La «Maldición» de las fuentes de agua en Bella Unión y las dos fuentes públicas que se hicieron y nunca funcionaron

Todo indica que hay un poder sobrenatural sobre las fuentes de agua que se construyen en Bella Unión para que no funcionen. «Yo no creo en brujas, pero que las hay, las hay», dijo hace un tiempo un estimado lector de EL PUEBLO y ante hechos que ocurren, todo hace pensar que sí «las hay». Quién no recuerda en el gobierno del colorado Signorelli, la construcción de la peatonal en la cuadra frente a la parroquia Santa Rosa. Frente al Templo Católico y en el medio de la peatonal se construyó una fuente de agua.
Resulta que nunca se logró hacer funcionar el motor ubicado en un pequeño habitáculo contra la superficie. Técnicos entendidos en la materia pasaron horas primero y días después trabajando en la fuente y nunca lograron hacer funcionar el motor y que el agua circulara como lo hace en toda fuente.
La fuente siguió en pie, pero sin cumplir su función, hasta que un día, en gobiernos posteriores se determinó que ya la peatonal no tenía más sentido y «voló» la fuente. Hoy volvieron a circular vehículos y se creó una zona de estacionamiento. En el recuerdo quedó aquella fuente que nunca nadie logró hacerla funcionar.
Más cercano en el tiempo, pleno gobierno frenteamplista, la intendente Patricia Ayala se propuso reformar toda la plaza 25 de Agosto. Dentro de las reformas estaba la creación de una fuente luminosa con un puente, detrás del monumento al prócer Gral. José Artigas. La fuente se construyó, el puente también, pero lo que nunca se ha logrado es ver funcionar la fuente luminosa.
Los chorros de agua han brillado por su ausencia, porque el motor para extraer el agua no se lo ha podido hacer funcionar como debería ser.
Un sector de la plaza que carece de vida totalmente. Es como si en un cantero de la plaza brillaran por su ausencia las flores y plantas. Que hay algo, no tengo dudas que sí. Quizás la tercera sea la vencida. Por ahora los bellaunionenses vemos pasar el tiempo añorando tener en la ciudad una fuente de agua.
EL ALCALDE LUIS LÓPEZ Y LA FUENTE DE LA PLAZA
Este corresponsal consultó al alcalde Luis López sobre la fuente y del porqué no se la puede hacer funcionar y el jerarca nos dijo: «El año pasado pretendimos hacer funcionar la fuente pero tiene un problema mecánico. Tenemos que tener una bomba mucho más grande para extraer el agua. El mecanismo de funcionamiento es cuando toda la fuente está completa de agua y la bomba tiene la potencia necesaria. Aún no hemos logrado solucionar esto».
¿NO SE PREVIÓ?
Una fuente y un puente que tuvieron un costo elevado, sin embargo, la fuente no funciona porque no se puede comprar una motobomba. Solo en la Bella Unión ocurren estas cosas. Obras que quedan por la mitad. Obras inconclusas. Obras que están pero no cumplen un cometido, la función que deberían cumplir.
LOS BAÑOS DE LA PLAZA Y LA MATERIA FECAL
Pero no solo la fuente de la plaza que no funciona, sino que también los baños tienen sus «dramas». Cuando llueve algunas litros de agua, que no precisa que sean 80 ni 100 milímetros, los baños se inundan de orín y materia fecal. Sobre estos «tétricos» baños subterráneos, el alcalde López nos dijo: «El saneamiento de los baños de la plaza, vuelta y media se tranca. Llueve 50 milímetros (equivale a 50 litros de agua por cada metro cuadrado) y se trancan los baños. Es un problema de saneamiento de los baños».
EL GRAN ERROR DE
CÁLCULO DE LOS
BAÑOS SUBTERRÁNEOS
Profesionales en la materia dotaron a la plaza de baños subterráneos. Claro, fallaron en los cálculos con relación a la profundidad del saneamiento que pasa en la zona de la plaza y donde en definitiva se enganchó el saneamiento de los baños de la plaza. Caen algunas gotas y y los baños se inundan. Si los baños se hubieran construido sobre la superficie de la plaza, el drama de «inundarse» se hubiera evitado.