Maquinaria pesada derrumbó construcciones en zonas inundables

Algo similar había acontecido en 1995, siendo intendente el Dr. Juan y en Bella Unión gobernando la Junta Autónoma presidida por el edil Ovidio Silva. En Barrio Sur se entregaban las primeras viviendas para inundados, gran porcentaje de familias residentes en barrio Cururú. De ello pasaron muchos años. Luego hubo entrega de decenas y decenas de más viviendas para inundados en años posteriores.
En 1995 se tiraron abajo en zona inundable de barrio Cururú, decenas de fincas, la mayoría siendo precarias construcciones.
Tiempo después volvían las precarias construcciones en la costa.
Ayer jueves para revivir lo del 95. El barrio siendo el mismo. Los funcionarios municipales, la maquinaria y los gobernantes siendo otros, pero la misma historia ; demolición de precarias construcciones.
En esta oportunidad las familias no recibirán viviendas en barrio Sur como las anteriores, sino que recibirán en días más sus nuevas viviendas en Barrio MEVIR, contiguo a barrio Las Piedras. Parece ser que de aquí en más, no se dejará levantar ninguna finca en zona donde en su momento se trazó la famosa «línea de servidumbre», ante los recordados reclamos a Salto Grande, tras aquella terrible inundación de 1983, cuando el río Uruguay alcanzó en el puerto local la espeluznante marca de 10,19 metros.