Jorge Roda: están desaparecidos los diputados y la senadora de nuestro departamento

Hacía algunos años que Bella Unión no vivía una crisis laboral tan acuciante como la actual. No hay crecimiento del área cañera, cerraron Green y Calvinor, y si no fuera por las tiendas Free shop que brindan decenas y decenas de fuentes de trabajo, la situación sería aún más caótica. Ha habido un deterioro en oferta laboral. En el campo no hay laburo y en la ciudad, salvo empleados en comercios, después intentar buscar algo, es como intentar hallar una aguja en un pajar. Lógicamente que la falta de empleos a nivel privado repercute en las pocas ventas comerciales y lo siente el Municipio al no poder los contribuyentes encarar el pago de obligaciones tributarias. A nivel de la patente de rodados y de la contribución inmobiliaria, existe una alta morosidad. En la patente de rodados, la cifra es de un 41 %. El comedor municipal sigue dando comida de lunes a viernes a 300 personas, lo que es un reflejo de la difícil situación que se vive en Bella Unión. Quién está realmente preocupado por esta triste realidad, es el ex presidente de la UTAA, Jorge Roda, quien comenzó señalando a esta corresponsalia: «Estoy sumamente preocupado como creo que lo está la mayoría de la gente de Bella Unión. Y lo peor está por venir si esto no cambia el rumbo. Tenemos en la zona una problemática laboral brutal. Tenemos cientos y cientos de compañeros y compañeras sin nada de trabajo. Compañeros que tenían algún seguro, ya se les terminó todo».
«POCA PARTICIPACIÓN DE LAS AUTORIDADES POLÍTICAS»
Agregó: «Veo poca y nada participación de autoridades políticas, que en definitiva son los que algo pueden hacer. Están desaparecidos los diputados de nuestro departamento como el frenteamplista Silvio Ríos y el blanco Mario Ayala, y tampoco la vemos venir a interesarse por los problemas a la senadora artiguense Patricia Ayala. Se viene el achique brutal a nivel de la caña de azúcar. Van a dejar por el camino a una montaña de trabajadores y pequeños productores y las autoridades de nuestro departamento siguen de brazos cruzados. Acá para salir de la pobreza, no es ir al achique por parte de ALUR, sino plantar más caña. Y para plantar más caña se necesita fuerza política. Lamentablemente cada uno está haciendo la plancha. Los que pagan los platos rotos son los trabajadores».
EL SUBSIDIO A LA CAÑA
Dijo: «Bella Unión desde el año 45 viene plantando caña y siempre fue un cultivo subsidiado. Hoy se le dice que no más al subsidio mientras se gastan millonadas de dólares en otras cosas. La caña de azúcar da laburo a la gente. Van a terminar los contratos de ANCAP con ALUR porque tienen que cerrar los números, y quedaran 5.000 hectáreas y con eso se deberán cerrar los números».