Leonor Gómez y la difícil situación familiar tras quedar sin trabajo en Greenfrozen por cierre de la empresa

Para algunos que viven sin apremios en Bella Unión, como que la situación «está muy». Para un sector importante de la población, el drama que viven día a día no es el mejor. Leonor Gómez, desde 1993 trabajaba en la planta de congelado de Greenfrozen Calagua. Desde hace dos años la empresa cerró y ella como tantas y tantas otras mujeres quedaron en la calle. Leonor se contactó con este corresponsal para hacer saber de la difícil situación que enfrenta con su familia. Comenzó expresando: «Es imposible callar, no manifestar lo que nos toca vivir. Por eso he decidido hablar. Yo empecé a trabajar en la planta de Greenfrozen el 4 de agosto de 1994. Primero trabajé en la parte de proceso y luego en la parte de congelado. Durante muchos años fue en la parte del congelado, fue el mayor periodo ya que me destaqué en la parte del envasado. Estuve trabajando hasta el 7 de noviembre de 2014, es decir que ya hizo dos años que la empresa cerró y quedamos sin trabajo».
LA DIFÍCIL SITUACIÓN FAMILIAR
Agregó: «Tengo dos hijos y una nieta de dos años. Mi hija ya es mayor, pero mi hijo que tiene 17 años nació cuando yo trabajaba en Greenfrozen. Percibíamos un salario digno para la zona y eso daba para ayudar en el ingreso familiar. Para las mujeres el trabajar en Green era una tranquilidad ya que nos permitía ayudar con nuestros ingresos a nuestros hogares. En muchos de los hogares, el hombre corta caña de azúcar en la zafra y se arreglaba algo la casa y en verano cuando no había actividad de la caña sobrevivíamos ya que nosotros las mujeres teníamos nuestro sueldo en Green para ayudar hasta que volviera la zafa azucarera. El 80 por ciento de la mano de obra en Green era mano de obra femenina. Un día el empresario dijo que la empresa no iba más. Nos mandaron al seguro, primero fueron cuatro meses, después vinieron nuestras luchas y hubo prórrogas del seguro, y llegamos a este fin de año ya sin más seguro. Ya no nos dan más seguro de desempleo. El seguro era poco pero por lo menos con él pagaba la luz y el agua».
GANAS DE TRABAJAR
Leonor no quiere que le regalen nada. Al contrario, pide trabajo. «Yo lo que quiero es que el gobierno me dé trabajo. Siempre trabajé. Antes de entrar en Green yo había trabajado cuatro años en chacra. Hace 27 años que vivo en Bella Unión y trabajé 24 años en chacra y en Green. Durante cuatro años trabajé en la chacra de Carlos Sosa, era la época de la frutilla, la chaucha, el brócoli y también tenía viñedos. Salí de la chacra para trabajar en Green ya que no es lo mismo trabajar en el campo que en una planta industrial. Yo no pido seguro, yo al gobierno le pido trabajo. Yo siempre trabajé».
LA DEPRESIÓN
La interna familiar, esa que solo conoce cada familia. La falta de dinero, la falta de trabajo deprime hasta el ser más fuerte. «A mis hijos lo que les di fue trabajando. Hoy me duele ver tristes a mis hijos. Esto no pasa solo en mi familia sino que sucede en la casa de todas las mujeres que como yo quedaron sin trabajo en Green. Estamos decayendo todas las compañeras, cada vez estamos más deprimidas. Hoy me duele ver el sufrimiento de mis hijos. Muchas veces me han visto en mi cuarto llorando».
LA FALTA DE APOYO
Arreglártelas como puedas, es el pensamiento que impera hoy en Bella Unión. Lejos ha quedado la década del 90 con un pueblo movilizado luchando por CALNU y sus empresas asociadas CALVINOR, CALAGUA Y GREENFROZEN. Hoy es el «sálvese quien pueda». Las empresas cerraron y a otra cosa. Leonor nos dijo: «Yo no sé qué le pasa a la gente de Bella Unión pero la verdad que están desanimados, gastados. La gente de Bella Unión ya no cree más en nada. Acá salimos todos juntos o no salimos de esta situación. Bella Unión tiene que volver a manifestarse, reclamar. Como mujer, con dignidad debemos reclamar, pedir trabajo. Hoy parece que es malo salir a pedir o reclamar. ¿Y cómo antes salían? En gobiernos blancos y colorados la gente salia a las calles a manifestarse, pero hoy como que hay miedo, hay temor en salir a reclamar por trabajo. Si hoy el gobierno nacional fuera blanco o colorado, se estaría tan quieto como se está?