivos maestros.
En el espectáculo artístico, los presentes disfrutaron del tradicional pericón nacional y obras de teatro, además de la actuación de la Banda de Infantería Nº 3 de Artigas, un dúo de guitarras conformado por Miguel Lalindre y Cristian Alpuy dirigidos por el profesor Jorge Rodríguez,  y el grupo de danzas Coraje.
Se destacó la presentación del tango La Cumparsita, interpretado por Elio y Gemina.
Hubo entrega de pergaminos a ex alumnos que pasaron por las aulas de la escuela. También en un salón se realizó una exposición de cuadernos, carnés de calificaciones de los ex alumnos y libros.
Amílcar Pereira Castro, quien concurrió a esta escuela, fue en representación del Intendente, llevando una placa alusiva del acontecimiento, la que fue descubierta al frente del local escolar, lo acompañaron la directora Sonia Albistur, en representación de la comunidad, el presidente de la comisión de fomento, Miguel Ángel Favale.
Hubo también una suelta de palomas.
Se compartió un brindis con los presentes, y una exquisita torta realizada por Gabriela Henderson.
Se leyeron varias notas de quienes no pudieron estar presentes, entre ellas: del Intendente de Salto, Germán Coutinho, Maestro, Oscar Gómez, Director General del Consejo de Educación Inicial y Primaria, Héctor Fleuri, consejero del Consejo de Educación Inicial y Primaria, y los maestros Hipólito Barre y Sara Silva.
La directora de la escuela; María Esther Castro, tuvo a su cargo la oratoria, señalando “autoridades presentes, alumnos, personal docente, comisión fomento, integrantes del consejo de participación, representantes de instituciones públicas y privadas, padres, vecinos, colaboradores y público en general.
Hoy en este día especial, a 100 años del nacimiento de nuestra escuela, nos encontramos juntos para conmemorar su existencia, celebrar su trayectoria, rendir homenaje a aquellos visionarios que a los 50 años de haber comenzado el proceso nacional de Colonia Lavalleja, ven logrado uno de su más caros anhelos, crear una escuela. Es así que el 21 de octubre de 1910 abrió sus puertas recibiendo a 41 alumnos a cargo de la maestra Idalina Goncálvez, bajo la nominación de Escuela Rural Nº 22, en una antigua construcción de la zona.
Años más tarde en 1928 es recategorizada  como escuela urbana Nº 18 y pasa a funcionar  en este local, bajo la dirección de la maestra Manuela Sisnandes. En mayo del año 2000, funcionó en este local un anexo del Liceo Rural de Valentín, atendiendo alumnos de primer y segundo año de ciclo básico.
El 1º de agosto del año 2001 la escuela es denominada centro educativo integrado.
En este momento asisten 334 alumnos, distribuidos en dos grupos de educación inicial, seis de educación primaria, cinco de ciclo básico y un grupo de primer año de bachillerato diversificado.
Son atendidos por 8 maestras, una maestra de apoyo al plan Ceibal, y dos profesores de educación física, 23 profesores de distintas asignaturas que se ocupan de la educación  secundaria, dos administrativas, una encargada de biblioteca y una adscripta y secretaria, cuatro funcionarias auxiliares y un cargo de directora.
Desde hace cinco años lo desempeño con enorme satisfacción, pues he encontrado en esta institución y en esta comunidad un grupo humano comprometido, solidario, que con un constante anhelo de superación nos convoca día a día a mejorar nuestras prácticas educativas.
Contemplando la diversidad en todas sus dimensiones, social, política, económica, y cultural, para defender los derechos humanos sin exclusiones, para ello trabajamos en proyectos educativos,  donde se involucra a todas las fuerzas vivas de la zona, y organismos que constantemente se brindan desinteresadamente, estableciendo redes que armonizan los vínculos entre todos los actores sociales.
Esto permite desarrollar, fortalecer valores, como solidaridad, compromiso, trabajo en grupo, igualdad flexibilidad y armonía, también recibe un constante apoyo de organizaciones oficiales y privadas, que hacen posible su participación en eventos departamentales, brindar una formación integral, fortaleciendo los aprendizajes para brindar la superación, personal y el relacionamiento con los demás priorizando valores como la solidaridad, el compañerismo, la tolerancia  y el respeto mutuo, para construir una ciudadanía plena, con sujeto de derecho en situación de decidir, participar, opinar, reflexionar, y por sobre todo con igualdad de oportunidades, en un mundo que constantemente presenta nuevos desafíos.
Para ello hoy revalorizamos e intentamos rescatar desde la memoria colectiva, las vivencias que engrandecieron y engrandecen nuestra escuela, por ello, gracias a los que hicieron y hacen que perduren a través del tiempo su constante superación, a todos muchas gracias, feliz centenario.