Hay más de 300 obreros de la construcción en Bella Unión que han pasado al seguro de paro

La cifra es realmente elevada y por tanto alarmante. Son cerca de 300 obreros de la construcción de Bella Unión que han pasado al seguro de paro.
Si a ellos les sumamos los obreros de las históricas empresas de la zona que han cerrado sus puertas como Calvinor, Greenfrozen y Frutos del Norte y que también han pasado al seguro pero que luego no ven perspectivas de lograr un puesto de trabajo en la zona en un futuro relativamente cercano, ello es preocupante. Este corresponsal conversó con el vicepresidente del sindicato de la construcción SUNCA, de Artigas el bellaunionense Wilmar Artigas Cantos quien nos dijo: “En Bella Unión lamentablemente no escapamos a la realidad que está viviendo el país. A nivel país hay casi 8.000 trabajadores de la construcción en el seguro de paro.
En Bella Unión hoy tenemos solo una obra funcionando, que es la empresa Cujó que está trabajando en el Barrio Las Láminas. Antes teníamos más de 300 afiliados trabajando activamente.
Hoy hay pocos trabajando. Hoy tenemos más de 300 trabajadores de la construcción en Bella Unión que se encuentran en el seguro de paro.
Cuando hablo de construcción me refiero a obras chicas, medianas y grandes. Empresarios chicos del medio debieron enviar al seguro a los poquitos obreros que tenían ya que no les surgen obras. Luego tenemos la construcción organizada y que depende del SUNCA.
Estoy hablando de empresas que se instalan en la zona para llevar adelante convenios como pueden ser con liceos, escuelas, viviendas y saneamiento.
En la zona no escapamos a la realidad de nuestro país que en materia laboral esta estancado.
Existe en Bella Unión mucha gente sin trabajo. Esperamos que el recorte que ha efectuado el Gobierno en cuanto a obras vuelva el año que viene.

DANIEL “CHINO” SUÁREZ Y LA REALIDAD DE LA COLONIA “RAÚL SENDIC”
Los pequeños productores de caña de azúcar están condenados a vivir endeudados.
Esa es la realidad. A la hora del cierre de la zafra y presentación de los números, lejos de un empate o de algún pequeño superávit, todo lo contrato, números en rojo. Este corresponsal conversó con Anelio Suárez, más conocido por su apodo “Chino” quien junto a otros trabajadores explotan cada uno, algunas hectáreas de caña de azúcar en la Colonia “Raúl Sendic”. Eran cortadores de caña que se transformaron en pequeños productores, quizás pensando que sus vidas darían un revés y no ha sido así ya que hoy acarrean deudas que antes cortando caña como forma de sobrevivir, no las tenían. Nos dijo Suarez: “Ya queda poca caña en la Colonia, pensamos que la semana que viene terminamos.
La situación nuestra en la Colonia es similar a la de todo pequeño productor de la zona.
Todos los años se hace una hermosa propaganda pero las mentiras tienen patas cortas y salen a luz al finalizar la zafra.
Seguimos peleando para sobrevivir.
Yo creo que soy uno de los pocos que no le tengo miedo al endeudamiento.
Todos los pequeños productores chicos de caña estamos todos con deudas. Con los compañeros siempre hablamos y no le debemos favores políticos a ningún gobierno de turno. Nosotros nos debemos a quien nos proporcionó la tierra que ha sido nuestra organización sindical UTAA, pero a nivel político no le debemos favores a ningún gobierno.
Yo al gobierno de turno no le debo nada, yo le debo a mi organización sindical ya que la UTAA ha sido la herramienta para acceder a un pedazo de tierra. Yo estoy apoyando a esta actual directiva de la UTAA que tiene al canario Sergio Pintado como secretario general ya que están luchando por más tierras para los trabajadores.
Estoy integrando una comisión de tierras que tiene la organización para lograr que otros trabajadores como yo, mañana puedan tener un pedazo de tierra”.