La caña de azúcar en Bella Unión

Hablar de Bella Unión es hablar del noble cultivo de la caña de azúcar. Hoy. mayo de 2017, una vez más a nivel país, la caña de azúcar está en todos los medios de comunicación debido a la situación que se conoció por estas horas y se debe a determinados aportes que recibían los «peludos» desde hace 10 años pero sin los aportes respectivos al BPS. El cultivo desde febrero de 2006 está en manos de la empresa ALUR. Desde esta corresponsalía para recordar un pasado de ingenios azucareros en Bella Unión. Los forjadores, los pioneros de este cultivo en la zona son, el Ing. Alfredo Mones Quintela y Lirio Moraes.
En julio de 1941, en un área de 103 hectáreas, se iniciaban los cultivos de caña de azúcar.
La superficie era adquirida por Mones Quintela y se ubicaba en zona de Itacumbú. Un comienzo de sacrificio total ya que tan solo contaba con un tractor.
En 1942 se crea la Compañía Azucarera Artigas S.A. (CAASA) con solo cinco socios productores como miembros. A impulso de la Ley Azucarera del 12 de junio de 1950, en 1951 se pone en funcionamiento con capitales nacionales y extranjeros, el Ingenio « Itacumbú», que pertenecía a la Compañía Agrícola e Industrial del Norte S.A. (CAINSA). El primer productor independiente que derivó caña de azúcar a este ingenio fue Raúl Perroni. En 1957 trabajaban en CAINSA, 236 empleados más los cortadores de la cosecha, dando un total de 500 personas. En 1952 CAASA decidió abandonar el cultivo de sus tierras, siendo adquiridas por un grupo de colonos los cuales crearon la Cooperativa Agropecuaria Limitada de Cañeros Santa Rosa. El 29 de diciembre de 1959 se aprueban los estatutos de la Asociación de Plantadores de Caña de Azúcar del Norte Uruguayo (APCANU), siendo su primer presidente, Américo Hackembruch. En 1960 cierra de forma definitiva la fabrica CAASA. Ese mismo año (noviembre) se crea la Cooperativa Agropecuaria Limitada de Producción e Industrialización de la Caña de Azúcar (CALPICA). era imperiosa la necesidad de aumentar la capacidad industrial dado el desborde de CALPICA. El 27 de febrero de 1964 con la presencia de productores, comerciantes, estudiantes y vecinos, nace el movimiento El Norte Uruguayo en Marcha. con el objetivo de promover un nuevo ingenio. El 9 de octubre de 1966 se coloca la piedra fundamental del futuro ingenio que llevaría el nombre del Ing. Mones Quintela. En diciembre de 1967 dan inicio los trabajos de construcción de la nueva fábrica. La primera molienda en el flamante ingenio, la recordada CALNU fue en el año 1970, siendo Mones Quintela el primer presidente.
De inmediato cerraron los ingenios de CAINSA y CALPICA. Fueron 36 años de permanencia de CALNU. En febrero de 2006 el inicio de la empresa sucroalcoholera ALUR, la que lleva en su haber ya 10 moliendas y se apresta por estos días a comenzar su zafra Nº 11.