La creciente y la laguna de decantación

La red de saneamiento de OSE, de Bella Unión destina sus «aguas» a una laguna de decantación ubicada en un campo ubicado del otro lado de calle Casimiro Soto, cercanías de la cañada Santa Rosa y de calle continuación Mones Quintela.
Pues bien, hoy es una «cosa sola». La creciente del Río Uruguay con sus aguas se están mezclando con el «pichí» y las materias fecales de los hogares cañeros ya que la inundación alcanzó la laguna de la OSE.
Ver a niños de las cercanías jugar en esas aguas es realmente desesperante y máxime de que no exista un alerta por parte de las autoridades del Comité de Emergencia local.
No hay que olvidar que en los primeros años de la década del 2000 Bella Unión sufrió una epidemia de hepatitis llevando a suspender hasta las misas en la Parroquia Santa Rosa. Amerita que OSE encare alguna obra de envergadura, elevando esta laguna, para que cuando existan crecientes como esta, las «aguas» de los baños de las casas de la ciudad no tomen contacto con el Río como está aconteciendo.