La bella de los animales por doquier

Que Bella Unión parece un establo, de eso no hay dudas. Los animales domésticos abundan por doquier. Vamos por parte. Comenzamos con los caballos. Día y noche los equinos, propiedad de ladrilleros y de otros vecinos de la zona cruzan Ruta 3 como sin nada de una banquina a la otra. Esto ocurre desde frente a los barrios Las Piedras y Las Láminas hasta Pueblo Cuareim. Son unos 2.000 metros (2 km.) donde ir conduciendo un vehículo un tanto distraído y pensando en algún tema que le preocupa, de repente, la sorpresa encima de la ruta, un caballo que se lanza cansinamente a atravesar la carretera nacional.-Si en cambio, decidís tomar unos mates, distenderte observando la costa, el majestoso Río Uruguay, y el puerto vecino de Monte Caseros, también hay determinados contratiempos. Por el Parque costero General Rivera por la mañana y tarde, vacas lecheras, mas de 10, van y vienen por todo el parque. Si piensas en estar un rato tranquilo, al parque no vayas, porque en determinado momento se “estaciona” a tu lado una vaca pastando y otra allí y otra mas allá, y quedas rodeado con la familia. Hay que tener en cuenta que al parque van papis con sus hijos pequeños para andar en sus bicicletas o patear una pelota, y hay que convivir con lecheras. Pero no solo lecheras sino que además se observa una jauría de perros que salen de la planta potabilizadora allí existente. Que abundan los animales domésticos, de eso no hay dudas. Es indudable que todo tiene un límite, pero resulta que ese límite en Bella Unión no se respeta. Está bien que el caballo ayuda a su propietario a “pisar” el barro para hacer luego el ladrillo y permitir al hombre ganarse unos pesos, pero que su animal ocasione un siniestro, ya supera todo límite de convivencia. Si tenéis  vacas   para vender la leche, está todo bien, lo que no está bien es que quienes van a un lugar público como el Parque General   Rivera tengan que dividir el espacio con estos animales. EI límite del propietario de las vacas sobrepasa y afecta el espacio de otros vecinos que se ven afectados. EI día que se entienda que donde termina “tu” límite, comienza el “mío”, ese día la convivencia será mas cordial y amena. Mientras ello no cambie, seguiremos pareciéndonos a un establo.