Los blancos preocupados por la situación de la ciudad

Dirigentes de la Seccional Nacionalista de Bella Unión así como concejales que actúan con bancas en el municipio local coinciden que la ciudad tocó fondo en materia urbanística.
Aguas servidas, calles llenas de pozos, pastizales en veredas y predios baldíos, restos de autos estacionados en la vía pública afeando aún más el panorama, basurales, falta de saneamento en el centro, en fin.
El concejal Jorge Neireitter nos dijo que había propuesto en el seno del consejo el declarar a la ciudad en estado de «calamidad». Por su parte el dirigente de la Seccional blanca Ovidio Silva es participe de que el Municipio y la Junta Departamental de Artigas declaren a Bella Unión en «Situación de Crisis».