Los cortadores y el futuro

La reducción del área cañera tiene como consecuencia la reducción de la mano de obra. Productores señalan que la zafra 2018 tendrá una duración de unos cuatro meses. Ello se debe a la superficie a cosechar. En este contexto de tener menos hectáreas con caña, el triste efecto de requerimiento de menos cortadores. Una zafra de corta duración y sin trabajo para todos los “peludos”. Un panorama que no es el mejor. En los últimos tres años la reducción de hectáreas con el sacarígeno es tema de preocupación del sindicato de los asalariados. Este jueves se reunieron los cortadores agrupados en la UTTA, en su local sindical de barrio Las Piedras, donde analizaron la situación. Hoy por hoy, es la única opción zafral de importancia, que tiene Bella Unión. Si para los cortadores de experiencia, muchos tendrán inconvenientes para encontrar una changa en alguna chacra, feo panorama para un joven que quiere ganarse un pesos cortando caña por primera vez. El monocultivo no brinda posibilidades a nuevas generaciones. Los grupos de cosecha no absorben la totalidad de los asalariados rurales que se ofrecen para trabajar.
TRABAJO RUDO MAL REMUNERADO
De las changas zafrales, el cortar caña de azúcar, por lejos es de las más sacrificadas.
Tarea que requiere un desgaste físico importante. Por un lado el estar horas y horas doblado, perjudicando la columna vertebral, y por otro el trasladar la caña al hombro en un terreno muchas veces con barro. En ese contexto de trabajo rudo si los hay, se puede pensar que el cortador percibe un buen salario. Ello no es así. De los involucrados en el tema azucarero, es por lejos el de menos salario, cuando en realidad debería percibir un buen ingreso.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...