“Hay un divorcio entre lo que se enseña en secundaria y el mundo del trabajo”

El Profesor Andrés Rodríguez conversó con este corresponsal sobre la preocupante realidad de la educación hoy en nuestro país. Nos dijo en el inicio de la nota: “Si la gente se acuerda un poquito del discurso de Mujica cuando asumió el 10 de marzo y habló de prioridades, dijo, que la prioridad número uno educación, la prioridad número dos educación y la prioridad numero tres educación. Sin embargo hace pocos días atrás Mujica dijo a la opinión pública que no se puede reformar nada, que no se puede hacer nada, que los sindicatos están en contra, que nadie le lleva el apunte dentro de su propio partido político, tirando la toalla y diciendo que va a seguir todo como está. Esto a nosotros nos parece realmente grave. El problema más grave que tiene hoy el país no es el de la seguridad ni el de la salud.- El problema más grave es el de la educación, porque lo muestran los números. A nivel de formación docente, hoy el país está con escase de maestros.- Artigas es el único departamento donde hay muchos más maestros que cargos, pero esta no es la realidad del país.  Hace 10 años egresaban por año un total de 1400 maestros y este año egresaron solo 600. Si esto sigue así, dentro de unos años no vamos a tener ni buenos ni malos maestros.- Sencillamente no vamos a tener para cubrir las necesidades”.-
ALTO ÍNDICE DE
DESERCIÓN
ESTUDIANTIL
Rodríguez continuo señalando: “Otro problema gravísimo es el alto índice de deserción de estudiantes que tenemos en el Uruguay. Para que los lectores tengan una idea, solamente el 35 por ciento de los jóvenes uruguayos termina enseñanza secundaria. Es el índice más bajo de Sudamérica, estamos en el último lugar. Chile por ejemplo está en el 80 por ciento. Pero además se dan diferentes situaciones en los sectores sociales, y que se dividen en cinco segmentos económicamente hablando. En el sector más rico, el 85 por ciento termina secundaria y en el sector más pobre termina secundaria un 9 por ciento. Quiere decir que la educación hoy no está sirviendo como elemento para romper esa reproducción de la pobreza. Es decir, los más pobres cada vez se educan menos en el Uruguay, y esto evidentemente, a menor nivel educativo le genera menos posibilidades de salir de la situación de pobreza y continuar dependiendo del Estado. A nosotros nos parece triste que el presidente Mujica con todo a favor, ya que hay dinero en caja, hay respaldo político ya que la ciudadanía lo votó para hacer una reforma de la educación, mayoría en ambas cámaras, tiene el consentimiento para hacer algunas reformas tanto de blancos como de colorados y sin embargo no ha sido capaz de aterrizar las reformas que el país necesita”.
AUMENTÓ LA
DESERCIÓN UN
30 POR CIENTO
EN SECUNDARIA
Agregó: “A nivel de enseñanza secundaria, en los últimos dos años la deserción aumentó un 30 por ciento. ¿Y por qué los muchachos se van? ¿Por qué los muchachos no quieren estar dentro de las aulas? Hoy el país tiene un divorcio. Una cosa es la UTU que ha progresado mucho y otra cosa es secundaria que con los planes de estudio que tiene está echando a los jóvenes. No tiene relación lo que los muchachos aprenden en secundaria con el mundo del trabajo. Los sectores de la educación que más han crecido han sido los bachilleratos tecnológicos de UTU.  Hay informática, administración, agrarios.- Estos bachilleratos lo forman al muchacho, no solamente para terminar el nivel secundario, sino que lo preparan para ir a la Universidad y lo preparan para incorporarse al mercado laboral, cosa que el liceo no lo hace. Hay un divorcio entre lo que se enseña en secundaria y el mundo del trabajo, y esto es lo que hace que muchos jóvenes no se sientan motivados para seguir estudiando en el liceo. A esto hay que hincarle el diente. Hay que trabajar en este tema, ya que de otra manera cada vez más tendremos mayor deserción y por tanto menor formación en los muchachos. Y esto no solamente es malo para ellos sino que es malo para el país . Un país donde el conocimiento no sea una herramienta que llegue a la mayor cantidad de ciudadanos posibles, es un país que ve comprometido su futuro”.

El Profesor Andrés Rodríguez conversó con este corresponsal sobre la preocupante realidad de la educación hoy en nuestro país. Nos dijo en el inicio de la nota: “Si la gente se acuerda un poquito del discurso de Mujica cuando asumió el 10 de marzo y habló de prioridades, dijo, que la prioridad número uno educación, la prioridad número dos educación y la prioridad numero tres educación. Sin embargo hace pocos días atrás Mujica dijo a la opinión pública que no se puede reformar nada, que no se puede hacer nada, que los sindicatos están en contra, que nadie le lleva el apunte dentro de su propio partido político, tirando la toalla y diciendo que va a seguir todo como está. Esto a nosotros nos parece realmente grave. El problema más grave que tiene hoy el país no es el de la seguridad ni el de la salud.- El problema más grave es el de la educación, porque lo muestran los números. A nivel de formación docente, hoy el país está con escase de maestros.- Artigas es el único departamento donde hay muchos más maestros que cargos, pero esta no es la realidad del país.  Hace 10 años egresaban por año un total de 1400 maestros y este año egresaron solo 600. Si esto sigue así, dentro de unos años no vamos a tener ni buenos ni malos maestros.- Sencillamente no vamos a tener para cubrir las necesidades”.-

ALTO ÍNDICE DE

DESERCIÓN

ESTUDIANTIL

Rodríguez continuo señalando: “Otro problema gravísimo es el alto índice de deserción de estudiantes que tenemos en el Uruguay. Para que los lectores tengan una idea, solamente el 35 por ciento de los jóvenes uruguayos termina enseñanza secundaria. Es el índice más bajo de Sudamérica, estamos en el último lugar. Chile por ejemplo está en el 80 por ciento. Pero además se dan diferentes situaciones en los sectores sociales, y que se dividen en cinco segmentos económicamente hablando. En el sector más rico, el 85 por ciento termina secundaria y en el sector más pobre termina secundaria un 9 por ciento. Quiere decir que la educación hoy no está sirviendo como elemento para romper esa reproducción de la pobreza. Es decir, los más pobres cada vez se educan menos en el Uruguay, y esto evidentemente, a menor nivel educativo le genera menos posibilidades de salir de la situación de pobreza y continuar dependiendo del Estado. A nosotros nos parece triste que el presidente Mujica con todo a favor, ya que hay dinero en caja, hay respaldo político ya que la ciudadanía lo votó para hacer una reforma de la educación, mayoría en ambas cámaras, tiene el consentimiento para hacer algunas reformas tanto de blancos como de colorados y sin embargo no ha sido capaz de aterrizar las reformas que el país necesita”.

AUMENTÓ LA

DESERCIÓN UN

30 POR CIENTO

EN SECUNDARIA

Agregó: “A nivel de enseñanza secundaria, en los últimos dos años la deserción aumentó un 30 por ciento. ¿Y por qué los muchachos se van? ¿Por qué los muchachos no quieren estar dentro de las aulas? Hoy el país tiene un divorcio. Una cosa es la UTU que ha progresado mucho y otra cosa es secundaria que con los planes de estudio que tiene está echando a los jóvenes. No tiene relación lo que los muchachos aprenden en secundaria con el mundo del trabajo. Los sectores de la educación que más han crecido han sido los bachilleratos tecnológicos de UTU.  Hay informática, administración, agrarios.- Estos bachilleratos lo forman al muchacho, no solamente para terminar el nivel secundario, sino que lo preparan para ir a la Universidad y lo preparan para incorporarse al mercado laboral, cosa que el liceo no lo hace. Hay un divorcio entre lo que se enseña en secundaria y el mundo del trabajo, y esto es lo que hace que muchos jóvenes no se sientan motivados para seguir estudiando en el liceo. A esto hay que hincarle el diente. Hay que trabajar en este tema, ya que de otra manera cada vez más tendremos mayor deserción y por tanto menor formación en los muchachos. Y esto no solamente es malo para ellos sino que es malo para el país . Un país donde el conocimiento no sea una herramienta que llegue a la mayor cantidad de ciudadanos posibles, es un país que ve comprometido su futuro”.