Momento difícil en lo social-económico

Quien quiera  esconder una realidad que hoy que golpea a Bella Unión, está haciendo «la del avestruz «. Parte de la sociedad cañera está viviendo un difícil momento laboral -económico. A la situación de cierre de a empresa de vinos Calvinor se suma ahora el despido en masa de 150 obreros de planta y campo de las empresas Greenfrozen  y frutos o el Norte  con ocupación de la empresa por parte de tos trabajaclores. Por otro lado no escapa  la situación de pocas ventas que están teniendo desde hace ya un tiempo las tiendas Free Shop en la ciudad, las cuales bien se sabe que dan empleo a decenas y decenas de vecinos de nuestra sociedad. Se habla de envíos al seguro de paro ante esta merma de turistas brasileños y argentinos que ya ni por asomo vengan  en números similares a los que arribaban a la zona como sucedía el año pasado. Basta recorrer Avenida Artigas para ver locales comerciales vacíos; los cuales hasta el año pasado albergaban comercios que giraban en diferentes rubros. Las ventas al ir disminuyendo llevaron al cierre del local ya que quien había apostado comercialmente, los números terminaron no cerrando.
El dirigente frenteamplista Robert  dos Santos días pasados en facebook denunciaba una situación que observé en calles céntricas y fue la de ver personas hurgando en contenedores buscando comida. Ya vivió Bella Unión épocas difíciles donde ante la falta de fuentes laborales, a muchísimas familias se les cortaba el agua y la luz ya que no podía afrontar el pago de estos servicios. Menos que menos poder tener un teléfono fijo para acceder a internet o contar con servicio de cable visión. Hay muchas familias hoy que ya comienzan  a tener dificultades económicas y ello es preocupante.
Nadie quiere volver a épocas pasadas. La zona supo de miserias de todo tipo. No hay que dejar que la gota rebase el vaso.

Quien quiera  esconder una realidad que hoy que golpea a Bella Unión, está haciendo «la del avestruz «. Parte de la sociedad cañera está viviendo un difícil momento laboral -económico. A la situación de cierre de a empresa de vinos Calvinor se suma ahora el despido en masa de 150 obreros de planta y campo de las empresas Greenfrozen  y frutos o el Norte  con ocupación de la empresa por parte de tos trabajaclores. Por otro lado no escapa  la situación de pocas ventas que están teniendo desde hace ya un tiempo las tiendas Free Shop en la ciudad, las cuales bien se sabe que dan empleo a decenas y decenas de vecinos de nuestra sociedad. Se habla de envíos al seguro de paro ante esta merma de turistas brasileños y argentinos que ya ni por asomo vengan  en números similares a los que arribaban a la zona como sucedía el año pasado. Basta recorrer Avenida Artigas para ver locales comerciales vacíos; los cuales hasta el año pasado albergaban comercios que giraban en diferentes rubros. Las ventas al ir disminuyendo llevaron al cierre del local ya que quien había apostado comercialmente, los números terminaron no cerrando.

El dirigente frenteamplista Robert  dos Santos días pasados en facebook denunciaba una situación que observé en calles céntricas y fue la de ver personas hurgando en contenedores buscando comida. Ya vivió Bella Unión épocas difíciles donde ante la falta de fuentes laborales, a muchísimas familias se les cortaba el agua y la luz ya que no podía afrontar el pago de estos servicios. Menos que menos poder tener un teléfono fijo para acceder a internet o contar con servicio de cable visión. Hay muchas familias hoy que ya comienzan  a tener dificultades económicas y ello es preocupante.

Nadie quiere volver a épocas pasadas. La zona supo de miserias de todo tipo. No hay que dejar que la gota rebase el vaso.