Finalizó la construcción de 55 viviendas de emergencia en el departamento de Artigas

Familias artiguenses que viven en los asentamientos La Aguja y Cuareim en la ciudad de Bella Unión, y Cerro San Eugenio y Cerro Ejido, en la ciudad de Artigas, concluyeron la construcción de 55 viviendas de emergencia, junto con voluntarios de Uruguay Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.
Familias del departamento de Artigas construyeron junto con 350 jóvenes voluntarios de 17 al 21 de enero. Cada cuadrilla de voluntarios trabajó en la construcción de dos viviendas de emergencia, en los primeros cuatro días, junto con las correspondientes familias, en los asentamientos la Aguja y Cuareim, en la ciudad de Bella Unión, y Cerro San Eugenio y Cerro Ejido, en la ciudad de Artigas. El encuentro culminó su quinta jornada, con actividades comunitarias que reunieron a los vecinos del lugar y voluntarios para la construcción de pozos negros y basureros en Bella Unión, y la construcción de una plaza y la refacción de otra en la ciudad de Artigas.
La construcción, denominada Construcción de Verano 2013, es la primera que TECHO organiza en el departamento de Artigas. “Según los datos recabados durante el Catastro Nacional de Asentamientos 2010 de TECHO, en el departamento de Artigas existen veinticuatro asentamientos y se observa la situación de emergencia habitacional que afrontan las familias. Debido a esta urgente realidad, decidimos trabajar en el lugar”, explica Sebastián Brum, director regional de TECHO — Uruguay, responsable de coordinar las actividades de la organización fuera de Montevideo. El arribo al departamento más al norte del país también enfatiza el objetivo institucional de llegar a nuevos puntos del mapa y así trabajar junto con nuevas familias, voluntarios, empresas y organismos.
Mari Sagas, vecina del asentamiento Cerro San Eugenio, construyó su vivienda de emergencia junto con su familia y voluntarios: “Me dediqué más a la cocina y mi marido estuvo más pendiente de la construcción, pero lo que más me gustó fue cuando pusimos las chapas. Clavé un solo clavo con ayuda”, recuerda entre risas, a lo que su marido, Sergio Márquez, responde con orgullo: “yo clavé la mitad del techo”.
Miriam Sosa también participó en la construcción de su vivienda de emergencia junto con su familia y recuerda: “Para mí fue una sorpresa, no esperaba quedar seleccionada. Durante la construcción sentí que los chicos [ de TECHO] eran como una familia más en mi casa. Fue una reunión hermosa y convivimos como familia. La primera foto que voy a colgar en la pared es la de la cuadrilla».
La participación de las familias constituye un pilar fundamental para el modelo de trabajo de TECHO. En las diferentes instancias de trabajo conjunto que la organización promueve, se apunta al fortalecimiento de la comunidad y al desarrollo de las habilidades individuales y colectivas en un proceso de desarrollo comunitario. Los días de construcción demostraron el terreno fértil existente, frente a la organización alcanzada por los vecinos del lugar para lograr los objetivos propuestos. TECHO trabaja en la coordinación con actores locales para dar continuidad al capítulo iniciado con las familias del lugar..
Primera Construcción de Verano
La fecha elegida constituyó un desafío para los organizadores, al coincidir con las vacaciones de verano, una nueva apuesta que busca convocar a jóvenes con dificultades de participar en otro momento del año por su calendario académico y promover entre todos que la voluntad desconoce de fechas así como de fronteras. “Este es mi descanso, saber que estoy trabajando junto con otros voluntarios y familias. Los jóvenes tenemos que ponernos la realidad de nuestro país al hombro. Como jóvenes tenemos la rebeldía y la eneergía necesaria para hacerlo”, afirma Ezequiel Silvera, de veinte años, estudiante de Educación Social y voluntario de TECHO— Uruguay.
En este sentido, Tomás Villamayor, director general de la organización concluye: “Los voluntarios y familias se pronunciaron en Artigas en un llamado a toda la sociedad. Con la convicción de que no hay fronteras cuando la lucha es por alcanzar una sociedad más justa y sin pobreza y que esta causa es tan uruguaya como de toda Latinoamérica.

Familias artiguenses que viven en los asentamientos La Aguja y Cuareim en la ciudad de Bella Unión, y Cerro San Eugenio y Cerro Ejido, en la ciudad de Artigas, concluyeron la construcción de 55 viviendas de emergencia, junto con voluntarios de Uruguay Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.

Familias del departamento de Artigas construyeron junto con 350 jóvenes voluntarios de 17 al 21 de enero. Cada cuadrilla de voluntarios trabajó en la construcción de dos viviendas de emergencia, en los primeros cuatro días, junto con las correspondientes familias, en los asentamientos la Aguja y Cuareim, en la ciudad de Bella Unión, y Cerro San Eugenio y Cerro Ejido, en la ciudad de Artigas. El encuentro culminó su quinta jornada, con actividades comunitarias que reunieron a los vecinos del lugar y voluntarios para la construcción de pozos negros y basureros en Bella Unión, y la construcción de una plaza y la refacción de otra en la ciudad de Artigas.

La construcción, denominada Construcción de Verano 2013, es la primera que TECHO organiza en el departamento de Artigas. “Según los datos recabados durante el Catastro Nacional de Asentamientos 2010 de TECHO, en el departamento de Artigas existen veinticuatro asentamientos y se observa la situación de emergencia habitacional que afrontan las familias. Debido a esta urgente realidad, decidimos trabajar en el lugar”, explica Sebastián Brum, director regional de TECHO — Uruguay, responsable de coordinar las actividades de la organización fuera de Montevideo. El arribo al departamento más al norte del país también enfatiza el objetivo institucional de llegar a nuevos puntos del mapa y así trabajar junto con nuevas familias, voluntarios, empresas y organismos.

Mari Sagas, vecina del asentamiento Cerro San Eugenio, construyó su vivienda de emergencia junto con su familia y voluntarios: “Me dediqué más a la cocina y mi marido estuvo más pendiente de la construcción, pero lo que más me gustó fue cuando pusimos las chapas. Clavé un solo clavo con ayuda”, recuerda entre risas, a lo que su marido, Sergio Márquez, responde con orgullo: “yo clavé la mitad del techo”.

Miriam Sosa también participó en la construcción de su vivienda de emergencia junto con su familia y recuerda: “Para mí fue una sorpresa, no esperaba quedar seleccionada. Durante la construcción sentí que los chicos [ de TECHO] eran como una familia más en mi casa. Fue una reunión hermosa y convivimos como familia. La primera foto que voy a colgar en la pared es la de la cuadrilla».

La participación de las familias constituye un pilar fundamental para el modelo de trabajo de TECHO. En las diferentes instancias de trabajo conjunto que la organización promueve, se apunta al fortalecimiento de la comunidad y al desarrollo de las habilidades individuales y colectivas en un proceso de desarrollo comunitario. Los días de construcción demostraron el terreno fértil existente, frente a la organización alcanzada por los vecinos del lugar para lograr los objetivos propuestos. TECHO trabaja en la coordinación con actores locales para dar continuidad al capítulo iniciado con las familias del lugar..

Primera Construcción de Verano

La fecha elegida constituyó un desafío para los organizadores, al coincidir con las vacaciones de verano, una nueva apuesta que busca convocar a jóvenes con dificultades de participar en otro momento del año por su calendario académico y promover entre todos que la voluntad desconoce de fechas así como de fronteras. “Este es mi descanso, saber que estoy trabajando junto con otros voluntarios y familias. Los jóvenes tenemos que ponernos la realidad de nuestro país al hombro. Como jóvenes tenemos la rebeldía y la eneergía necesaria para hacerlo”, afirma Ezequiel Silvera, de veinte años, estudiante de Educación Social y voluntario de TECHO— Uruguay.

En este sentido, Tomás Villamayor, director general de la organización concluye: “Los voluntarios y familias se pronunciaron en Artigas en un llamado a toda la sociedad. Con la convicción de que no hay fronteras cuando la lucha es por alcanzar una sociedad más justa y sin pobreza y que esta causa es tan uruguaya como de toda Latinoamérica.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...